Cartagena


Harán cacerolazo por falta de internet en Villas de Aranjuez

Los estudiantes y trabajadores saldrán a la vía principal vestidos con uniforme para protestar porque no cuentan con el servicio en estos tiempos de pandemia y de clases virtuales.

Desde que arrancó el 2020, los habitantes de barrios como Colombiatón, Villas de Aranjuez, Flor del Campo, Bicentenario, entre otros de esta zona, se frustraron porque el servicio de internet subsidiado que habían tenido durante los últimos siete años, les fue cancelado al llegar a su fin el contrato que tenía la empresa TotalPlay con el Estado.

Desde entonces las comunidades quedaron sin este servicio y los estudiantes no han podido ver sus clases virtuales con normalidad y muchos padres de familia no cuentan con los recursos para pagarles planes de datos.

De igual forma, las personas que hacen teletrabajo tampoco han desarrollado a cabalidad sus funciones por la ausencia de un internet fijo.

(Lea: Estos son los barrios que están sin internet desde el año pasado).

Es por eso que para este miércoles 15 de julio, los habitantes de Villas de Aranjuez realizarán una manifestación simbólica con el fin de llamar la atención de las autoridades.

Todos apoyarán

“Todos los residentes nos vamos a ubicar en la carretera principal de Villas de Aranjuez para hacer un cacerolazo. Estaremos desde las 8 de la mañana. La idea es que la Alcaldía, el Gobierno Nacional y las empresas prestadoras del servicio vean la necesidad que tenemos y tomen cartas en el asunto. No es justo que nuestros hijos se vean perjudicados en estos tiempos por falta de internet, necesitamos que nos garanticen la cobertura. No estamos pidiendo nada regalado, ni siquiera el subsidio de antes, nosotros podemos pagar, pero ningún operador quiere meter sus redes en estos sectores”, lamentó Clara Campo, presidenta del sector Caribe de Villas de Aranjuez.

Los denunciantes contaron que al parecer, los otros operadores no han querido entrar a la zona porque aún Totalplay no se ha llevado sus redes y supuestamente existen cláusulas de privacidad que dificultan un nuevo proceso.

Mientras tanto, decenas de niños, jóvenes y adultos ven reprimidos sus estudios y trabajos por ausencia de este servicio que en estos tiempos de pandemia se ha convertido en uno de los más esenciales.

  NOTICIAS RECOMENDADAS