Cartagena


¡Indignante! Atracan y acuchillan a embarazada en Loma Fresca

Los delincuentes también agredieron sexualmente a una vecina que acompañaba a la embarazada. Vecinos y líderes de Loma Fresca piden acciones a las autoridades.

Lo que pasó a principios de la semana antepasada en una de las calles empinadas de Loma Fresca, un barrio enmontado en las faldas de La Popa, fue la copa que rebosó el vaso tras los constantes hechos de inseguridad. Hay indignación entre los miembros de esa comunidad ante el ataque infame contra una embarazada y otra habitante del sector, quienes fueron víctimas de atracadores que residen en esa misma zona. (Lea: ¿Venganza? Dos muertos y un herido dejó riña en Loma Fresca)

Vecinos cuentan que Natalia Álvarez, de 27 años, empezó a sufrir dolores de parto, cerca de la medianoche del lunes antepasado. Estaba sola en medio de esa situación compleja y una vecina, de 44 años, acudió a su llamado de auxilio y la ayudó. La embarazada tomó el bolso que tenía preparado para el nacimiento de su bebé y salió de su casa con la vecina, solo con algo de dinero para el taxi debido a la complicada situación económica.

Natalia se retorcía por los dolores, mientras su vecina la ayudaba y trataba de calmarla. Bajaban por la calle principal de Loma Fresca cuando fueron interceptadas por cuatro sujetos, en medio de un sector oscuro. Los sujetos cercaron a las dos mujeres. A la embarazada le arrebataron el bolso y le regaron lo que llevaba para buscar elementos de valor. Le quitaron el celular y la plata que llevaba para el taxi. (También le puede interesar: Matan a joven en una riña en Loma Fresca)

Reciba noticias de El Universal desde Google News

“A la vecina que la acompañaba la sujetaron por los brazos durísimo para que no huyera y le pusieron un cuchillo en el cuello; también le quitaron el celular. A ella la agredieron sexualmente, pues le tocaron los senos, supuestamente para ver si tenía escondido dinero y también le tocaron las partes de abajo; le jalaron la licra para ver, supuestamente, si en la ropa interior tenía guardada plata. La tocaron por todas partes”, contó un habitante del sector. No contento con ello, uno de los sujetos le dio un cuchillada en la barriga a la embarazada y luego huyó con sus cómplices.

Agredidas y asustadas, las mujeres regresaron a sus casas como pudieron. Un vecino auxilió a Natalia Álvarez, que seguía gritando por los dolores de parto y la conmoción. La acompañó a tomar un taxi y la llevó a una clínica, en la que solo media hora después dio a luz a su niño.

Habitantes de la zona cuentan que, por fortuna, el bebé nació en buenas condiciones y no lo afectó el ataque que sufrió su progenitora. Sin embargo, Natalia tuvo un desgarre en el útero y debió ser intervenida quirúrgicamente, por lo que fue hospitalizada.

Las denuncias por este hecho ya fueron presentadas ante la Fiscalía Seccional Bolívar y se esperan los resultados de las indagaciones.

Problema de todos los días

Vecinos de la zona dicen que el caso de Natalia y su acompañante es uno de los tantos que ocurren a diario en la zona, por lo que piden al Distrito que realice una intervención especial en el sector junto a los miembros de la Policía Metropolitana.

Orlando Zurita Pacheco, líder comunal, confirmó que la comunidad está sufriendo con los distintos hechos de inseguridad. “Tenemos muchos problemas en nuestra comunidad, pero ahora nos está afectando más que todo la inseguridad. Las personas no se sienten tranquilas cuando salen de sus casas o vienen del trabajo. La Policía patrulla, pero no es suficiente y necesitamos más apoyo. Este es un problema que no se soluciona con una ronda. Ya hubo casos donde personas que nos están afectando fueron aprehendidas, pero los capturan y a los cinco días ya están afuera, en la calle. Este problema es más estructural, del mismo sistema de justicia, de los jueces, por eso hay que reestructurarlo para que estas personas no sigan afectando a las comunidades”, contó el líder.

“La Policía patrulla, pero no es suficiente ese trabajo y necesitamos más apoyo. Este es un problema que no se soluciona con una ronda de policías”.

Orlando Zurita Pacheco, líder.

Ante los actos delictivos, habitantes de la zona temen que ocurra una tragedia, sobre todo teniendo en cuenta que en la vía principal, donde han ocurrido varios atracos a mano armada, está la sede de Loma Fresca del colegio Ana María Vélez de Trujillo, por lo que hay muchos niños que transitan por el lugar y podrían quedar en medio de uno de esos hechos y resultar heridos.

“Los niños quedan en medio de atracos y por fortuna ninguno ha salido herido. Las peleas de pandillas han disminuido, pero ahora algunos de esos jóvenes se han puesto a atracar”, contó Zurita.

Y concluyó: “Sentimos que hay un abandono por parte de la administración con Loma Fresca. Respecto al plan de superación de la pobreza, tenemos que decir que estamos en uno de los cuatro barrios que iban a ser intervenidos con dicho plan, pero no ha habido obras ni inversión. Nuestro alcalde menor trabaja desde la gerencia comunera número tres y los anuncios dicen que se gastaron $20 mil millones en capacitaciones y a los barrios no les han hecho ninguna intervención. Sentimos que con eso están vulnerando nuestras comunidades. ¿Por qué no invierten esos recursos para atender nuestras problemáticas?”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS