Cartagena


La Maternidad lucha por mejorar salud financiera en tiempos de pandemia

Julio César Luna, gerente encargado de la entidad, entrega un balance de estos seis meses de trabajo en medio del COVID-19. Aclara cómo está la situación financiera.

LIA MIRANDA BATISTA

29 de septiembre de 2020 12:58 PM

La pandemia por el COVID-19 puso a prueba los sistemas de salud de países en todo el mundo. La situación fue todavía más compleja para hospitales y clínicas que luchan históricamente por mantener a flote su salud financiera.

La ESE Clínica Maternidad Rafael Calvo, por ejemplo, es una institución que sigue ofreciendo sus servicios a la población cartagenera y migrante en medio de la pandemia a la espera de que las Entidades Promotoras de Salud (EPS) se pongan al día con sus deudas.

El pasado 10 de septiembre, los trabajadores de la clínica denunciaron que les han incumplido con el pago de salarios en medio de la actual crisis sanitaria y solicitaron al Gobierno Nacional resolver el problema financiero de fondo que presenta la entidad. Lea: Empleados de la Maternidad preocupados por el atraso de pagos

En entrevista con El Universal, el gerente encargado de la Maternidad, Julio César Luna, sostiene que los esfuerzos están orientados a mejorar la salud financiera de este centro asistencial. Destaca que aun en medio de la pandemia la Maternidad ha sorteado las dificultades económicas por falta de recaudo.

“Tenemos que destacar que, en todo este proceso de pandemia, la Maternidad fue la única clínica en todo el departamento de Bolívar que mantuvo a todo su personal. Tanto de planta como contratista y con los salarios al día. Estamos en un proceso de recaudo entendiendo que somos una empresa social del estado con una autonomía financiera técnica y administrativa que vivimos de la venta de servicios”.

Frente a las deudas actuales, Luna señaló “el mayor comprador de servicios en estos momentos de la Clínica Maternidad Rafael Calvo es el Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) que a la fecha nos adeuda un valor aproximado de 12 mil millones de pesos incluido vigencia corriente y anteriores”.

El gerente sostiene que en conversaciones con la directora Johana Bueno le manifestó la situación y se espera prioridad por parte del Distrito.

Sobre las quejas de los trabajadores por el no pago de la seguridad social, Luna aclaró que orientó el pago hacia otros prestadores de servicios con el objeto de realizar una distribución equitativa de los recursos.

“Para la operación de una clínica además del talento humano, se necesita también el mantenimiento de una estructura física como el personal de apoyo (aseo, vigilancia mantenimiento) y personal de laboratorio, patología, esterilización, impuestos, servicios públicos y el tema de la dotación y proveedores. En este ejercicio se conjuga un 100 por ciento del funcionamiento de la clínica”.

Añadió que en estos momentos de emergencia sanitaria “la única clínica que se mantiene al día sus trabajadores es la Maternidad Rafael Calvo. Para el mes de agosto solo se llegó a un recaudo por giro directo de 583 millones de pesos. Creímos prudente que las personas de aseo, de vigilancia, que ellos llaman terceros, son servicios esenciales para la entidad”.

El gerente anunció que ya están en trámite las gestiones de cobro respectivas. “Me reuní con el comité sindical y expliqué que no fue una decisión arbitraria. Estamos haciendo gestión de cobro con el Dadis. (...) En este momento de pandemia pese a que la producción de la clínica se disminuyó entre un 40 y 50 por ciento mantenemos nuestra planta contratada”.

La Maternidad trabaja además en un programa de saneamiento fiscal y financiero que está a la espera de su aprobación para solucionar el tema de esos pasivos laborales.

Entre el Dadis y la EPS Comfamiliar le adeudan a la Maternidad cerca de 20 mil millones de pesos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS