Cartagena


Nuevo POT de Cartagena generaría inseguridad jurídica: sector construcción

Paola Rojas, gerente regional (e) de Camacol, Bolívar, se refirió a los reparos que tiene el sector construcción al Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Hace un par de semanas, María Claudia Peñas, gerente de Andi Bolívar, le entregó a la Secretaría de Planeación Distrital una serie de observaciones al Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que se viene construyendo en la administración de William Dau. Peñas le pidió a la Alcaldía hacer ajustes en el Componente General, Urbano y Rural. La dirigente gremial aseguró que los tiempos no dan y el documento del POT que se presenta necesita robustecerse. Lea: “El nuevo POT debe ser aprobado por el próximo gobierno”: Diálogo Social

No obstante, la preocupación sobre la formulación del nuevo POT, a pesar de las explicaciones que viene adelantando el Distrito, aún no convence del todo. El Universal dialogó con Paola Andrea Rojas, gerente regional (e) de Camacol Bolívar, quien entregó algunas observaciones sobre este. También le puede interesar: “No hubo copia y pegue del POT”: Secretaría de Planeación del Distrito

¿Qué observaciones tienen sobre el POT que se plantea?

Fuimos los primeros en solicitar una actualización y modernización del Plan de Ordenamiento Territorial (en adelante POT) actual. Como actores fundamentales en el proceso de desarrollo y urbanización de la ciudad, hemos sido víctimas de la inseguridad jurídica que las normas actuales están generando a día de hoy, debido, naturalmente, a que tenemos normas de construcción de hace más de 30 años, las cuales no están acorde a los métodos y técnicas constructivas modernas.

Pero, ¿no le gusta esta propuesta para un nuevo POT?

Sí, pero con el proceso de formularlo, ponerlo sobre la mesa; sin embargo, este proceso actual ha sido llevado de espalda a los gremios de la producción en general (industriales, comerciantes, constructores, incluso la academia), y en contravía de los postulados constitucionales que determinan que este debe ser fruto de la concertación ciudadana y no de la imposición de un secretario; incluso, considero que el alcalde no tiene claro que este no ha sido concertado correctamente.

¿No cree que sea grave tal afirmación para la ciudad?

Sí. Durante todo el proceso, la dinámica de participación que utilizó la Secretaría de Planeación fue evadir el proceso de concertación ciudadana, confundiéndolo con la presentación en reuniones, talleres y mesas. Allí solo se daba la presentación de diapositivas que representaban lo que ellos denominaron modelo de ocupación, sin ninguna reglamentación urbanística específica y, sobre todo, con decisiones sobre el territorio sin ninguna estrategia económica y social.

A parte de esta posible falta de concertación, ¿qué piensa del modelo de ocupación propuesto?

Importante decir que Planeación, de un plumazo, borra el actual, pues al derogar íntegramente el decreto 0977 de 2001, que es el POT actual, desaparece dicho modelo. Ahora bien, visto lo que plantean actualmente percibimos una propuesta sin estrategia económica ni social, pues no comprendemos, ni han dado explicaciones serias, cómo se cambia el suelo de expansión (con usos y actividades industriales) a suelo suburbano (mezcla de usos urbanos y del campo). Esto implica restarle suelo de ocupación a las nuevas empresas, además de restar suelo suburbano convirtiéndolo en rural, a sabiendas por todos que, tal como lo certifica la Umata en Cartagena, no se cultiva a gran escala, ni se exporta un solo producto agrario, y ni que decir del tema pecuario, pues no existen grandes haciendas ganaderas, por lo que tampoco se exportan ganados. Se denota un desconocimiento del rol de Cartagena como ciudad receptora temporal de otras regiones, por la ubicación de su puerto.

Lo que expongo demuestra las debilidades del diagnóstico del POT, pues no atienden la realidad de la ciudad. Esto es un punto claro que reafirma las graves faltas de concertación de este documento.

¿Qué concepto tienen de las normas urbanísticas propuesta por el nuevo POT?

Como indiqué, si el modelo de ocupación no responde a la realidad económica y social de la ciudad, puedo asegurar claramente que lo que se está construyendo no es un POT, sino un acuerdo de facultades en materia de reglamentaciones urbanística, puesto que, casi todas las normas quedarán para que el secretario o el alcalde las reglamenten después. Es decir, que no se está haciendo el trabajo de hacer un POT para que el Concejo lo apruebe, sino para que este faculte al alcalde para hacerlas luego, situación que nos pone en completa inseguridad jurídica en el futuro, ya que quedaremos al criterio del alcalde o secretario de turno, generando además riesgos grandes de corrupción urbanística.

¿Usted cree que los constructores y la ciudadanía tendrán que esperar para tener normas urbanísticas nuevas después de aprobar el POT?

Sí. Y eso lo confirmó hace una semana el secretario de Planeación y su asesora del POT en la Cámara de Comercio, en respuesta a un interrogante parecido. Ellos proyectaron más o menos un año de plazo para hacer las reglamentaciones y que se puedan expedir licencias urbanísticas con normas nuevas, lo que generará incertidumbre y parálisis del sector durante ese tiempo.

Finalmente, ¿qué mensaje le pueden enviar al alcalde sobre esta situación?

Que recuerde que la ciudad se construye con sus actores y no desde un escritorio. Siempre respaldamos a la administración desde sus inicios, por supuesto también haciéndoles ver sus errores, pero en este tema la Secretaría de Planeación ha actuado de espalda a la realidad económica de la ciudad y la región, y creo que de espalda al mismo alcalde; por tanto, es tiempo de parar y evaluar lo que se está haciendo mal para corregirlo, sobre todo en el diagnóstico que permitirá evitar estas vergüenzas de copia y pega de normas de otras ciudades que nada tienen que ver con realidad de nuestra ciudad.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS