Cartagena


Si hizo la reserva en Playa Azul, debe confirmar el correo

Varias personas han denunciado que al hacer la reserva y escoger su módulo, al llegar a Playa Azul les asignan otro módulo. Les explicamos por qué.

WENDY CHIMÁ P.

06 de octubre de 2020 06:00 PM

María Cristina estaba ansiosa por poder ir a la playa, por eso cuando habilitaron la página web para hacer las reservas y poder asistir a Playa Azul con su familia, de inmediato realizó el proceso indicado y al recibir su código QR, esperó a que llegara el día que había seleccionado para poder ir al mar.

Ella cuenta que al momento de hacer la inscripción y reserva le indicaron que su ubicación era en el módulo 7, sin embargo, al llegar le indicaron que ese estaba ocupado por otra familia, por lo que le ofrecieron sentarse en otro módulo.

“Yo no podía creer eso, me pareció de muy mal gusto, pues yo había hecho mi reserva y había especificado el módulo 7 porque me parecía un buen lugar, pero entonces allá me tocó sentarme en el 5 y no me dieron una respuesta clara”, señaló.

Lo mismo le ocurrió a Pablo y a Inés, quienes vinieron de Bogotá a pasar unos días en la Heroica y al preguntar en el hotel donde se hospedaron cómo podían hacer para ir a la playa, les indicaron que debían hacer la reserva.

“Nosotros hicimos el proceso, pero al llegar el módulo que teníamos ya estaba ocupado y nos dijeron que nos sentáramos en otro, nos pareció mal, pero bueno, al sentir la arena y el agua de mar, se nos pasó la molestia”, finalizaron.

¿Por que pasó esto?

El Universal se comunicó con Jean Paul López, coordinador de playas del Distrito, quien nos indicó que esto se ha presentado en más de una ocasión, porque las personas no están haciendo bien el proceso de la reserva.

“Lo que pasa es que mucha gente no está confirmando la reserva. Están presentando solo el primer paso y no confirman la reserva en el correo, que es donde sale la ubicación y el código con el módulo”, comentó agregando que “eso es lo que nos está afectando y genera congestión allá, por eso es clave que todos sepan que deben hacer los dos pasos. El primero es en la página y el segundo confirmando el correo que les llega, esto es clave para que tengan su puesto asegurado en el módulo”.

Con relación al listado de precios sobre las sillas, parasoles y las bebidas no alcohólicas que se podrán vender en las playas, señaló que se está trabajando con Corpoturismo, Fenalco y el equipo económico de la Secretaria de Hacienda.

“No podemos fijar unos precios, por la ley de demanda y consumo, así que lo que se hará es sugerir unos precios con la idea de que no abusen, así como ha pasado en años anteriores”, aseguró.

No se aceptan comidas

Hace unos días en redes sociales circuló una imagen donde se indicaba que en Playa Azul habían cobrado 40 mil pesos por un mojarra frita y 50 mil pesos por una silla, ante esto López señaló que “son temas malintencionados”.

“Primero que todo allá se hace un precio sugerido de parasol y dos sillas en 20 mil pesos. Si la persona no quiere este mobiliario, lo quitan y ocupa solo el módulo que fue lo que reservó, pues la playa es pública y gratuita”, añadió y agregó que “segundo, por reglamentación del Ministerio de Salud no se puede comer dentro de la playa ni ingresar alimentos, por esto en Playa Azul no se venden comidas.

En este lugar solo se permiten las bebidas no alcohólicas como agua, gaseosa y jugos, los cuales son vendidos por una asociación que fue vinculada a este proyecto.

“Si la persona quiere comerse un cóctel o pescado y algo más, debe salir de la playa e ir a los restaurantes cercanos a consumir y después hace el sistema de ingreso a la playa”, finalizó.

  NOTICIAS RECOMENDADAS