Cartagena


Titulación colectiva en Barú: ordenan a la ANT contestar recursos de apelación

La decisión del Tribunal Superior de Bogotá se da en respuesta a una tutela que interpuso la comunidad raizal para que la Agencia Nacional de Tierras continúe el proceso de titulación colectiva.

LIA MIRANDA BATISTA

11 de febrero de 2020 03:00 PM

En una decisión que se conoció en las últimas horas, el Tribunal Superior de Bogotá ordenó a la Agencia Nacional de Tierras (ANT) contestar, en el término máximo de 10 días, los recursos de apelación interpuestos en el proceso de titulación colectiva en Barú.

El Tribunal, en su decisión, ampara los derechos e intereses colectivos de esta comunidad en aras de proteger su identidad étnica y cultural.

La acción judicial fue presentada por el Consejo Comunitario de la Comunidad Negra de Barú en medio del proceso que se adelanta para la declaratoria de la titulación colectiva de 2.474 hectáreas.

En la tutela, los raizales exponen que la comunidad negra de la isla ha “ocupado por más de 300 años ese territorio, que dependen económicamente de la pesca, la agricultura y los servicios turísticos que se desarrollan en dicha península, donde, además, desarrollan sus prácticas culturales, al tiempo que esa comunidad se encuentra en riesgo de desaparecer”.

En diálogo con El Universal, Leonard Vallecilla Molina, representante legal del Consejo Comunitario de Barú, dijo que reciben con beneplácito la decisión del Tribunal para que la Agencia Nacional de Tierras continúe el debido proceso de titulación colectiva.

“Recibimos el fallo con mucho beneplácito, es un paso de los muchos que hay que dar en el país para lograr el respeto de los derechos, la no vulneración de los mismos. En ese sentido nosotros como comunidad estamos contentos esperando que por fin podamos resolver esta situación y, que como comunidad negra, logremos el titulo colectivo como un derecho fundamental y establecido en la ley 70”, dijo.

Vallecilla Molina explicó que la solicitud reivindica el título colectivo ancestral existente desde 1851, un año después de la abolición de la esclavitud en Colombia.

“Estas hectáreas son territorio ancestral de la comunidad. Este fue un territorio que fue comprado por unas familias baruleras, cuando nos llamábamos Parroquia de Barú en el año 1851, un año después de la abolición de la esclavitud. Nuestros ancestros pensaron cómo se mantenían en este territorio, entonces hicieron una especie de alcancía y entre todos cooperaron para comprarle las tierras a sus amos”, contó.

En el fallo proferido el 5 de febrero, el Tribunal notifica a la subdirección de asuntos étnicos de la Agencia Nacional de Tierras, a la Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo y miembros del consejo comunitario de esta paradisíaca isla.

Ver fallo aquí

  NOTICIAS RECOMENDADAS