Túnel de Crespo, no acaba la controversia

02 de enero de 2017 10:42 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La inauguración del Anillo Vial de Crespo, en abril de 2016, no aplacó la controversia en torno a su construcción. Filtraciones, inundaciones, dilatación de la reapertura de las playas aledañas y hallazgos fiscales, motivaron debates entre detractores y defensores de la megaobra, que incluye un túnel y un puente elevado sobre la avenida Santander.

La construcción de este proyecto se inició en junio de 2010 y fue estructurada y financiada por el Gobierno, a través de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) que dispuso cerca de $160 mil millones para su construcción.

En menos de un mes después de la inauguración de la megaobra, y tras un fuerte aguacero, autoridades locales y ciudadanos denunciaron inundaciones en la vías contiguas al puente y  filtraciones dentro del túnel, que según lo informado se habían presentado antes de que la obra fuera entregada.

Expertos en el tema y ajenos al consorcio Vía al Mar, a cargo de la construcción, señalaron en ese momento que las filtraciones son comunes en este tipo de obras y que no ponían en peligro a los vehículos que transitaban por la vía subterránea, mientras que el Distrito consideró restringir el paso por el túnel, aunque finalmente no lo autorizó. 

El consorcio Vía al Mar adelantó los trabajos para sellar las filtraciones y el vicepresidente Germán Vargas Lleras indicó que las inundaciones fueron provocadas por una falla en el  alcantarillado de Crespo.

“Nos preocupó en un momento dado de que esa filtración fuera de agua del mar, como quiera que ese túnel es subterráneo, pero ya constatamos que no falló la obra civil. Lo que se nos metió fue el agua del alcantarillado de Crespo. El alcantarillado de Cartagena está en muy malas condiciones, pero ya se iniciaron las obras para que una situación como esta no se repita”, dijo Vargas Lleras.

En ese momento, la ANI aseguró que el consorcio Vía al Mar trabajaba en la reparación de las filtraciones y el drenaje del agua estancada. 

La filtraciones volvieron a presentarse entre octubre y noviembre pasado, cuando Cartagena se vio afectada por el coletazo de los huracanes “Matthew” y “Otto”, que ocasionaron fuertes precipitaciones, Un vocero del Consorcio Vía al Mar indicó que tras los arreglos iniciales, el sistema de drenaje y succión de aguas funcionaban correctamente y que avanzaban en la investigación del origen de las nuevas filtraciones para corregirlas.

Hallazgos fiscales
En días pasados, la Contraloría General de la República (CGR) reveló un informe que indica que la obra del Túnel tiene deficiencias estructurales como fisuras en la placa de supresión de muros laterales, fracturas longitudinales y transversales en las losas de concreto, desprendimiento de agregados, grietas y fracturación múltiple. Además, se incumplió en las especificaciones técnicas de los concretos, lo cual ocasionó daños prematuros a lo largo de los 1,1 kilómetros de la vía subterránea. Según la CGR, en estas fallas podría haber detrimento patrimonial por valor de $96.294 millones.

El organismo de control nacional determinó que el concesionario dilató las obras para recibir dineros del recaudo de peajes y así invertir menos de lo inicialmente pactado, duplicando su tasa interna de retorno.

La ANI hizo frente al reporte de la CGR y aseguró que “tales sobrecostos no existen ya que el concesionario asumió a su cuenta y riesgo la atención de las problemáticas identificadas, a partir de sus obligaciones contractuales y de los riesgos por él asumidos”.

Respecto a las fallas estructurales del túnel, la ANI señaló que el concreto inicialmente utilizado hizo una reacción química, que fue de detectada en su momento por el concesionario y el interventor. Esta reacción podría comprometer la estabilidad de la obra, razón por la que se procedió a implementar un nuevo túnel dentro del primero.
La estabilidad del refuerzo fue verificada y validada por la firma interventora del proyecto, lo que permitió la operación temprana del sistema vial.

“El concesionario y el interventor definieron un protocolo de seguimiento al comportamiento del túnel, lo que garantiza que se pueda atender de forma oportuna cualquier novedad que se llegase a presentar”, puntualizó la ANI.

Proceso jurídico
La ANI declaró el incumplimiento por parte del Consorcio Vía al Mar en las obras de construcción del Anillo Vial de Crespo, pues este no se entregó en el tiempo establecido (octubre 2015) y se continuaban haciendo ajustes. Esta decisión podría ocasionar que sanciones al consorcio, entre ellas, la inhabilidad para contratar con el Estado en los próximos años.
Respecto a esto, Vía al Mar negó tal acusación y demandó la decisión ante un tribunal de arbitramiento que resolverá si hubo o no incumplimiento. El proceso sigue en curso.

Playas continúan cerradas
Desde el 2014, 1600 metros de playas entre el edificio Marbella y el Club Naval de Suboficiales, están inhabilitadas para el baño de mar, a pesar de que los trabajos de construcción del Anillo Vial de Crespo finalizaron hace ocho meses.

El cierre de las playas se realizó por recomendación de la Dirección General Marítima, que advirtió sobre el peligro al que se exponían los bañistas de la zona, pues las corrientes marinas estaban siendo afectadas por el movimiento de la construcción del túnel.

En octubre pasado, el consorcio Vía al Mar informó que cumplió con su responsabilidad de radicar un estudio sobre el estado de las playas en la Dimar, para que diera el visto bueno y Distrito realizara la reapertura, pero la autoridad marítima señaló que esperaba el reporte de peritos para confirmar el estado del balneario y si era adecuado, notificaría a la administración.

El secretario del Interior, Fernando Niño, señaló la semana pasada, que las playas aún no han sido entregadas al Distrito por parte del consorcio y que esto obedecería a que la profundidad en las zonas para bañistas todavía no se ha adecuado y se presentan desniveles en la orilla, debido al dragado y movimientos de arena, hechos para la construcción del túnel y la protección costera.

“Vamos a colocar la señalización amplia para que todos vean que esa zona de bañistas está restringida, que se abstengan bañarse ahí porque están poniendo en riesgo sus vidas”, indicó el secretario del Interior y agregó que enviará un oficio a la ANI para pedir un informe técnico sobre las estas playas.

Por lo pronto, se reforzaron las medidas de seguridad con señalización sobre el peligro de baño de mar en la zona y con salvavidas.

 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS