Cartagena


Un año de COVID: la caída y lenta recuperación de la economía de Cartagena

El cierre del aeropuerto, la cancelación de la llegada de cruceros y medidas como el pico y cédula y toques de queda impactaron fuertemente en la economía. A continuación algunas cifras.

YESSICA RIVERA PORRAS

11 de marzo de 2021 04:00 PM

11 de marzo de 2020 fue el día en el que se confirmó el primer contagio de coronavirus en Cartagena y desde ese mismo día comenzaron las medidas restrictivas para contener el virus.

Tanto el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Cartagena ordenaron en la ciudad un aislamiento obligatorio; suspensión de clases presenciales; cierre de centros comerciales, restaurantes, bares y discotecas; cancelación de la llegada de cruceros, vuelos nacionales e internacionales; se prohibieron todos los eventos públicos y el uso de las playas, entre otras medidas.

Hoy, un año después, si bien las condiciones epidemiológicas han permitido la reapertura de la gran mayoría de actividades, los estragos que ha causado la pandemia desde su arribo a Cartagena son catastróficos, esto teniendo en cuenta que por cerca de cinco meses la llegada de visitantes fue nula y el turismo como apuesta productiva cobija al 42% de la fuerza laboral de la ciudad, según datos de Fenalco Bolívar. (Le recomendamos: Un año de la pandemia del COVID-19 en Cartagena)

Las cifras

La Sociedad Aeroportuaria de la Costa (Sacsa), operador del Aeropuerto Internacional Rafael Núñez de Cartagena, detalló que las operaciones en esta terminal aérea se vieron gravemente afectadas por el virus.

En enero del año 2020 arribaron a la ciudad 585.618 personas en vuelos nacionales e internacionales, en febrero llegaron 478.241 viajeros, sin embargo, en marzo, cuando se dieron los primeros contagios de coronavirus, la cifra bajó a 275.430.

La situación no queda ahí, con la suspensión de los vuelos comerciales las cifra de las personas que arribaron a la ciudad vía aérea disminuyó hasta 556 en abril, una cantidad que no alcanzó ni el 1% de los viajeros que llegaron en 2019 para ese mismo mes (450.778).

El panorama empezó a cambiar a mediados de septiembre de 2020, cuando se reactivaron los vuelos comerciales regulares. No obstante, las cifras hasta ahora no llegan a las alcanzadas antes de la pandemia.

Lo anterior, más allá del tráfico aéreo de pasajeros, fue el punto de inicio para que otros sectores, como los hoteles, las agencias de viajes, el sector náutico y también todo el comercio de la zona turística, sufrieran una crisis sin precedentes.

Los hoteles de la ciudad, según datos de Cartagena Cómo Vamos y Corpoturismo, pasaron de tener en febrero de 2020 una ocupación del 79% al 35% en marzo y en los meses de abril, mayo y junio, durante la primera ola de los contagios, la ocupación no superó el 1%.

La presidenta de la Junta Directiva de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco) Cartagena, Martha Noguera, detalló a El Universal que la ocupación de los hoteles afiliados en la ciudad, 62 establecimientos, se ubicó en un 26.9% para el consolidado del año 2020, frente al 66.54% obtenido en 2019.

La disminución de ingresos para el sector (ventas no generadas por concepto de alojamiento, alimentos y bebidas y eventos) acumulados desde marzo de 2020 a febrero de 2021 asciende a $2.1 billones, con un promedio de 82% de caída en las ventas.

Noguera indicó que en el sector empresarial de la hotelería, el 41% de los empleos se destruyó. No obstante, en la fase de reactivación económica se ha logrado recuperar casi la mitad de estos.

Añadió que el 11.8% de los hoteles que suspendieron actividades desde el inicio de la pandemia, al mes de febrero de 2021 aún no habían retomado operación.

Una encuesta realizada por Cotelco reveló que si bien el 47% de los establecimientos observan una mejoría en las reservas para la Semana Santa de 2021 y esperan (en promedio) obtener una ocupación del 39.4% para este periodo, el 53.3% de los encuestados considera que la actividad turística y hotelera en Cartagena empezará su plena recuperación solo a partir del 2022.

El comercio también se vio afectado por la pandemia. La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Seccional Bolívar, que agrupa a sectores que van desde restaurantes, bares, joyerías, peluquerías, centros comerciales, automotores, calzado entre otros, señaló que los establecimientos formales redujeron durante los primeros meses de la pandemia sus ventas en casi un 100%, además por la falta de recursos para pagar arriendos, servicios y nómina, cerca del 60% recortaron significativamente el número de empleados que tenían antes del COVID.

Para junio, una encuesta de Fenalco reveló que de los 1.700 locales e islas de los centros comerciales de la ciudad, el 53% de los locatarios vieron disminuir sus ventas diarias hasta en un 100%; un 23% aseguró que estas cayeron entre un 80% y 90%. La facturación de las joyerías también mermó significativamente, debido a que un alto porcentaje de sus ventas provenían de los turistas que llegan a la ciudad, especialmente extranjeros y sólo un pequeño porcentaje representa las ventas locales. El 90% de los locales del sector en lo corrido de abril, mayo, junio, julio y agosto vieron caer sus ventas hasta en un 100%, llegando a ingresos cero.

Mónica Fadul, directora de Fenalco Bolívar, expuso que, si bien en la segunda mitad del año muchos sectores económicos reactivaron las ventas, gran parte de los comercios afiliados están aún muy lejos de alcanzar cifras que les permitan reponerse del debacle por la pandemia. (Le puede interesar: Más de 50 negocios cerrados en el Centro Histórico)

“Casi la totalidad de los subsectores decrecieron y en algunos como vehículos, ropa, calzado, entre otros, hay caídas muy pronunciadas. Hay señales en el mercado del turismo que nos permiten tener esperanzas, pero hoy es claro que muchas empresas de comercio y turismo no pudieron sobrevivir y la inmensa mayoría, tal como indica la reciente encuesta del gremio, piden que el Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF), del Gobierno Nacional, continúe para poder mantener a sus trabajadores”, manifestó la líder gremial.

En el Crucero Braemar llegó la primera persona contagiada con COVID-19 a Cartagena. //
En el Crucero Braemar llegó la primera persona contagiada con COVID-19 a Cartagena. //

Otro de los sectores más golpeado por la pandemia es el turismo de cruceros. Desde el 11 de marzo, fecha que se confirmó que una pasajera del crucero Braemar era la primer contagiada con coronavirus en la ciudad, las operaciones de las embarcaciones han estado restringidas.

La Terminal de Cruceros dejó de recibir 42 recaladas y 76.493 pasajeros en la temporada 2019-2020, según la Alcaldía, y se estima que la generación de divisas irrigadas en la economía se vio afectada en US$11 millones menos que si se hubiera completado la temporada de cruceros, lo que equivale a una reducción del 18,4%.

Para el año 2019 se movilizaron en Cartagena 436.078 pasajeros de cruceros, quienes hicieron gastos que superaron los US$66 millones de dólares, de acuerdo con el Business Research and Economic Advisors, el cual estima que un turista de cruceros que llega en tránsito gasta en Cartagena cerca US$122 y un tripulante US$70 principalmente en joyerías, artesanías, suvenires, almacenes de ropa, excursiones, taxis, transporte, entre otros.

Otras cifras

Los más de cinco meses que en 2020 la Terminal de Transporte de Cartagena estuvo prácticamente paralizada (finales de marzo y agosto), por cuenta de la pandemia, le significaron a esa sociedad una disminución del 69,2% en el movimiento de pasajeros.

Las cifras entregadas por la gerencia de esa terminal señalan que mientras en el 2019 se movilizaron 5.469.221 pasajeros (1.821.253 llegando y 3.647.968 saliendo) en el 2020 solo se lograron movilizar 1.679.694 (558.198 llegando y 1.1121.498 saliendo). Eso significó que se dejaron de movilizar más de 3,7 millones de pasajeros.

También se vieron disminuidos los despachos de vehículos desde esas instalaciones pasando de 484.253 en el 2019 a solo 189.422 el año pasado, con una diferencia de 294.831 despachos menos.

La Cámara de Comercio de Cartagena detalló que como resultado de la pandemia el número de empresas activas bajó 19%, pasando de 36.683 en 2019 a 29.834 en 2020, es decir 6.849 comerciantes salieron del stock total. De las que están activas, 26.791 son microempresas, 2.199 pequeñas empresas, 657 medianas y 187 grandes.

Agregaron que de los principales aportes según apuesta productiva la más afectada por la pandemia es el turismo, cuyo número de empresas activas se redujo cerca del 20%.

Por su parte, la creación de empresas disminuyó 18% debido a la pandemia de COVID-19. No se constituyeron grandes empresas. Respecto a 2019, se crearon 1.560 microempresas menos y la apertura de Pymes cayó en 15%.

Otro dato importante que refleja el impacto de la pandemia en la economía de la ciudad es la liquidación de empresas, durante el año 2020 se cancelaron 5.722 empresas, 98% de las cuales eran microempresas. Los sectores más afectados fueron comercio; otros servicios; alojamiento y servicios de comida; actividades artísticas de entretenimiento y recreación e industrias manufactureras.

Toda esta crisis en distintos sectores económicos de Cartagena conllevaron a la perdida del empleo de miles de personas en la ciudad, registrando una cifra histórica en los indicadores de desempleo.

La capital de Bolívar, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), empezó el 2020 con una tasa de desempleo del 9,9% y desde marzo evidenció un aumento en ese indicador como resultado del impacto de la pandemia, alcanzando su peor comportamiento en el trimestre móvil mayo - julio con una tasa del 20,5%.

Tan solo entre marzo y junio de 2020, unas 83 mil personas residentes en la ciudad vieron destruir sus empleos. Una de las cifras más sorprendentes de los resultados del mercado laboral, revelado en julio de 2020 por el Dane, es el dramático descenso que mostró el empleo doméstico en la ciudad, que pasó de 18 mil personas en enero del 2020 a solo 6 mil al cierre de junio, lo que significó que unas 12 mil personas que trabajaban en oficios domésticos habrían perdido su empleo. La caída es superior al 66%.

Las cifras del último trimestre octubre - diciembre del año 2020 dan cuenta de una lenta recuperación del empleo: 57 mil personas cesantes y una tasa de desempleo del 12,1%. (Le recomendamos: Desempleo en Cartagena empieza a ceder frente a reactivación)

De otro lado, la Dirección Seccional de Impuestos Nacionales en Cartagena detalló que el año pasado los recaudos brutos de la seccional alcanzaron los $2,03 billones, frente a los $2,92 billones reportados en el 2019, lo que en la práctica representó un descenso del 30%.

El menor consumo de los bolivarenses durante la pandemia, las tres jornadas del Día sin IVA, el confinamiento y otras medidas locales motivadas por la emergencia sanitaria también le pasaron factura a los recaudos de Impuesto Nacionales en esta sección del país.

La reactivación

María Claudia Peñas, asesora para la Reactivación Económica del Distrito, explicó que si bien en la ciudad se implementaron medidas estrictas para frenar el contagio por COVID-19, que afectaron seriamente la economía de la ciudad, las condiciones epidemiológicas han permitido abrir las distintas actividades.

“Nuestra consigna como gobierno fue abrir de forma biosegura para no tener que volver a cerrar, y lo hemos logrado. Casi el 100% de las actividades económicas de Cartagena se encuentran autorizadas y seguimos trabajando en coordinación con el Gobierno Nacional para recibir nuevamente cruceros, y cuando lo indique el Ministerio de Salud, reactivar las discotecas y lugares de baile que hoy son los únicos cerrados”, detalló la funcionaria.