Cartagena


Villa Hermosa no cesa de construirse

Es uno de los barrios que nacieron en los terrenos donde había sembrados de arroz, que necesitaban las corrientes de agua que bajan de Turbaco, y que después se convirtieron en un serio problema social.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

19 de diciembre de 2018 12:00 AM

hace más de veinte años el terreno que ahora ocupa el barrio Villa Hermosa hacía parte de los grandes sembrados de arroz, que eran constantemente favorecidos por las aguas pluviales, escorrentías y arroyuelos de las colinas del municipio de Turbaco.

Pero en cuanto desaparecieron los arrozales y un grupo de familias, proveniente de diferentes partes del país, decidió que ese sería el lugar donde solucionaría sus necesidades de vivienda, comenzó un problema social.

Las aguas que años antes bendecían los sembrados, ahora eran una maldición que provocaba emergencias que dejaban a muchos damnificados.

Villa Hermosa hace parte de los barrios contiguos a la zona industrial de Mamonal. Pertenece a la Localidad 3. Cuenta con 1.977 predios y 5.700 habitantes. Está clasificado como estrato uno y tiene como vecinos a los barrios Nelson Mandela, Policarpa Salavarrieta, Arroz Barato, San Bernardo, Cerros de Al bornoz y Campo Bello. Lo integran siete sectores: 24 de Junio, Central I, Central 2, Villa Valentina, La Unión, Nueva Jerusalén y El Carmen.

Para Ramiro Noguera Salcedo, presidente de la Junta de Acción Comunal del sector La Unión, el problema más importante por solucionar en Villa Hermosa es la pavimentación de las 27 vías, entre calles y callejones; pero esa obra depende de la instalación de las redes de agua potable, alcantarillado y gas natural.

“Tanto en invierno como en verano son intransitables. Por eso no tenemos rutas de transporte público. La única que medio nos ayuda es la de Los Caracoles-Centro, pero pasa por las afueras del barrio y no es que sean muchas busetas como para cubrir toda la demanda. Cuando se nos acaban, nos toca caminar hacia Mandela o tomar una mototaxi, que cobra diez mil pesos por llevarnos al Centro”.

Con el apoyo de algunas de las empresas privadas de Mamonal, los líderes comunales han logrado adecuar algunas calles, sobre todo construyéndoles canales incipientes para desviar las corrientes de agua lluvia, de tal manera que el barrio no se siga inundando.

“Ahora mismo --manifiestan los líderes comunales-- se están ejecutando las obras de alcantarillado y agua potable, que van en un 50 % de adelanto. Pero también es prioritaria la instalación del gas natural para erradicar las enfermedades respiratorias que sufren nuestros niños, ya que en cada casa se cocina con leña”.

A la vez que la dirigencia comunal ha ido gestionando el saneamiento básico, también están trabajando en la legalización de los más de mil predios que tiene el barrio, proceso este que, según ellos, está adelantando en un 80 %, “pero estamos esperando que el gobierno distrital se estabilice, porque la interinidad nos ha afectado bastante en ese aspecto”.

También necesitan que se estabilice la energía eléctrica, cuyas subidas y bajadas intempestivas ha dado cuenta de toda clase de electrodomésticos, “aunque hasta el momento no se ha presentado ningún percance personal, ni queremos que se presente, porque aún tenemos redes en forma de telaraña, pero en Energía Social nos dicen que quien tiene que apersonarse de todo eso es el Distrito”.

En toda la extensión de terreno que ocupa Villa Hermosa no existe una cancha deportiva, un parque o una plaza, por lo cual niños y jóvenes juegan en las calles, aunque en los últimos años los activistas cívicos han preservado un espacio donde podría construir un polideportivo, “porque ya tenemos 70 jóvenes inscritos es una escuela de formación deportiva, pero por el momento tenemos que llevarlos a los escenarios de los barrios vecinos o pedir permiso en las empresas para que nos presten sus campos”.

Cuentan con una policlínica, cuyos servicios se complementan con la del barrio Arroz Barato.

Hay dos instituciones educativas: Juan Bautista Escalabrini y Metropolitana de Cartagena. Entre las dos albergan unos cuatro mil alumnos.

Llevan más de diez años tratando de que en sus predios se construya un plantel educativo Pies Descalzos, pero dicen que el Distrito no les colabora.

En los últimos años, y viendo las gestiones de la dirigencia comunal en cuanto a búsqueda de agua y alcantarillado, el sentido de colaboración y pertenencia se ha acrecentado.

La cantidad de jóvenes desocupados ha producido brotes de atracos y microtráfico, pero dicen los líderes que no es solo en Villa Hermosa sino en toda la zona.

Otros puntos
  NOTICIAS RECOMENDADAS