Colombia


Caso Laura Sarabia: dos personas enviadas a la cárcel por ‘chuzadas’

Se trata de un policía de la Sijin y un mecánico, a quienes la Fiscalía le imputó el delito de fraude procesal.

EL UNIVERSAL

14 de septiembre de 2023 03:45 PM

El policía de la Sijin Freddy Alexander Gómez Bustamante y el mecánico Rafael Ricardo Santos fueron cobijados por un juez con medida de aseguramiento debido a su presunta implicación en las interceptaciones ilegales a Marelbys Meza, luego de que a la entonces jefa de gabinete, Laura Sarabia, se le desapareciera en su apartamento un maletín con dinero. Lea aquí: Dos capturados por las chuzadas a Marelbys Meza se declararon inocentes

La decisión del juez 50 de Control de Garantías se dio por pedido de la misma Fiscalía General de la Nación, que pidió que ellos y otras cinco personas fueran enviadas a la cárcel, argumentando que en libertad podrían interferir en la investigación.

La Fiscalía les imputó a Fredy Gómez y Rafael Santos el delito de fraude procesal, pero ninguno de los dos aceptó.

Freddy Alexander Gómez será enviado al centro de máxima seguridad La Picota, al patio de servidores públicos, con el fin de salvaguardar su vida.

Mientras que en el caso de Rafael Santos, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario -Inpec- deberá evaluar el centro de reclusión al cual sería enviado para que se le garantice, de la mejor manera, su vida e integridad.

Antecendentes

De acuerdo con el relato de la Fiscalía, Gómez y Santos entregaron alias de falsos cabecillas de organizaciones criminales a los investigadores que indagaban sobre el hurto en la residencia de Laura Sarabia. El ente acusador los señala de mentir en febrero y junio de este año en dos investigaciones distintas.

Según la investigación, en febrero de este año el intendente Alfonso Quinchanegua, de la Sijín, y la patrullera de la Policía de Bogotá Dana Canizales le entregaron a la fiscal 101 de hurtos un informe en el que pedían interceptar las comunicaciones de varias personas, entre ellas, de Marelbys Meza y Fabiola Perea, exempleadas de Laura Sarabia. Le puede interesar: Video: así fue sometida al polígrafo la exniñera Marelbys Meza

Esa solicitud llegó luego de que la misma fiscal 101 dijo que no existían motivos suficientes para realizar la intervención de los números telefónicos. Para corregir esa circunstancia, Quinchanegua y Canizales reforzaron su informe con un testimonio de una fuente informal que resultó ser Rafael Ricardo Santos.

Santos es un mecánico que labora en el centro de Bogotá, y en su declaración en febrero, a la que llegó por encargo de Fredy Alexander Gómez, de la Sijín, dijo que un tal alias ‘Pini’, un supuesto criminal, llegó a su taller ofreciéndole vender unos dólares, los cuales habría sacado de la vivienda de Sarabia.

Sin embargo, luego se determinó que ‘Pini’ en realidad no existe, sino que se trató de Yhonson Pineda. En el informe de febrero también se pedía interceptar a un alias ‘Pacho’, quien realmente era Luz Robles Arrieta. Ambas personas fueron interceptadas en un proceso que es considerado irregular y por el que están imputados otros cuatro policías, incluyendo a Canizales y Quinchanegua. Le recomendamos: Laura Sarabia se posesionó como directora de Prosperidad Social

En junio, cuatro meses después de ese primer informe, otra delegada de la Fiscalía, del área anticorrupción, llamó a declarar bajo juramento a Santos y a Gómez. De acuerdo con Ángela Santana, en esos testimonios hubo inconsistencias que Gómez intentó resolver, pero que, en últimas, desviaron una indagación que ese despacho llevaba contra Quinchanegua y Canizales.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS