Colombia


Moción de censura y debate de control político para Diego Molano

Mientras que la oposición adelantó la moción de censura al ministro de la Defensa, el uribismo realizó un debate para apoyarlo a él y a los militares.

EL UNIVERSAL

26 de abril de 2022 06:20 PM

Los dos debates de control político, uno de ellos moción de censura en la Cámara de Representantes, que enfrentó el ministro de Defensa, Diego Molano, terminaron en duras recriminaciones entre la bancada de gobierno y la oposición, por lo que pasó el 28 de marzo pasado en la vereda Alto Remanso, del municipio de Puerto Leguízamo, Putumayo, en donde murieron once personas en un operativo que se dio contra las disidencias de las Farc, según reportó el Ejército.

La sesión tuvo muchas particularidades: por primera vez en las mociones de censura se escucharon a los civiles que se vieron afectados, pero también se oyó en la plenaria al soldado que salió herido en el controvertido operativo militar.

(Lea aquí: Las preguntas que deberá responder el ministro de Defensa en debate de control)

Igualmente, las posiciones se centraron por parte de la oposición en que se violó el derecho internacional humanitario, que lo sucedido fueron hechos de guerra y que el Ministro debía renunciar a su cargo por ser el responsable de ese falso positivo. Por el lado de la bancada de gobierno, se aseguró que la moción se dio para hacerle campaña al candidato Gustavo Petro y para denigrar a las Fuerzas Militares para bajarles la moral.

Así fue el debate

La representante de la Alianza Verde, Katherine Miranda, aseguró que el ministro Molano y los altos mandos le ocultaron al país que en el operativo no hubo once sino trece personas muertas, los dos que no se conocían fueron dos hombres que habían prestado su servicio militar en el Ejército.

La congresista además sostuvo que al revisar uno por por uno los antecedentes judiciales de los once muertos que fueron informados inicialmente, tan sólo uno de ellos sí tiene investigaciones pendientes. En particular hizo énfasis en el caso del menor de edad, a quien las Fuerzas Militares lo identificaron como guerrillero, pero, de acuerdo con la congresista, el mismo fue vestido con uniforme de guerrillero por parte del Ejército y luego ubicado junto a otro de los muertos.

Katherine Miranda cuestionó además que el operativo militar estuviera liderado por el mayor general Edgar Rodríguez, quien, según ella, está siendo investigado por 33 situaciones de falsos positivos entre 2006 y 2007.

A su turno, la representante María José Pizarro, también citante, aseguró que la operación fue ilegítima y contraria a los derechos humanos, y recalcó que hubo crímenes de guerra.

Por su parte, la representante Juanita Gobertus, indicó que “nos estamos enfrentando a un caso tristemente típico en Colombia, de cómo pasamos de la estigmatización a un escenario en el cual terminan muriendo civiles”.

Para la congresista, es claro que hubo fallas de inteligencia que el Gobierno no ha sabido explicar, y se evidenció en las inconsistencias a la hora de entregar las cifras de víctimas ante los medios de comunicación el día de la operación.

Hablaron las víctimas

Uno de ellos fue Anibal Eduardo Ajo Cúellar, a quien en un principio se le presentó como uno de los cabecillas de las disidencias que estaban siendo buscados en el operativo. “No soy alias ‘Bruno’, queremos que se haga justicia para que se diga qué paso el 28 de marzo, no eran disidencia, eran campesinos, lideres, indígenas y líderes comunales los que estaban allá”, sostuvo.

(Le recomendamos: “Hay que tener claridad de quiénes son los enemigos de los putumayenses”)

Isías Acosta, por su parte, aseguró que él era quien estaba preparando la comida a las 7:00 de la mañana cuando llegaron los militares disparando. “...llegaron hombres de negro disparando contra la gente... nos encerraron en una pieza, al rato llegó un helicóptero y les pasaron uniformes a los que estaban de negro. Nos tenían secuestrados, nos decían que nos iban a quemar, que eramos guerrilleros”, señaló. El habitante de la región además se preguntó “por qué nos hacen esto, por qué los campesinos somos el blanco?”.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Elber Gómez, quien igualmente habló ante la plenaria, sostuvo que es líder comunal: “como líder trabajamos para ese evento, no somos guerrilleros como nos están señalando, lo que hicieron es que los otros grupos armados nos señalen así. No era un campeonato con guerrilleros...No saben la irresponsabilidad al hacer ese señalamiento y el registro tan grande con las comunidades que estábamos allá, era un centro poblado”.

Yarley Ramírez, quien es la nueva gobernadora indígena de la comunidad, en reemplazo de Pablo Panguro, una de los once muertos en el operativo, sostuvo que él “fue asesinado por la Fuerza Pública, era un líder indígena, nos señalaron que somos guerrilleros. Estaba herido en las piernas y luego lo mataron vilmente al gobernador. La única arma que cargaba era su bastón de mando. Lo que quiero que quede claro es que nuestro gobernador no era guerrillero. Hago responsable al Estado por lo que nos pueda pasar en nuestras comunidades”.

El señor Argemiro Hernández, también habitante de la región, señaló que “siento temor, pero doy la cara, asesinaron a mi hijo Dibier Hernández, era un trabajador de la construcción, era el presidente de la acción comunal. La esposa también la mataron, estaba embarazada, dejó dos hijos y ella no era alias ‘Dayana’, como la presentaron”.

En la sesión intervino por unos pocos segundos la menor de 17 años que quedó herida en la acción militar. “Me acusaron como guerrillera, tengo tres meses de embarazo, además tengo un proyectil cerca a la columna, poniendo en riesgo mi vida y la de mi hijo”, indicó la menor, a quien no se le mencionó su nombre.

El apoyo principal al ministro de Defensa, Diego Molano, vino de los representantes del Centro Democrático.

La otra víctima que tomó la palabra en la sesión, pero ya en el momento del debate de control político del Centro Democrático, fue el soldado profesional Robinson Veleño Herrera, quien salió herido en la acción militar, según indicó por un civil que le disparó en diferentes ocasiones.

“Soy campesino, soy del pueblo”, comenzó diciendo el uniformado, quien relató cuáles fueron sus heridas y la forma como se viene recuperando de las mismas en el Hospital Militar. “El 28 de marzo inician los combates, mi equipo era el encargado de apoyar al otro equipo, cuando desde las 6 o 7 de la mañana nos disparan los bandidos, luego me muevo, veo un sujeto de civil, en ningún momento acciono mi arma, y él aprovechó esa condición y me disparó en el brazo, nos sigue, me sigue disparando y gracias a las reacción de mis compañeros no me mató”.

Incluso, el soldado sostuvo que Isaías Acosta, uno de los habitantes de la vereda y quien intervino en la sesión, puede dar fe que ni él ni sus otros compañeros soldados accionaron sus armas contra la población civil”.

El ministro de Defensa intervino en la plenaria.

El respaldo a Molano

El apoyo principal al ministro vino de los representantes del Centro Democrático. José Jaime Uscátegui planteó que la oposición le dijo mentiras al país, al asegurar que en el bazar sólo estaban campesinos desemparados por el Estado, porque realmente hubo allí fue una reunión de delincuentes y narcotraficantes.

El representante santanderano Óscar Villamizar, coincidió que allá lo que hubo fue una reunión de delincuentes que usaron a las comunidades para sus propósitos. También manifestó que este debate lo que buscó fue hacerle campaña a Gustavo Petro, al hablar mal de las Fuerzas Militares y eso lo demostró la citante de la moción, Katherín Miranda, quien es la jefe de debate de Petro.

El representante a la Cámara, Buenaventura León (conservador), aseguró que la operación militar sí fue legal y que no se salió del marco de los derechos humanos.

Vea aquí el debate

Habló el ministro

Por su parte, el ministro Molano al hablar a la plenaria centró su discurso en el apoyo a las fuerzas militares, la defensa del gobierno Duque en el sentido que respeta los derechos humanos y demostrar las equivocaciones de la oposición al formularle las críticas y supuestas responsabilidades de su parte en el operativo.

Molano en primer lugar indicó que estaba allí para “ratificar que el Gobierno del presidente Iván Duque libra una lucha contra los símbolos del mal”, con lo cual abrió paso a explicar cómo es la estrategia de la fuerza pública para enfrentar al terrorismo y al narcotráfico.

Con respecto a que es el Ejército el que viola los derechos humanos, manifestó que “son las disidencias de las Farc las que violan el Derecho Internacional Humanitario, las que reclutan y asesinan a los colombianos. Ellos son los verdaderos enemigos de Colombia”.

Al hablar sobre el grupo al que enfrentaron en el operativo, el ministro señaló que “los que están detrás de los ‘Comando de Frontera’ son quienes traicionaron el acuerdo de paz y buscaron refundar las Farc con la ‘Segunda Marquetalia’”.

Incluso el ministro en el debate hizo duras críticas a los opositores, al decirles que “yo creo que algunos de los que están aquí no quieren es que actúe la Fuerza Pública, ni permiten que se haga otro tipo de operaciones, que sigan allá los criminales cuando la amenaza es real. Están mezclándose con población en medio de caseríos, utilizando ropa civil”.

Al responder sobre la supuesta misión que tienen los soldados de disparar a los civiles por cumplir resultados en los operativos, Molano aseveró que “es responsabilidad de un soldado actuar cuando conoce que hay una amenaza que compromete la seguridad nacional, si no actúa hay omisión estatal”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS