Colombia


¿Qué cambios trae la reforma laboral?

Recargo nocturno arranca a las 6:00 p.m. y definitivamente se acabarían los contratos por prestación.

Con la presencia de sindicatos, funcionarios del Gobierno y hasta parranda vallenata, a quienes hizo esperar más de cuatro horas, el presidente Gustavo Petro habló sobre las 9:00 p.m. luego de radicarse la reforma laboral en el Congreso. El gran objetivo, dijo, será dignificar el trabajo, y en ese orden le apuesta a un revolcón en las normas.

Tras su paso por la mesa de concertación –que no dejó contentas a todas las partes– el texto propone que los contratos a término fijo se celebren hasta por dos años, por escrito y aclarando la necesidad temporal que se atenderá. Lea aquí: “La más ambiciosa del siglo”: Gobierno radicó la reforma laboral

Además, se pone punto final a los contratos por prestación de servicios y en cambio habrá “contratos de trabajo por la duración de una obra o labor” en los que el trabajador tendrá derecho al pago de vacaciones y prestaciones sociales. Estos deben hacerse por escrito o de lo contrario se entenderá que serán a término indefinido.

Dicho esto, la prioridad será que las personas sean vinculadas a término indefinido en la mayoría de casos. En esta figura el trabajador podrá dar por terminado el contrato “mediante aviso de treinta (30) días, para que la empleadora la reemplace”.

En su discurso, el presidente Petro criticó a quienes dicen que la iniciativa elevaría el costo laboral, generaría una pérdida de empleo y restringiría el crecimiento de la formalidad. “Olvida ese análisis que, cuando se presentaron las diferentes reformas laborales, todas tendientes a reducir el salario y ampliar la jornada (...) hemos obtenido un resultado completamente adverso (...) ha sido la inestabilidad laboral la que no ha permitido el crecimiento de la productividad en Colombia”.

¿Qué más traerá la reforma?

Al igual que se venía hablando hace algunos meses, el Gobierno buscará que el recargo nocturno empiece desde las 6:00 p.m., es decir, tres horas antes que en el modelo actual. Así mismo, trabajar un domingo o festivo se remunerará con un recargo de 100% sobre el salario, y ya no sobre el 75%.

Un punto interesante tiene que ver con las plataformas digitales tipo Uber; todo aquel que preste estos servicios como trabajador autónomo debe estar afiliado a seguridad social, en caso contrario las compañías tecnológicas deberán asumir el 100% del pago de esas obligaciones, como cualquier empleador.

Tantos son los cambios que inclusive se moverían las reglas sobre el despido de empleados. Por ejemplo, los que estén a término fijo u obra labor y salgan sin justa causa deberán recibir los salarios restantes de la duración del contrato como indemnización.

En el caso de quienes laboran a término indefinido y tengan menos de un año en la empresa, la indemnización será de 45 días de salario; y se liquidarán 45 días más por cada año adicional.

Ahora, para los despidos con justa causa habrá todo un protocolo. “Dignidad del trabajador, presunción de inocencia, proporcionalidad, derecho a la defensa, contradicción y controversia de las pruebas, lealtad y buena fe, imparcialidad, respeto al buen nombre y a la honra”, son los principios que se mencionan en el proyecto para abordar dichos casos. Lea aquí: Últimos retoques: este es el nuevo borrador de la reforma laboral

Sobre la jornada laboral quedó consignado que será de 8 horas diarias, sin perjuicio del proyecto que la está disminuyendo gradualmente hasta 42 horas semanales. Eso sí, para jóvenes de 15 a 17 años el máximo diario serán seis horas, y 30 en la semana; mientras que los adolescentes mayores de 17 tendrán ocho horas diarias y 40 a la semana como límite.

También es importante mencionar las nuevas reglas sobre el reajuste salarial, pues todos aquellos que devenguen hasta dos salarios mínimos tendrán derecho a que este suba al menos lo mismo que la inflación del año anterior, lo cual será retroactivo.

No todos están contentos

Antes de que se radicara el proyecto, Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, gremio de los comerciantes, había manifestado su desilusión en tanto hubo poca concertación, pese a la apertura del Mintrabajo al diálogo.

Fenalco sostiene que la reforma pone en riesgo la generación de empleo y la formalización, pues la informalidad podría dispararse porque los costos laborales se dispararían. “Difícilmente ayuda a que los informales tengan más posibilidades de acceder a un puesto de trabajo en una empresa, especialmente privada”.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS