Colombia


¿Qué significado político tiene la reunión de los hijos de Uribe con Duque?

La noticia de que Tomás y Jerónimo Uribe se reunieron en la Casa de Nariño para hablar con el presidente sobre la reforma tributaria ha dado lugar a todo tipo de especulaciones.

COLPRENSA

07 de abril de 2021 03:54 PM

La visita que en la noche de este martes hicieron los hijos del expresidente Álvaro Uribe, Tomás y Jerónimo, al presidente Iván Duque en la Casa de Nariño (en la que habrían hablado sobre la reforma tributaria) ha provocado muchas inquietudes sobre el significado que puede tener acerca del papel de los dos ‘delfines’ en la próxima campaña electoral.

Según dijo el mismo Tomás su papel será de una especie de enlace entre la bancada del Centro Democrático y el Gobierno del presidente Iván Duque para intercambiar propuestas y opiniones que permitan mejorar el texto de la reforma tributaria que aún no se ha presentado. Entre las propuestas está el congelamiento de la nómina del Estado por 10 años para lograr un ahorro significativo.

“Piden que canalicemos opiniones y propuestas de manera constructiva y coordinada con el gobierno. Creo que tienen toda la razón. La necesidad de incrementar tributación para lograr sostenibilidad fiscal y viabilizar programas sociales como matrículas gratis e ingreso solidario, se hace más asimilable ante la opinión pública de la mano de medidas de austeridad. Construyámoslas en equipo con el gobierno”, dijo el hijo de Uribe en un mensaje que envió a la bancada del partido de Gobierno.

Horas después la bancada pareció responder al empujón del hijo de la cabeza del partido. En un amplio comunicado los senadores y representantes se comprometieron a apoyar una reforma en la que se ayude a los más vulnerables. “El Centro Democrático reconoce el esfuerzo del Gobierno del presidente Iván Duque para atender una pandemia impredecible, que exigió un endeudamiento de más de 150 billones de pesos en 2020 y 90 en 2021 por la caída del ingreso y el mayor gasto social y en salud. Sin los 90 billones que se requieren en 2021, no hay como pagar salarios del Estado en el segundo semestre”. Lea aquí: IVA en chocolate, café, azúcar y sal no va a aumentar: Duque

Según la bancada es necesario acelerar la reactivación del empleo, ayudar a los más necesitados con “transferencias económicas” y solventar a la micro, pequeña y mediana empresa a sostener el empleo. Sin embargo, para la bancada es oportuno “ampliar la base de declarantes de renta pero no de contribuyentes. Más declarantes que no paguen. Que sólo paguen los que más ganan. Aumentar la base de declarantes, que no paguen impuestos, estimula la formalización de la economía”.

Además, indicaron que hay una necesidad de evitar una crisis de deuda y de tener un sector financiero sólido, “pero entendemos la necesidad de contribución del sector a la sociedad como parte del antídoto al odio de clases. Por ello, proponemos sostener la sobre tasa de renta al sector financiero con destinación especifica a pequeñas obras, urbanas y rurales que incentiven la creación remedial de empleos”.

Igualmente propusieron que radicarán una propuesta para crear un mecanismo de “inversión forzosa al sector financiero para aumentar el crédito a las micro y pequeñas empresas como instrumento de recuperación de la senda de crecimiento”.

Todo esto a menos de 12 horas de la reunión de los hijos del expresidente Uribe con el presidente de la República. De Tomás Uribe, que es entre los dos quien más suena como posible candidato, se dice que puede ser cabeza de lista del Centro Democrático para el 2022, candidato a la vicepresidente, o incluso candidato a la presidencia de la República. Sin embargo su rol en la futura campaña aún no se ha definido.

Hablan los analistas

Para Carlos Arias, profesor de la maestría de Comunicación Política en la Universidad Externado de Colombia, “esa visita, y que luego el CD acoja o proponga, podría ser la confirmación de una dinámica de co-gobierno, en la que el Presidente solamente escucha a su partido e incluso le abre la puerta a un guiño implícito al que podría ser el candidato de esa colectividad”.

Por otro lado, indicó que esto “deja un mal mensaje para la ciudadanía en general, que ha reclamado por todos los medios posibles la propuesta de la nueva Reforma Tributaria y que nunca fue escuchada. Incluso por el Ministro de Hacienda que no ha querido presentarla para discusión y encargó al joven e inexperto Vice Ministro, Juan Alberto Londoño, que terminó confirmando la desconexión de los técnicos del Ministerio frente a la realidad de los colombianos”.

Por otro lado, Juan Carlos Ruiz, director de la maestría en Ciencia Política de la Universidad del Rosario, sostuvo que este es un claro ejemplo de “delfinazgo, pues el expresidente Uribe está metiendo sus hijos en política y allanando el camino para que lleguen a la presidencia. A pesar que ellos habían dicho que no tienen aspiraciones políticas los símbolos muestran otra cosa, y no creo que dejen de lado la causa electoral de su padre, seguramente van a tener muchas opciones para llegar a la Casa de Nariño”.

Por otro lado indicó que no descarta que los hijos del exmandatario lleguen como candidatos para este 2022, “aunque hay cabezas en el CD que aspiran y se sentirían frustradas con la llegada del hijo del presidente a la carrera presidencial, entre ellas Paloma Valencia. Otros políticos han buscado el guiño de Uribe como los Char, pero si el expresidente se decanta por sus alguno de sus hijos esto puede llegar a generar fracturas”.

Por otro lado, Viviana Clavijo, profesora de Ciencia Política y marketing político de la Universidad Externado, sostuvo que “en este momento se barajan las cartas de los posibles candidatos. En el CD no está claro cuál es el candidato que van a lanzar en la contienda y este hecho con los hijos del expresidente forma parte del conjunto de eventos que se desarrollarán para escoger los posibles candidatos que van a presentar. No sé cuál vaya a ser el mecanismo de elección pero ellos van a escoger el candidato de la colectividad y son los herederos directos de Uribe quienes están como candidatos no solo como presidentes sino como cabezas de lista a Congreso”.

Según Clavijo, “seguimos inmersos en una cultura política en donde el poder se sigue heredando, se supone que desde finales del Siglo XX ya se hubiera superado esa parte de nuestra cultura, pero en la carrera política siguen siendo las mismas familias las que detentan el poder en el país: los Galán los Gaviria, los Pardo, los López, los Lleras, son los mismos los que siguen con el poder en las manos desde el siglo XX”.

Por último, Jorge Iván Cuervo, analista del Centro de Investigaciones de la facultad de Gobierno y Relaciones Internacionales de la universidad Externado de Colombia, indicó que hay que escudriñar muy bien las razones por las que el hijo del exmandatario visitó la Casa de Nariño, “la pregunta es a título de qué va Tomás Uribe a hablar con el presidente de los colombianos. La primera posible respuesta es que él sea vocero del Centro Democrático entonces hay que preguntar al partido si el hijo del expresidente tiene alguna vocería; lo segundo entonces hay que ver si el presidente se está reuniendo con otros voceros de la coalición del gobierno, ahí tendría sentido solo si Tomás es un vocero oficial del CD”.

Sin embargo, advierte que si el presidente se reunió a título personal con el hijo del expresidente Uribe “entonces eso es un problema, porque el mandatario tiene que explicar por qué el presidente se reúne con particulares para hablar sobre la reforma tributaria, en ese caso por qué no lo hizo con un Arturo Calle o con otra persona que sea creadora de empleo en el país”.

Así mismo, el profesor indicó que “si el presidente quiere darle un tratamiento especial a Tomás Uribe este no es un buen mensaje porque Iván Duque es el presidente de todos los Colombianos y no de un solo partido. Todo esto implica que la afirmación de Tomás Uribe de no lanzarse a nada es dudosa y contradictoria”.

Por último, sostuvo que para las personas del partido la reunión también puede ser un mensaje negativo, pues “hay gente que está en la discusión política y del día a día y aparece Tomás Uribe cuyo único mérito es que sea hijo del expresidente Uribe, entonces convierte al CD en un partido muy inorgánico porque se somete únicamente a la voluntad del expresidente y no a los méritos de sus integrantes”.