Colombia


Siguen los avances en el tratamiento de la hemofilia tipo A

La hemofilia A es la forma más común de esta enfermedad. Su condición es hereditaria y tiene que ver con menor cantidad o actividad del factor VIII de coagulación en la sangre de la persona.

COLPRENSA

03 de agosto de 2019 07:30 PM

Especialistas colombianos han evidenciado que mediante un tratamiento personalizado a los adolescentes que padecen de hemofilia tipo A, y en promedio menores de 17 años, se logran mejores resultados.

Tal avance acaba de ser presentado en el Congreso de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH) llevado a cabo durante julio en Melbourne, Australia. Más de 5.000 especialistas de 90 países acudieron a la cita que ha tenido el lema ‘Investigación, Descubrimiento y Resultados en la Hemofilia’.

El equipo colombiano

El epidemiólogo Samuel Sarmiento y la salubrista Gina Díaz, con la monitoría del hematólogo Mauricio Cortés director científico de Integral Solutions, llevaron a cabo esta investigación. Labor que hizo parte de la Maestría realizada en conjunto por la Universidad del Rosario de Bogotá y la Universidad CES de Medellín.

El desarrollo de este modelo y la relación de cada variable evaluada con los eventos de sangrado, permitirá al médico tratante una identificación personalizada del riesgo y así una conducta individualizada más asertiva, teniendo en cuenta que previamente se utilizaba esencialmente la variable peso para decidir la dosis a utilizar, señaló el médico hematólogo Mauricio Cortés.

Un año de seguimiento a los pacientes

En el país se sabe que existen 2.237 pacientes de hemofilia, 33 por ciento de los cuales tienen hasta 19 años de edad. Su mayor prevalencia está en Bogotá, seguida de Antioquia, Valle del Cauca y la Costa Atlántica. El tratamiento se hace con reemplazo del factor ausente (en hemofilia ‘A’ el factor VIII).

En América, Colombia reporta la tercera mayor utilización per cápita del Factor VIII (factor anti-hemofílico), luego de Estados Unidos y Canadá, siendo un indicador en la atención de la hemofilia.

La ausencia del Factor VIII lleva al riesgo de sangrados entre las personas que la padecen. El factor VIII se produce por técnicas recombinantes o a partir del fraccionamiento de plasma de donantes sanos humanos.

Una dosificación personalizada, y menores costos

“El análisis realizado permitió identificar las variables que mejor predicen la ocurrencia de sagrado en pacientes con Hemofilia A severa, estableciendo argumentos en función del aumento del riesgo; planteando un modelo a tener en cuenta en la dosificación que se ajusta mejor a las características y necesidades individuales del paciente”, señaló el epidemiólogo Samuel Sarmiento.

Y añadió que permitirá disminuir las complicaciones tanto clínicas como sociales de la enfermedad así como los beneficios en costos que lleva la personalización del tratamiento”,

Según Sarmiento, el estudio se basó en la revisión de información de los registros clínicos de 60 pacientes con hemofilia, incluidos en el programa de manejo integral de una institución prestadora de servicios de salud, que cuentan con las mediciones en cada una de las variables estudiadas incluyendo la actividad física y la farmacocinética de Factor VIII después de su administración intravenosa y que fueron atendidos durante más de un año.

Esta información fue correlacionada posteriormente con los reportes de la cuenta de alto costo del Ministerio de Salud y Protección Social.

Mejor calidad de vida a menores costos

Señaló el hematólogo Cortés que, si el paciente es un joven, se debe considerar que requiere más dosis del Factor VIII, que la necesitada por un adulto, pues el adolescente tiene 5,4 veces más posibilidad de sangrado, en promedio; y viceversa, si es un adulto sin actividad de riesgo, la dosis podría ser mucho menor de la que se utiliza actualmente.

“El facilitar una dosis adecuada al sangrado significará mejor calidad de vida para el paciente, evitando no solo su muerte, sino también disminuir los sangrados articulares y musculares, logrando personas mucho mas sanas dentro del marco de su enfermedad. Esto se verá reflejado en menores costos para el sistema de salud en Colombia”, dijo el especialista Mauricio Cortés.