Deportes


Wílmar Barrios, de esquivar balas a poner el pecho por Colombia

El cartagenero, nacido en La Candelaria, espera aportar su grano de arena mañana cuando Colombia se mida a Perú en Barranquilla. Su vida no ha sido fácil.

CARLOS CABALLERO VILLA

27 de enero de 2022 12:00 AM

Su corazón late más rápido, la emoción de volver a vestir los colores de Colombia hace que su adrenalina suba al máximo nivel.

Don Wílmar Barrios ya quiere que ruede el balón, sabe que es pieza clave de Colombia, que mañana recibe en Barranquilla a Perú, a las 4 de tarde, en juego válido por las Eliminatorias Sudamericanas con miras al Mundial de Catar en 2022. Lea aquí: [Infografía] Wílmar Barrios, el pulmón de la selección Colombia

Después de hacerle un zig zag a la violencia, drogas y alcohol, que era el pan de cada día en La Candelaria, el barrio en donde se crió, en medio de muchas dificultades, Barrios le pone el pecho ahora a Colombia y defiende a su país a capa y espada.

Atrás quedaron los momentos complicados, en donde las balas pasaban rozando el techo de la casa de su vecindad y él se agachaba para sentirse más seguro. Luego de superar todos los obstáculos en su infancia, Wílmar lo único que quiere ahora es seguir viviendo ratos de felicidad y lograr la clasificación a un nuevo mundial sí que será una inmensa alegría para su corazón.

“Hay que ganar, así sea medio a cero, pero hay que ganar. Estamos con las ganas y la ilusión de que podemos brindar en nuestra casa una alegría a todo el país, somos conscientes de que necesitamos una victoria en casa, estamos preparando el encuentro frente a Perú, esperamos que todos lleguemos en las mejores condiciones”, dijo el volante de marca que con su temple y carácter se ha convertido en una pieza clave para el profesor Reinaldo Rueda.

Barrios siempre quiere dar más, trabaja para eso. “En lo personal llego bien y espero estar a la altura por si me toca jugar el viernes (mañana)”, dice con un tono de humildad en sus palabras.

Los partidos se ganan con goles, esos que han sido esquivos para Colombia en las últimas jornadas de las Eliminatorias.

“Tenemos una nueva oportunidad para revertir esa situación. Lo importante es ganar para seguir manteniéndonos en esos primeros lugares. Estamos tocados porque hemos creado, pero no hemos tenido la suerte para enviar la pelota la arco. Lo importante es ganar medio a cero, pero ganar”, siguió recalcando el volante del Zenit.

Como buen profesional siempre está listo. En las vacaciones él descansa, pero hace lo posible para mantenerse en forma. “En lo personal, durante mis vacaciones, he tratado de trabajarme con un plan del club”.

Se ha ganado el respeto, cariño y apoyo no solo del cuerpo técnico y jugadores sino de la prensa nacional y todos los colombianos. Sí. Él es don Wílmar Barrios, el joven cartagenero que pasó de esquivar balas a poner el pecho por la selección de su país.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS