comscore

Publicidad

Económica

Solo el 0,45% de los latinoamericanos viaja en avión anualmente

La IATA atribuye esta baja cifra a las elevadas tasas impositivas y a la falta de competitividad. A pesar de la recuperación post-pandemia, aerolíneas aún proyectan pérdidas millonarias.

Solo el 0,45% de los latinoamericanos viaja en avión anualmente
Compartir en

Si bien América Latina es la región del mundo con mejores niveles de recuperación de la industria aérea respecto a la prepandemia, la caja de las compañías que operan en esta zona del mundo parece no reponerse al mismo nivel.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) proyecta que este año las líneas aéreas de América Latina y el Caribe perderán US$1.400 millones.

Esto significa que van a perder alrededor de $4,92 dólares por pasajero que transporten y, según explica la IATA, el problema es que la alta demanda de viajes ha tenido el contrapeso de un entorno macroeconómico volátil y difícil para las empresas, especialmente en este lado del mundo.

Si bien asegura que las aerolíneas con presencia en Latinoamérica batallan por ofrecer tarifas competitivas, en el entre tanto deben luchar contra los impuestos, tasas y cargos, así como contra el sector de los autobuses que, a su modo de ver, son un medio de transporte menos regulado y gravado. Lee también: En dos meses, acciones de Almacenes Éxito crecen un 18% en la Bolsa de Nueva York.

Justamente en el Alta AGM & Airline Leaders Forum realizado en Cancún, México, los ejecutivos de las aerolíneas más importantes de América Latina se dieron cita para analizar dichos problemas que lastran el avance del sector. En un sobre diagnóstico, mencionaron los altos impuestos –que pueden pesar 50% en el valor final de un tiquete– y los pocos avances en infraestructura, entre otros.

Cabe mencionar que la IATA calcula que en Colombia el costo de un tiquete para un vuelo nacional ha subido 19% en promedio este año, mientras que el internacional ha incrementado 4,5%.

La situación golpeó directamente a importantes aerolíneas de bajo costo cuyos negocios no eran sostenibles y terminaron quebrando, como Viva o Ultra Air en Colombia, y otras en la región como Interjet en México, o Equair en Ecuador.

Aunque el sector sigue moviendo millones de pasajeros al año, un dato impactante es que en América Latina solo el 0,45% de la población viaja en avión al menos una vez al año. Así mismo, a nivel global cerca del 80% de las personas nunca se han montado en un avión.

Consultado al respecto, el CEO de Avianca, Adrian Neuhauser, dijo que otro punto relevante es que los gobiernos permitan a cada aerolínea llevar a cabo su modelo de negocio, pues si no se les da la posibilidad a las low cost de –por ejemplo– vender un producto diferenciado, y se les obliga a “regalar equipaje” o incluir wifi, se les va quitando la opción de marcar diferencia. Lee también: Cumbre de P&G en Cartagena: proponen ‘Pacto por la Seguridad Energética’.

A su turno, Roberto Alvo, CEO del Grupo Latam, afirmó que en aeropuertos como El Dorado, de Bogotá, existen problemas con “soluciones simples”, pero que no se han logrado acompañar de políticas públicas. En su opinión, el mayor desafío de la industria aérea no fue la Covid, sino que será la descarbonización, que cada vez más viajeros exigen, pero que en Latinoamérica es imposible adelantar al mismo ritmo que en Europa.

Según José Ricardo Botelho, CEO de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), hoy el 60% de los costos de las aerolíneas son en dólares, y la manera de solucionar los grandes problemas de la industria es que la aviación se vuelva una política de Estado. En este caso Brasil es el mejor ejemplo, pues pasó de mover 20 a 100 millones de pasajeros tras un trabajo público-privado.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News