6 usos de las cesantías relacionados con tu casa propia

Esta prestación social con la que anualmente cumple tu empleador, resulta un insumo importante si adquirir vivienda es tu meta para el 2022.

ANDREA RODRIGUEZ BARRIOS

21 de diciembre de 2021 12:00 AM

Sin duda, una de las metas que muchos se proponen para el nuevo año es adquirir vivienda y las cesantías, esa prestación social, a la que tienen derecho anualmente los trabajadores, resulta una ayuda esencial para cumplir ese objetivo.

Las cesantías, que es un deber de los empleadores para con sus empleados, se concibe en la ley colombiana como un fondo de emergencias o “dinero de colchón” en caso de que quedes cesante, y aunque no es posible disponer de ellas de forma arbitraria, la norma permite retirarlas para educación y vivienda.

Precisamente este último fin es el más frecuente entre los colombianos. Según el Fondo Nacional del Ahorro (FNA), más de la mitad de las cesantías de los principales fondos autorizados son invertidas para compra, remodelación de vivienda o liberación de créditos hipotecarios. Le puede interesar: Cesantías, el ahorro clave para adquirir o mejorar vivienda.

Ante este panorama, te contamos 6 usos para aprovechar las cesantías, si de vivienda se trata:

1. Adquirir vivienda: este es uno de los motivos más comunes por el que los afiliados a fondos de cesantías retiran su dinero. Aunque la mayoría compra vivienda nueva, hay algunos que optan por un inmueble usado, pero en buenas condiciones.

2. Comprar un lote: el retiro parcial de las cesantías también es una buena opción, si quieres adquirir el terreno para luego construir la vivienda de tus sueños o si el ahorro no es suficiente para completar la cuota inicial de un inmueble construido.

Para cualquiera que sea el caso, debes aportar una carta de autorización de tu empleador para retirar las cesantías.

3. Construir: es viable, si tu intención es construir en un lote propio o de tu cónyuge. Tras haber adquirido un lote, puedes esperar un par de años para usar el ahorro de las cesantías, que ganan intereses mientras estén el fondo, y levantar tu casa.

4. Remodelación o mejoramiento: si lograste comprar una vivienda usada pero necesita reparaciones, también puedes acudir a este ahorro. Ten en cuenta que para que tu fondo de cesantías desembolse el dinero que solicitas con este fin, deberás demostrar la titularidad del bien con documentos como copia de escritura de la casa y además aportar los permisos de construcción, si se requieren.

5. Pagar impuestos: es posible utilizar las cesantías para saldar los créditos hipotecarios o impuestos que afecten a la propiedad, como el predial, de nuevo, siempre y cuando seas el propietarios de dicha vivienda

6. Adquirir títulos sobre planos: si el proyecto de vivienda ya está definido por la constructora encargada, puedes retirar tus cesantías para la compra de un inmueble aunque la construcción no haya empezado. Recuerda que pagar por tu casa bajo esta modalidad es menos costoso. Puede leer: Así puede invertir sus ahorros de cesantías.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.