Construcción


¿Vender o arrendar una casa? Todo dependerá de lo que usted necesite

Sacar provecho de los bienes raíces no es un asunto tan simple y diáfano como podría parecer, pues va más allá de qué tan necesitado esté de capital.

MARTÍN CARVAJAL CHAMORRO

20 de mayo de 2021 12:00 AM

El sentido común dice que si usted quiere ganar dinero con una casa o apartamento y necesita plata para “ya”, entonces lo mejor es venderla. También dice que arrendar es para los que quieren una inversión a largo plazo y pueden esperar a ver el fruto de su decisión. Como todos los asuntos financieros en la vida real, esa es una perspectiva muy simplificada que, si bien es la tendencia general, no siempre aplicará y puede traerle más de una sorpresa.

El mercado hipotecario

El primer aspecto que debe tener en cuenta para evaluar el potencial monetario de su decisión es la manera cómo fluctúa el valor de las casas en el mercado hipotecario. “Para entender los ciclos hipotecarios es importante distinguir el efecto riqueza”, comenta el docente y magíster en ciencias económicas Gustavo Salas Rada, en su artículo “El mercado hipotecario y el financiamiento de la vivienda” (2010).

De acuerdo con Salas, “tal efecto resulta en que tanto para los hogares como para los mercados se ha hecho evidente que un incremento coyuntural muy significativo en su nivel de ingreso puede generar los marcados ciclos económicos provenientes de la valorización hipotecaria”. En otras palabras, cuando los ingresos son altos y el nivel de consumo es alto, el valor de las residencias va en aumento. Cuando ocurre lo contrario, sea por el motivo que sea, las casas se deprecian.

Potencial de crecimiento

El otro factor significativo es la probabilidad de que la propiedad en cuestión se valorice. “Eso puede ocurrir, con el tiempo, si está bien ubicada o si es interesante desde un punto de vista comercial por estar en una zona de alto desarrollo económico y con disposiciones del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que también le son favorables”, afirma el arquitecto Javier Acevedo Puerto.

No hay que olvidar el estrato de la vivienda, si se encuentra cerca o lejos de sedes de gobierno, hospitales, escuelas y cualquier otro servicio que pueda ser interesante para un comprador potencial. Según Acevedo, también hay que tener en cuenta si la vivienda tiene un régimen especial o alguna condición que siempre va a jugar a su favor, como ocurre con las casas del Centro Histórico: no todas son “iguales” desde el punto de vista del POT, pero es innegable que estar en un lugar que se considera patrimonio de la humanidad, les genera valor (Le puede interesar: Lo que usted debe saber al vender una vivienda usada).

Un ejemplo práctico

Si la economía está estable y una propiedad suya está bien ubicada, con buenas especificaciones, entonces es libre de decidir lo que más le convenga: arrendar sale más rentable, porque la gente tiene con qué pagar las mensualidades, y se puede vender mayor precio, porque el flujo de caja es alto y el comprador puede acceder a créditos.

En una coyuntura como la actual, todo cambia. “Es mal momento para vender”, afirma el arquitecto Javier Acevedo “y bueno para comprar, pero si usted tiene una propiedad que le pueda interesar a un grupo o a una persona que pertenezcan a un sector comercial que no paró (principalmente los servicios básicos), entonces alquilarla es una buena opción” (Puede leer: Arriendos de casa pueden subir hasta 1,61% en 2021: Fedelonjas).

Mas sea cual sea la decisión que tenga en mente y viva en el período que viva, recuerde que es importante asegurarse de que está en el camino correcto con un asesor hipotecario experto, en especial si usted no conoce mucho de finanzas.

  NOTICIAS RECOMENDADAS