¿Planea crear empresa? Estos son los impuestos que debe asumir

Conozca las obligaciones por las que debe responder para trazar planes estratégicos financieros y contables que minimicen la probabilidad de quiebra.

MÓNICA MEZA ALTAMAR

01 de marzo de 2022 12:00 AM

Pagar impuestos es una obligación de todas las empresas en Colombia. Factores como la actividad económica, ubicación, cobertura de servicios y exenciones determinan la carga tributaria de cada empresario.

“Por eso es importante que, antes de constituir una empresa, se realice un diagnóstico que detalle las obligaciones tributarias que debe cumplir. Esto permite tomar decisiones tributarias acertadas, con la finalidad de contribuir al país cumpliendo con el pago de los impuestos, pero a su vez aprovechando los diferentes beneficios fiscales”, destacó Didier Sánchez Reinoso, contador público especialista en revisoría fiscal y contraloría con 35 años de experiencia.

Precisó cuáles son los impuestos más importantes que deben asumir los empresarios colombianos, clasificándolos según su territorialidad.

Impuestos nacionales

- Impuesto sobre la renta y complementario: grava todos los ingresos que al año obtengan los contribuyentes, ya sean ganancias provenientes de sus actividades ordinarias y esporádicas o extraordinarias, tanto de fuente nacional como extranjera. Tarifa general de 35% para 2022.

- Impuesto al valor agregado – IVA: impuesto indirecto sobre la prestación de servicios, venta o importación de bienes. Tarifas de 19%, 5% y 0%.

- Impuesto nacional al consumo: grava los sectores de vehículos, telecomunicaciones, bebidas y comidas. Tarifas de 2%, 4%, 8% y 16%.

- Gravamen a los movimientos financieros – GMF: Grava el retiro de fondos de los productos financieros como cuentas de ahorros y cuentas corrientes. Tarifa de 0,4%.

Impuestos departamentales

- Impuesto de registro: se paga sobre actos y contratos que por ley deben registrarse en la Cámara de Comercio o en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos. Tarifa de 0,7%.

- Impuesto sobre vehículos automotores: recae sobre la propiedad o posesión de los vehículos gravados que se encuentren matriculados en determinado departamento, municipio o distrito. Varía según las características de los vehículos.

Impuestos municipales

- Impuesto de industria y comercio, avisos y tableros (ICA): se gravan los ingresos generados por el desarrollo de actividades industriales, comerciales y de servicios que se realicen en cada uno de los municipios o distritos. Las tarifas varían en cada municipio.

- Impuesto predial unificado: grava la existencia de casas, apartamentos, edificios, lotes, parqueaderos, bodegas, almacenes y demás bienes inmuebles o predios en la respectiva jurisdicción del municipio o distrito. El propietario, poseedor o quien disfrute del bien ajeno debe pagar tarifas que varían de 0,5% a 1,6%.

Una empresa que no tributa es una empresa que contribuye a detener la inversión de un país”.

Didier Sánchez Reinoso

¿Causa de quiebra?

Aunque reconoce que en Colombia hay una alta tasa tributaria, para Sánchez Reinoso, quien es fundador de Russell Bedford DSA, “los impuestos no deben ser un factor determinante para la quiebra de una empresa, porque estas deben estar en la capacidad de generar flujos de efectivo para el pago de sus tributos, y la razón de ser de esto es simple, una empresa que no tributa es una empresa que contribuye a detener la inversión de un país”.

Advirtió: “Lo que sucede muchas veces es que las empresas no cuentan con profesionales idóneos que planifiquen y ejecuten estrategias tributarias, dejando al empresario solo con la carga y desactualizado en beneficios que podría perfectamente aplicar en su empresa. Entonces el empresario entra en una relación monótona con el Estado en la que se dedica únicamente a pagar tributos sin encontrarle un sentido. Obviamente una empresa que no cuente con un equipo multidisciplinario de profesionales capaces de proponer planes estratégicos financieros y contables, y que además de ello tenga que competir con la informalidad, será una empresa con probabilidades de quiebra”. Le puede interesar: Las pequeñas empresas pagan más impuestos.

Preocupa la informalidad

El experto manifestó además que la informalidad contribuye a la falta de pago de impuestos “y es preocupante, porque cuando se reducen los ingresos gubernamentales se disminuye la calidad de los servicios que provee un Estado. Por eso es importante que el contribuyente asimile la finalidad de los impuestos y que su contador de confianza le hable de beneficios tributarios, para que el contribuyente no vea los impuestos como su enemigo, sino como un instrumento que permite el progreso de su país”.

Agregó que “el Gobierno trabaja en crear estos beneficios, un ejemplo de esto es el Régimen Simple de Tributación, que busca reducir cargas e impulsar la formalidad, facilitando el cumplimiento de ciertas obligaciones tributarias de quienes voluntariamente se acogen a este régimen”. Puede leer: Desempleo: aún hay mucho ‘camello’ por generar.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.