Edición verde


Restaurar los ecosistemas: ¡comencemos ahora!

Esa es la consigna del Día Mundial del Medioambiente este año, que invita a los gobiernos y ciudadanos a revertir el daño ocasionado a la naturaleza desde hoy y hasta los próximos 10 años.

TANIA FLÓREZ DECHAMPS

05 de junio de 2021 12:00 AM

La conmemoración del Día Mundial del Medioambiente se preparó por lo alto este año. La Organización de las Naciones Unidas hace un gran llamado a los gobiernos, ciudadanos y actores del sector privado de todos los países, para que se agilicen las políticas que favorezcan la restauración del planeta Tierra y se emprendan acciones en pro de los ecosistemas, durante los próximos 10 años.

Es por ello que hoy se lanza el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas, una campaña mundial que tiene como finalidad prevenir, detener y revertir la degradación de los hábitats en todos los continentes y océanos, lo que también contribuye a erradicar la pobreza, combatir el cambio climático y prevenir la extinción masiva de especies. (Puede leer: Restaurar nuestra Tierra: la premisa de 2021).

Pakistán, como país anfitrión, programó una extensa agenda de charlas virtuales sobre cómo frenar el calentamiento global, acciones para reverdecer el planeta, la gestión sostenible del nitrógeno para la restauración de los ecosistemas, entre otros temas de interés. El cronograma de actividades también incluye las reflexiones de celebridades y activistas sobre la situación mundial y un concierto en línea.

“Es fácil perder la esperanza cuando pensamos en la magnitud de los desafíos que enfrentamos y la avalancha de malas noticias con las que nos despertamos cada mañana”, dijo Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

“Pero - añadió Andersen- así como causamos la crisis climática, la crisis de la biodiversidad y la crisis de la contaminación, podemos revertir el daño que hemos hecho; podemos ser la primera generación en reinventar, recrear y restaurar la naturaleza para impulsar la acción hacia un mundo mejor”.

Desde cambiar la dieta, sembrar árboles hasta reintroducir especies silvestres en áreas de bosque protegidas y limpiar cuerpos de agua son acciones válidas al restaurar los ecosistemas, según la ONU.

Una oportunidad con el COVID

Pese al gran impacto en la economía mundial y a las millones de muertes que ha provocado el COVID-19, la humanidad tiene una oportunidad en esta coyuntura para aprovechar lo que se ha denominado como “economía de restauración”, para desviar el camino de la explotación indiscriminada hacia modelos de producción sostenibles, que se desarrollen con las inversiones dispuestas para superar la crisis. (Le puede interesar: La pandemia es una oportunidad para cambiar la economía).

Desde ahora y hasta 2030, la restauración de 350 millones de hectáreas de ecosistemas terrestres y acuáticos degradados generaría 9 billones de dólares, en servicios ecosistémicos y eliminaría hasta 26 gigatoneladas de gases de efecto invernadero de la atmósfera. “Los beneficios económicos son diez veces mayores que el costo de la inversión, mientras que la inacción es al menos tres veces más costosa que la restauración de los ecosistemas”, señala el Pnuma.

Por la vida humana

La restauración de los ecosistemas es un acto a favor del bienestar humano pues sustentan todas las formas de vidas del planeta por lo que nuestra salud es directamente proporcional a la sanidad de estos.

“La naturaleza debe ser parte de la solución a medida que crece el impulso internacional para descarbonizar todos los sectores de nuestras economías. La restauración de los ecosistemas ayuda a proteger y mejorar los medios de vida, regula las enfermedades, reduce el riesgo de desastres naturales y contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS