Mantenimiento y reparación de vehículos


Carro nuevo o usado ¿cuál es la mejor opción de compra en pandemia?

La escasez de bienes secundarios y la inestabilidad financiera han encarecido la producción y comercialización de autos, por lo que debe ser más cuidadoso al elegir.

MARTÍN CARVAJAL CHAMORRO

16 de septiembre de 2021 12:00 AM

Cuando los efectos del SARS-COV-2 empezaron a sentirse, las personas se quedaron en sus hogares debido a la cuarentena y las fábricas cerraron. Poco a poco, todo empezó a recobrar su ritmo anterior, pero las industrias siguen lejos de llegar a las cifras pre-pandémicas de producción y ventas. Un claro ejemplo de este es el sector automotriz, que ha atravesado por una serie de reveses que han ralentizado sus operaciones y afectado los precios.

La cadena de producción de carros nuevos se encuentra en un momento complicado: escasez de materiales, específicamente de semiconductores, significa mayores dificultades para crear vehículos y cubrir al mercado. Giovanni Hernández Salazar, docente de la facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de La Sabana, explica que en el caso específico de Colombia ocurre que “históricamente, el país ha pagado costos más altos por carros nuevos en comparación con sus vecinos. Más allá de que los componentes y los productos se encarezcan, los compradores se han acogido a esa particularidad del mercado”.

Decisiones

¿Qué resulta mejor en este contexto, conseguir un carro nuevo o uno usado? En opinión de Hernández Salazar, eso depende de para qué necesite usted el vehículo y qué modelo de negocio o de ingresos maneje. Si usted lo necesita con urgencia y puede costearlo, entonces hágalo.

“Si lo mira como una opción de inversión de negocio y definitivamente lo va a utilizar, no puede esperar a que los precios bajen. Debe tener en cuenta que el análisis costo - beneficio le asegure que usted podrá recuperar la inversión debido a las utilidades que el carro le represente”, comenta el académico.

Usados de confianza

Si no tiene esa opción, entonces lo mejor es que elija un carro usado. Si bien los precios de estos también se han elevado a causa de la pandemia, conseguir uno del modelo y el precio que desee le resultará más asequible que en el caso de uno nuevo. Le puede interesar: ¿Recomiendan los expertos comprar carros usados?

No puede olvidarse de mandar a realizar un peritaje a través de terceros, ni de asegurarse de que no tenga reemplazar partes o pagar algún tipo de costo adicional.

Es importante que realice las pruebas y la compra en un sitio de confianza, preferiblemente en uno del que tenga buenas referencias; para esto, puede recurrir a la búsqueda de reseñas en internet.

Los concesionarios son confiables para comprar carros usados, pues se aseguran de que estén en buenas condiciones y les realizan un mantenimiento previo. A su vez, están obligados a informarle si un auto usado tiene garantía o no. En caso de que esta siga vigente, entonces puede dejar la reparación de cualquier defecto o imprevisto en manos del concesionario.

Algunos aspectos a considerar en el peritaje son el estado de la carrocería, el chasis, los frenos, la suspensión, el motor, las luces, los líquidos, los filtros del aire acondicionado, las llantas, las plumillas, el sistema eléctrico del auto en general y cualquier otro aspecto que los mecánicos consideren importante.

También deberá tener en cuenta factores como posibles repuestos, el kilometraje (que le indicará el esfuerzo que ha atravesado el vehículo) y la ciudad de proveniencia (por lo general, los autos de lugares costeros han estado más expuestos a la abrasión). Puede leer: ¿Va a comprar carro usado? Lea estas recomendaciones para evitar problemas.

¿Qué hay de vender?

Si en lugar de comprar un auto usado está considerando vender el suyo, este un buen momento para hacerlo, puesto que los precios han subido y las ganancias son mayores. Publique un anuncio a través de las redes sociales, trate de regresar el auto en las mejores condiciones que pueda y respete las medidas de bioseguridad si se reúne para negociar con el comprador interesado. Otra opción es venderlo de contado a un concesionario, lo cual le asegura capital y lo exonera de futuros problemas con el destinatario final del vehículo.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Faltan Chips

La demanda de semiconductores se elevó inusitadamente con la llegada de la pandemia. Las personas empezaron a comprar más aparatos para pasar el aislamiento en casa, mientras que los servidores de muchas plataformas en línea requerían de mayor mantenimiento. Ante esa situación, algunas de las grandes industrias comenzaron a acumular microchips en grandes cantidades y otras cancelaron sus órdenes mientras esperaban a que se levantaran las medidas de aislamiento; una de estas fue la automotriz.

Esas dos tendencias provocaron una escasez de microchips de la que el mundo no se recuperará sino hasta dentro de un par de años, según lo estima Jean-Marc Chery, CEO de STMicroelectronics. Puesto que la demanda de bienes que los requieren no disminuyó de manera significativa, los precios de todos estos productos tendieron a aumentar, como es el caso de los electrodomésticos y los autos, que necesitan chips para que la mayoría de sus sistemas funcionen.

  NOTICIAS RECOMENDADAS