Política


No de Petro para que un colombiano dirija la OPS, ¿error o revancha?

Una controversia se desató tras conocerse el no apoyo para que Fernando Ruiz, exministro de Salud, gerencia la sanidad panamericana, al avalar a una mexicana.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

19 de septiembre de 2022 11:31 AM

La decisión del presidente Gustavo Petro de no avalar la aspiración de Fernando Ruiz, exministro de Salud, para la presidencia de la Organización Panamericana de la Salud ha levantado callos en el panorama político nacional. El exfuncionario del gobierno de Iván Duque lamentó no tener respaldo de su país por lo que declinó su candidatura. (Lea: ¿Fracasó la guerra contra las drogas? EE. UU. no se rinde en Colombia)

No obstante, su paso a un costado no lo hizo de dientes para adentro e informó que: “Personalmente lamento que el Gobierno haya retirado el apoyo a mi nombre para la dirección de la OPS, pero duele más que Colombia después de 120 años y con todos los reconocimientos en su historia de salud pública no tenga la posibilidad de dirigirla. Casi era un derecho del país”.

A ese agravio, según la posición de Ruiz, se sumaron varias voces del país que aún recuerdan su gestión en la cartera nacional de salud, cuya gestión fue de las más destacadas en el gabinete de Duque debido a que afrontó, con índices sobresalientes en la región, la pandemia de la COVID-19.

En la misma línea de apoyos, el exministro de Salud contaba con el respaldo del Departamento de Salud de los Estados Unidos y de otros 20 países de la región que ya habían anunciado su respaldo para que fuera presidente de la OPS, por lo que Ruiz aseguró que Colombia no tendrá una opción definitiva de ocupar un alto cargo en esta institución internacional en por lo menos 10 años.

¿Una revancha de Corcho?

Gustavo Petro y sus funcionarios prefirieron apoyar a la candidata postulada por México. La Cancillería, bajo la gestión de Álvaro Leyva Durán, manifestó que: “Es un tema de discrecionalidad de Presidencia y su política exterior conforme al programa de gobierno”.

Sin embargo, no es descabellada la teoría de una revancha de la actual ministra de Salud, Carolina Corcho, quien en medio de la pandemia tuvo enfrentamientos con Ruiz.

En varias ocasiones, Ruiz Gómez, desmintió a Corcho, en ese entonces vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana, quien culpó al sistema de salud de no hacer nada con relación al número de muertes evitables y denunció una campaña de desprestigio en su contra desde el Ministerio.

Corcho recalcó que una reforma al sistema de salud debía fortalecer la atención primaria por encima del negocio, porque ese enfoque ha impedido afectar las cifras de mortalidad evitable en el país. En clara alusión de presuntas irregularidades del despacho de Ruiz.

Sus declaraciones fueron criticadas por varios médicos y hasta por Alejandro Gaviria, exministro de Salud de Juan Manuel Santos y hoy ministro de Educación.

Por su parte, Fernando Ruiz, indicó en esa ocasión que la mortalidad general en Colombia es de 550 casos por cada 100.000 habitantes al año, pero de ellas solo 97 son por causas tratables y atribuibles al sistema de salud y no el total de un millón 400 mil que citó Corcho.

“Como autoridad sanitaria me toca rectificar: mortalidad general Colombia 550 por 100.000, evitable por causas tratables 97 (atribuibles al sistema) muy cerca a promedio OECD. En comparación de causas prevenibles con países desarrollados ocupamos el puesto 29 entre 38”, escribió Ruiz.

El ministro también se refirió a la denuncia de Corcho sobre una campaña de desprestigio en su contra. “Nadie gastará energías en campañas inútiles. El diálogo en Casa de Nariño produjo una declaración unificada de 14 gremios muy importantes del sector salud. Lo que se dice en los pasillos se llama chisme y cada uno le da la dimensión que considere”, aseveró.

Esos rifirrafes ahora son presuntos insumos para explicar el porqué del no apoyo del Gobierno a la candidatura colombiana. Además de no colgarle medallas a lo que se relacione con Duque.

Mientras Ruiz expresó que: “Le queda la satisfacción de haber representado dignamente al país gracias al reconocimiento internacional por el trabajo realizado por su despacho durante la pandemia del coronavirus y la solidez de la atención a los colombianos”, la controversia no cesa.

El exsenador y uno de los líderes del partido Nuevo Liberalismo, Carlos Fernando Galán, expuso: Gracias ministro, gracias por su labor al frente del Ministerio durante la pandemia. Este país evitó una tragedia mayor en buena medida gracias a usted. Lamentable la mezquindad del algunos en el Gobierno actual”.

La reacción de Galán recuerda lo sucedido con María Ángela Holguín, excanciller de Juan Manuel Santos, quien Iván Duque habría impedido que fuera la directora de la Secretaría Iberoamericana en España, incluso con el apoyo del mismo Gobierno español. Sin embargo, la falta de apoyo de Colombia la descartó del importante puesto iberoamericano. Una “mezquindad” entre gobiernos que muchas críticas provoca en la opinión pública.

La mexicana tiene sus medallas

Varios internautas criticaron el comunicado de Fernando Ruiz pues, aseguraron, subestima las credenciales de Nadine Gasman Zylbermann, la candidata designada por México. Incluso algunos develaron que la escogencia es meritocrática, por medio de una entrevista y que los votos son secretos.

Por consiguiente, muchos instaron al exministro de Salud a que sea sincero ante una eventual mal resultado en la entrevista.

Gasman Zylbermann es doctora en salud pública por la Universidad de Johns Hopkins, maestra en salud pública por la Universidad de Harvard y médica cirujana por la Universidad La Salle y la Universidad Nacional Autónoma de México. Cuenta con más de 30 años de experiencia diplomática en temas sanitarios.

En su hoja de vida está ser representante de ONU Mujeres en Brasil de 2013 a febrero de 2019; y representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en Guatemala de 2005 a 2010, organismo en el que impulsó políticas e iniciativas en materia de migración, salud reproductiva, nuevas masculinidades, atención a la violencia sexual y empoderamiento de las adolescentes.

Ha sido consultora para la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, el Banco Mundial, la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos, el Sistema Económico Latinoamericano, las Agencias Sueca y Danesa de Cooperación Internacional y la Comisión Europea.

En México trabajó en el área de investigación del Instituto Nacional de Salud Pública y fue asesora del Consejo Nacional de Vacunación de la Secretaria de Salud.

Además, cuenta con más de 20 publicaciones académicas y habla inglés, francés y portugués.

  NOTICIAS RECOMENDADAS