Política


Presuntos acosos laborales: ¿Qué está pasando en la Personería Distrital?

Varios empleados acusan a la personera distrital de ser una jefe que maltrata. Ella aduce que es una presión maquillada de queja, ¿quién dice la verdad?

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

11 de noviembre de 2021 02:00 PM

A las personerías municipales y distritales, según la Constitución Política, les “corresponde la guarda y promoción de los derechos humanos, la protección del interés público y la vigilancia de la conducta oficial de quienes desempeñan funciones públicas”. Función que realizan bajo la dirección de la Procuraduría General de la Nación.

(Lea: Así le fue al alcalde Dau y al Concejo de Cartagena en encuesta ciudadana)

En la Personería Distrital, fuera del papel, según varios empleados, el ambiente laboral está cargado de maltratos, insultos, persecuciones y despidos sin motivo, por parte de la personera Carmen Elena de Caro, a la que describen como “grosera e inapropiada para llevar a cabo una entidad que protege de los derechos humanos y civiles”.

Antonio Cantillo Bustillo, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT) en Bolívar, indicó a este medio que han recibido quejas desde que la personera fue nombrada. “Siempre ha primado en ella un interés político, desde el primer día maltrató a empleados tildándolos de “viejo”, “acabado” y a los que están en condición de discapacidad, “¿tú qué haces aquí? Consideramos que ha sido un desacierto su nombramiento”.

“El que no renuncie al sindicato se va”

Un grupo de personeros delegados denunció la presunta persecución sistemática por parte de la personera distrital, quien no discrimina antigüedad laboral ni quebrantos de salud. “Estamos preocupados por la situación, ya que hemos sido notificados de una preventiva en la que nos indican que si no renunciamos al fuero sindical se nos abrirán procesos disciplinarios, lo que viola nuestros derechos de asociación. No se quedó en amenazas y ya ha despedido a varios”, señaló Julio Alexander Fortich, personero delegado.

Los funcionarios indicaron que: “ella no es juez de la República ni el Ministerio de Trabajo para decir que no podemos estar sindicalizados, se está extralimitando de funciones y es frustrante ver cómo nuestras denuncias ante los entes de control distritales no evolucionan, por lo que recurriremos a los entes nacionales, e incluso denunciar a nivel internacional estas acciones que se presentan en la entidad”.

“Es alarmante que una entidad que tiene bajo su amparo los derechos de la ciudadanía en general, sea el mal ejemplo en Cartagena de un pésimo ambiente laboral donde se le niegan los derechos constitucionales a los servidores públicos de asociarse, según el artículo 39 de la Constitución”, precisó Cantillo.

La seguridad social, tema controversial

Jhonny Herrera Bertel, personero delegado, expuso que las situación laboral denunciada ha provocado problemas de salud a los empleados. “Compañeros deciden retirarse por estrés y porque no aguantan tanta presión”. Hernando Herrera Valdez, también personero delegado, acusó “la indolencia que sufre”, ya que tiene diabetes e hipertensión y en una cita de control se enteró, al no ser atendido, que la entidad no había pagado su seguridad social.

“En los pasillos de la entidad la personera anuncia quiénes serán los próximos que botará, ese es el clima laboral de la entidad. A mí me declaró insubsistente sin justificaciones, sin sortear el debido proceso por mi fuero sindical ante un juez laboral, así sea de libre nombramiento y remoción, por lo que radiqué una tutela y la gané. Luego de mi reintegro no han pagado mis prestaciones y no tengo los recursos para sobrellevar mis enfermedades. Está atropellando a los empleados”, acotó Herrera Valdez.

Reestructuración polémica

Otro de los temas que tensan la ya malograda relación entre la personera distrital y algunos empleados es el proyecto de reestructuración de la entidad, contratado con la Escuela de Administración Pública (Esap). Para los personeros delegados citados este proceso tiene intereses políticos ocultos. “Además de que no se deja asesorar modifica ese proyecto a su antojo, violando la máxima de la Esap de que es inmodificable. Ahora lo presentará ante el Concejo con todas esas fallas legales y técnicas”.

(Lea más del tema aquí: Discusión en el Concejo por acuerdo que puede afectar a la Personería)

No se puede nombrar a alguien así para llevar una entidad promotora de derechos. Ha sido un desacierto”

Antonio Cantillo, presidente CGT Bolívar

La personera distrital responde

Carmen Elena de Caro, personera distrital, dijo a El Universal que al posesionarse encontró falencias en la gestión de la entidad como órgano de control. “No encontré ni un solo proceso disciplinario, un ritmo de trabajo plagado de ausencias sin permisos, vacaciones vencidas que dejaban acumular para ser compensadas con dinero, entre otros temas, lo que me hizo decirles que yo venía a trabajar y el que no quisiera hacerlo bien podía renunciar, eso no les agradó y comenzó la serie de acusaciones de malos tratos y acosos laborales totalmente falsos que, al parecer, es como han estado presionando a los anteriores personeros”.

Presuntos acosos laborales: ¿Qué está pasando en la Personería Distrital?

De presuntamente insultar a empleados de tercera edad, la personera aclaró que: “Es falso. Las personas mayores de 65 años de libre nombramiento que ya tienen la edad y las semanas para pensionarse se les ha insistido para que lo hagan y le den la oportunidad a otras personas de trabajar. Varios aprovecharon la asesoría que se les brindó y se pensionaron, otros se ofendieron y lo tomaron mal. Lo cierto es que si en este país todos los que ya tienen derecho a pensionarse ejercieran su derecho, sería mucha la población desempleada que se beneficiaría, es mi humilde opinión”.

Ante los señalamientos de los personeros delegados indicó que: “La personería es como una alcaldía, ellos son como los secretarios de despacho, de libre nombramiento y remoción, por lo que pueden ser removidos por el personero por confianza o mala gestión. Eso motivó a que abriera procesos disciplinarios internos desde que llegué, y en esas auditorías se les demostró que no cumplían con su trabajo, un año y medio esperé para que dieran resultados y sus procesos no avanzaron porque cometían tantos errores que casi todos les declararon nulidades. Son esos los personeros que hoy se victimizan”.

De una presunta persecución al sindicalismo en el interior de la entidad, la personera acotó que: “Los personeros delegados son directivos de la Personería y la ley les prohibe ser directivos de los sindicatos; pueden pertenecer a los sindicatos, pero no a sus juntas directivas tal como se los informé por escrito y verbalmente desde que llegué, amparada por el artículo 12 de la Ley 584 de 2000. Piden que me retracte y no lo voy a hacer. Si en la Personería no se cumple la ley, ¿como le exigimos a los demás funcionarios de la administración distrital que la cumplan?”.

Con relación a la reestructuración de la entidad señaló que: “Hace 20 años que la Personería no se reestructura, lo que significa que ya no es funcional para atender la población y los problemas actuales. Cartagena tiene diez años o más de tener los mismos 16 personeros delegados, ellos en su gran mayoría no son especialistas en los temas que deben manejar y no tienen profesionales universitarios que los apoyen durante todo el año por lo que con la restructuración se pretende nombrar a 14 profesionales, que hoy están sin empleo, para que los respalden. El estudio está listo para volverse a presentar. Lo elaboró la Esap y ha recabado recomendaciones de los concejales, sindicatos y ciudadanía

Para buenos resultados, tengo que ser libre de escoger mi equipo y de cambiarlo cuantas veces sea necesario hasta optimizar la labor de la Personería”

Carmen Elena de Caro, personera.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS