Política


“Yo me pregunto si están ofreciendo dádivas para bloquear procesos”: Dau

El alcalde habló sobre una nueva polémica con los entes de control, su relación con el Concejo, qué podemos esperar con Petro y de su último año de mandato.

La información la compartió la misma Alcaldía de Cartagena ayer en la mañana y el día terminó sin que la situación haya desatado polémica alguna. Fuentes consultadas en el Distrito y en los mentideros jurídicos de la ciudad aseguraron que el tema era normal y corriente. “Rutinas disciplinarias”, afirmaron. (Lea: Inseguridad, rumba y bomberos, ejes de la sesión en el Concejo)

Sin embargo, al conocerse los nombres involucrados en el trámite se contactó al alcalde William Dau con relación a eventuales trasfondos y este respondió, en entrevista con El Universal: “La personera se llama Carmen Elena de Caro, pero yo la llamo Carmen Elena descaro. Su actitud es realmente descarada, así como también la de la Procuraduría Provincial”.

El contexto es el siguiente: la Personería Distrital y la Procuraduría Provincial le quitaron el poder a la Oficina de Control Disciplinario del Distrito para investigar a algunos funcionarios con procesos abiertos en ese despacho. Los entes de control asumieron, bajo una figura llamada poder preferente, indagaciones a nombres espinosos de la política local.

Uno de los cuatro procesos en los que el Distrito no podrá seguir investigando, pues fue asumido por la Personería, es el que se llevaba contra Javier Elías Barrios Ayazo, en su calidad de director encargado del Fondo Territorial de Pensiones de Cartagena (Fonpecar), quien presuntamente incurrió en falta disciplinaria gravísima al probablemente revocar las resoluciones que negaban el reconocimiento y pago de pensión de jubilación a los extrabajadores de las extintas Empresas Públicas y presuntamente ordenar reconocimientos ilícitos.

“Ese hombre tiene muchas pruebas en su contra. A mí me consta, pues vi las evidencias conseguidas por el CTI de la Fiscalía, por lo que no solo está denunciado disciplinariamente sino penalmente. Entonces para mí que la señora De Caro está quitando el caso para taparlo, y por eso le voy a reclamar y la ciudadanía tiene saber que no había ningún motivo para llevarse ese proceso cuando el Distrito llevaba una larga investigación. ¿Lo más raro? Ese hombre es pariente del concejal Carlos Barrios, también exdirector de Fonpecar”, expresó Dau.

Por otra parte, la Procuraduría busca asumir la competencia preferente en la investigación al alcalde de la Localidad 2, Andy Reales, suspendido provisionalmente de su cargo desde el 27 de julio al 27 de octubre, por presuntas irregularidades en la entrega de información de contratos firmados por su despacho.

“Yo me pregunto si aquí andan ofreciendo billete o puestos para que los entes de control bloqueen procesos. Andy Reales está suspendido por la puja que hay en esa localidad entre un edil que se llama Pedro Aponte, jefe de Reales, y Martín Barreto, el marido de Gloria Estrada. Ese ‘lleva y trae’ no me lo tragaré. Esa galleta no me la comeré entera, aunque jurídicamente no tenga elementos, sí los enfrentaré mediáticamente porque los bandidos le temen a quedar en evidencia”, expuso el alcalde de Cartagena.

El Distrito también perdió competencias en un proceso contra el inspector de Policía de Bayunca, Arnaldo Hidalgo Hurtado, asumido por la Personería Distrital, quien está denunciado por presunto hostigamiento y acoso sexual. Además, en una investigación contra Joel Barrios Zúñiga, comandante del Cuerpo de Bomberos de Cartagena, por una supuesta mala disposición de vehículos estatales.

Concejales, “mamadores de gallo”

William Dau narró que el origen de las situaciones “raras”, según él, fue el 2 de enero de 2020. “Un día después de posesionarme como alcalde, instalé las sesiones del Concejo y les advertí que si elegían a Carmen de Caro como personera, lo interpretaría como una señal de guerra y lo terminaron haciendo. Es vox populi que en la Personería ella se la pasa preguntando: ‘¿Cuándo van a sancionar a los funcionarios de Dau? Tengo entendido que al menos dos abogadas renunciaron por no entrar en ese juego de dañarnos el caminado. Pero va y le preguntas o le metes un derecho de petición y lo niega o lo disfraza”, aseveró.

Y agregó: “Estaría muy bien que los concejales se concentraran en hacer debates políticos en pro de la ciudad, pero lo que hacen es mamar gallo. Citan a mis funcionarios, los atacan, los interrumpen, pero a la hora de aprobar mis proyectos de acuerdo para impactar en la ciudad, niegan todo o demoran hasta que se ven obligados y a nosotros no nos queda tiempo para ejecutar”.

El alcalde hace referencia a proyectos como el reinicio de las obras de los puestos de salud de Puerto Rey, Arroyo de las Canoas y Nelson Mandela. “Gestionamos $24.000 millones de la Nación, directamente del Fonpet, y así poner en funcionamiento esos centros, pero el Concejo no aprueba su incorporación, aunque la gente de los barrios los clamen. ¿Para qué? Para que no avancemos y dejar a Cartagena en la física mierda”, resaltó. (Lea: La decisión del Concejo que tiene con rabia al barrio Nelson Mandela)

Otro de los presupuestos ya gestionados por el Distrito es el recaudo de la Tasa Aeroportuaria con $13.653 millones, que serán destinados al mejoramiento de las vías de acceso al Aeropuerto Internacional Rafael Núñez, pero que aún no han sido aprobados por los cabildantes. “Siempre apelan a ‘temitas’ jurídicos, pero lo que hacen es torpedear nuestra administración al verse derrotados tras dos años y diez meses de querer sacarme de la Alcaldía”, precisó Dau.

Y develó: “Me mandan ‘razoncitas’ de que están en buena tónica y que no quieren pelea, pero eso es pura hipocresía política. Dicen que quieren hacer las paces, pero por debajo de la mesa amenazan con mociones de censura pensando que eso me intimidará”.

Petro y Cartagena

Para muchos en la ciudad la conocida cercanía política entre el presidente de Colombia, Gustavo Petro, y el alcalde Dau se reflejaría en el crecimiento de la importancia de Cartagena en la agenda nacional. “Yo pienso que los cartageneros tenemos un motivo para estar emocionados, luego de aguantar el gobierno de Iván Duque que no hizo nada por la ciudad. Absolutamente nada y eso conjugado con la interinidad política en la ciudad, 11 alcaldes en ocho años, no trajo nada productivo. Ahora, tenemos magníficas relaciones con todos los ministros de Petro y con todas las dependencias nacionales estamos trabajando en múltiples temas individuales con cada entidad de mi administración. Ellos han manifestado el gran interés en ayudarnos”, afirmó Dau.

A la pregunta de ¿cuándo se verá reflejado todo ese trabajo conjunto?, el alcalde aseguró: “Hace días, en medio de una reunión relacionada con el Canal del Dique, me reuní con el nuevo director de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo, Javier Pava, y me preguntó que qué estábamos haciendo para la emergencia invernal. Le dije que ante la falta del Plan Maestro de Drenajes, estábamos mitigando los efectos de las lluvias y las inundaciones, anticipándonos con la limpieza manual o con maquinaria amarilla de caños y canales, en lo que se pueda en materia de recursos. Me preguntó: ¿Cuánto vale el contrato de la maquinaria? Le respondí que alrededor de $2600 millones y él me dijo que le pasara la solicitud por escrito y la Nación duplicará ese presupuesto. El mismo ímpetu se ve con ministerios como Vivienda, Educación y Trabajo, para incidir en problemas de la ciudad como la pobreza y el desempleo”.

Su último año

Con múltiples detractores y una oposición que toda la ciudad conoce, en los últimos tiempos se ve una tendencia de desfavorabilidad de “el Tractor” de hijos que no se sienten queridos. “Gran parte de esos que ves en redes sociales diciendo que están decepcionados de votar por mí son bodegas políticas de malandrines nostálgicos del poder, concejales y hasta de congresistas. Revisas su perfiles y son falsos, con 20 o 30 seguidores, y los que son reales no tardas mucho en encontrar sus fotos abrazados con politiqueros. Entonces eso me tiene sin cuidado. Yo estoy tranquilo porque cuando salgo a la calle, la gente me quiere y me saluda”.

Y resaltó: “Claro que no falta el que me grita: ‘¡Ejecuta!’, pero yo me lancé como alcalde para acabar la corrupción y es lo que estoy haciendo. Yo el poder se lo voy a entregar a un alcalde que encontrará la ciudad saneada fiscalmente. ¿Las obras? Tres veces el Concejo me ha negado pedir un préstamo y sin esos recursos es imposible hacerlas. Antes que el pavimento, están las deudas multimillonarias que recibió mi administración y que están en camino de ser saldadas”.

En la misma lógica, Dau prometió: “En mi último año, te garantizo que Cartagena va a tener las evidencias de un alcalde que pudo demostrar que se puede pasar del infierno al cielo en materia de cero corrupción. Dejar a Cartagena como la ciudad más transparente de Colombia en su contratación, en la participación ciudadana o en la información al público. Una ciudad sin moras y sin adjudicar nada para que se instalen más peajes. Obras hemos hecho, eso lo sabe la gente, pero las de gran impacto que muchos piden ameritan dineros que el Concejo ha negado su búsqueda”.

El mandatario afirmó que sus banderas seguirán ondeándose en el Palacio de la Aduana y que no le teme al precandidato a la Alcaldía más potente en la escena: Dumek Turbay. “Cartagena tendrá un alcalde o alcaldesa proba que contará con la mayoría absoluta de concejales honestos. Pero yo no puedo participar en política aunque mi guiño no debería faltar para preservar mi legado anticorrupción. ¿Dumek? Ha pagado dos encuestas con diferentes firmas y ninguna la ha ganado. Por eso no las publicó y ahora hasta piensa regresar a la Gobernación de Bolívar, y ahí la tendrá difícil con los Blel y con los Montes, que tienen mucho más billete y poder que él.

¿Decreto antirrumba?

¿Qué le diría William Dau si tuviera a su hijo Abraham, propietario de un bar, Asobares y Fenalco, frente a él criticando el decreto que regula el horario de la rumba en Cartagena? “Pórtense bien y podrán tener horarios extendidos. Podrán calificar para un programa que llamaremos ‘rumba segura’. Cuando ya tengamos todo más controlado en el tema de la prostitución en el Centro, luego de la puesta en marcha de un gran programa de la nueva gerente del Centro Histórico, Diana Martínez Berrocal, se revisarán las restricciones. Debemos combatir la intolerancia y la inseguridad, y eso se hace con el control. Los privados tienen es que preguntarse: ¿Cómo pueden aportar para que las trabajadoras sexuales no abunden en las calles, dañando la imagen de Cartagena con los turistas, en alianza con algunos negocios que se las tengo velada”.

El mandatario precisó que cada tres meses se estudiará el decreto con relación a su rigidez o flexibilidad, socializando con los comerciantes que eventualmente afecta la restricción.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS