Nueva disputa en Galerazamba por el cierre de las salinas

14 de enero de 2020 01:50 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una disputa se vive desde el pasado sábado entre los operadores turísticos y nativos del corregimiento de Galerazamba y los trabajadores del concesionario Cabrales Paffen, a cargo de la exploración y explotación de la sal, debido a que la empresa cerró desde el fin de semana el paso de turistas a “el mar rosado”.

De acuerdo con Gabriel Cabrales, gerente de la compañía, la decisión, que se estaba prorrogando desde hace unos cuatro meses, obedece al deterioro que están presentando las salinas, lo cual a su parecer representa un riesgo tanto para los visitantes como para la producción del mineral, y porque al parecer personas naturales están haciendo “cobros ilegales”.

(Lea aquí: ¿Qué es lo que está pasando en las salinas de Galerazamba?)

“El cierre a turistas y visitantes se hizo debido al deterioro que está presentando la salina y porque personas naturales están haciendo cobros ilegales, esa decisión se estaba tratando de evitar desde hace 4 meses”, refiere Cabrales.

Pese a la medida, Cabrales asegura que la comunidad no la está acatando e incluso pasa por alto las normas de seguridad.

“El cerramiento fue retirado por las personas partiendo las cadenas, hay personal dentro de las instalaciones haciendo cobros a vehículos que están ingresando y también hay personas prestando servicio ilegalmente”.

“Hay 200 familias afectadas”

Ahora bien, la molestia de los nativos es porque aseguran que la medida que tomó el concesionario no solo es arbitraria sino que atenta contra su bienestar, pues desde la reactivación de las salinas en 2019, el turismo se convirtió en la segunda actividad económica del territorio.

Así las cosas, la comunidad asegura que la restricción perjudica a unas 200 a 300 familias que dependen económicamente de esta actividad, además que el año pasado cuando se reactivó el turismo y ellos estaban al frente de la extracción de sal, nunca hubo inconvenientes.

“Somos unas 300 familias afectadas porque en este momento no hay cosecha y el turismo se convirtió en nuestro segundo renglón de economía, no es justo que nos hagan esto, el año pasado hubo cerca de 60 mil personas visitando y nunca hubo inconvenientes”, asegura Guillermo Meléndez, miembro de la Asociación de Mineros de Galerazamba.

(Le puede interesar: Mineros de Galerazamba, entre la esperanza y la duda)

Los operadores, aseguraron que no permitirán que les vulneren sus derechos y por tanto seguirán con las actividades de turismo, además refieren que esperan que el concesionario los tenga en cuenta como comunidad.

“Hemos tenido muchos atropellos y violaciones a nuestros derechos, no podemos permitir que eso siga, por eso continuaremos con nuestras actividades, somos muchas familias que dependemos de esto”, refiere Gerson Estrada, representante de Safrogazamba, uno de los operadores turísticos.

Sin acuerdo

Por su parte, Cabrales asegura que desde hace unos 4 o 5 meses, cuando inició su labor en las salinas, las cosas no han sido fáciles, puesto que ha intentado organizar a la comunidad para que siga mostrando el mar rosa como un sitio turístico, pero de manera legal. Pero asegura que los habitantes no aceptan.

Sobre esto, Estrada indicó que ya han tenido varias reuniones y en el corregimiento hay grupos que ya están legalmente constituidos pero que el representante del concesionario “toma decisiones sin previo aviso y es muy autoritario y eso es lo que no podemos aceptar”.

Finalmente Estrada dijo en nombre de la comunidad, que espera la intervención del Gobierno departamental y si es preciso del Gobierno nacional para hallar una solución o de lo contrario no permitirá la operación de los funcionarios del concesionario.

“Si él nos cierra las puertas al turismo, nosotros cerraremos las puertas a la sal. El llamado es para que todos nos resuelvan esta situación porque este es nuestro sustento, ya hay un comité de veeduría que se está conformando para liderar este proceso y esperamos que las cosas cambien y sino pediremos el desalojo del operador”.

Sobre la concesión

En agosto de 2019, luego de dos años sin actividad en las salinas, la Agencia Nacional de Minería (ANM) adjudicó el contrato de concesión del lugar por 30 años a la empresa Cabrales Paffen S.A.

(Lea también: Salinas de Galerazamba ya tienen nuevo operador)

Aunque en el pliego de condiciones de la licitación pública hecha por la ANM se específica que el objetivo del contrato no solo será la extracción del mineral, sino que adicional a esto el operador deberá “impulsar el desarrollo de actividades productivas, innovadoras y complementarias a la minería, que beneficien a la comunidad de Galerazamba”, los mineros indicaron que faltan garantías para que esto se cumpla.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Bolívar

DE INTERÉS