comscore

Publicidad

Salud

Cada cuánto tienes sexo Estos son los 10 beneficios que aporta a tu salud

En este artículo, vamos a explorar los increíbles beneficios de hacer el amor con frecuencia.

Cada cuánto tienes sexo Estos son los 10 beneficios que aporta a tu salud
Compartir en

Hacer el amor con frecuencia, al menos tres o cuatro veces por semana, no solo es una fuente de placer y satisfacción, sino que también tiene numerosos beneficios para nuestra salud y bienestar general.

Desde la reducción del estrés y el fortalecimiento del sistema inmunológico hasta la mejora de la salud cardiovascular y el alivio del dolor, el sexo regular puede mejorar nuestra calidad de vida. Además, fortalece la intimidad y el vínculo emocional en las parejas, promoviendo relaciones más saludables y satisfactorias.

1. Reducción del estrés

El acto sexual libera endorfinas, hormonas que generan sensaciones de felicidad y placer. Estas sustancias ayudan a reducir el estrés, aliviar la ansiedad y mejorar nuestro estado de ánimo. Además, el contacto físico y la intimidad con nuestra pareja promueven la relajación y la conexión emocional, lo que contribuye a un menor nivel de estrés en nuestras vidas. Lea: ¿Quieres ser el mejor? Cinco cosas que debes hacer antes del sexo

2. Fortalecimiento del sistema inmunológico

Tener relaciones sexuales de forma regular fortalece nuestro sistema inmunológico. Durante el acto sexual, nuestro cuerpo produce anticuerpos que nos ayudan a combatir infecciones y enfermedades. Además, la liberación de hormonas como la oxitocina y la DHEA (dehidroepiandrosterona) mejora la respuesta inmunológica y nos protege contra diversas enfermedades.

3. Mejora de la salud cardiovascular

El sexo es un ejercicio físico que involucra diferentes grupos musculares y aumenta nuestra frecuencia cardíaca. Esto contribuye a mejorar la salud cardiovascular, fortaleciendo el corazón y mejorando la circulación sanguínea. Un corazón más fuerte y una mejor circulación reducen el riesgo de enfermedades cardíacas y promueven un sistema cardiovascular saludable.

4. Quema de calorías

El acto sexual es una actividad física que quema calorías. Aunque no reemplaza completamente a un entrenamiento en el gimnasio, puede ser una forma divertida y placentera de mantenerse en forma. Se estima que una sesión de sexo puede quemar entre 100 y 300 calorías, dependiendo de la intensidad y duración del encuentro.

5. Mejora del sueño

Después del orgasmo, nuestro cuerpo libera hormonas como la prolactina, que nos ayudan a relajarnos y conciliar el sueño. Además, la liberación de endorfinas durante el sexo promueve una sensación general de bienestar y relajación, lo que facilita un sueño de mayor calidad. Un descanso adecuado es esencial para mantenernos saludables y enérgicos.

La actividad sexual libera oxitocina, una hormona que reduce la sensibilidad al dolor.

6. Fortalecimiento de la intimidad en la pareja

Hacer el amor regularmente fortalece la intimidad y la conexión emocional entre las parejas. Durante el acto sexual, se liberan hormonas como la oxitocina, conocida como la “hormona del amor”, que promueven los sentimientos de cercanía y apego. El contacto físico y la comunicación durante el sexo fomentan la confianza y fortalecen los lazos emocionales en la relación. Lea: Hablemos sobre los beneficios del sexo oral: ¿prefieres dar o recibir?

7. Alivio del dolor

El sexo puede actuar como un analgésico natural. Durante el orgasmo, se liberan endorfinas que ayudan a aliviar el dolor, desde dolores de cabeza hasta cólicos menstruales. Además, la actividad sexual libera oxitocina, una hormona que reduce la sensibilidad al dolor. Por lo tanto, hacer el amor regularmente puede ser una forma natural y placentera de aliviar el malestar físico.

undefined8. Mejora del estado de ánimo

El sexo es un poderoso antidepresivo natural. Durante el acto sexual, nuestro cuerpo libera hormonas que generan sensaciones de felicidad y bienestar, como las endorfinas, la oxitocina y la serotonina. Estas sustancias mejoran nuestro estado de ánimo y nos ayudan a combatir la depresión y la ansiedad. Además, la intimidad y la conexión emocional con nuestra pareja fortalecen nuestra salud mental.

9. Fortalecimiento de los músculos pélvicos

El sexo activo ayuda a fortalecer los músculos pélvicos, especialmente en las mujeres. Los orgasmos regulares y los movimientos durante el acto sexual contribuyen al fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico, lo que puede prevenir problemas como la incontinencia urinaria y mejorar la satisfacción sexual en general.

10. Aumento de la autoestima

Una vida sexual activa puede aumentar nuestra autoestima y confianza en nosotros mismos. El acto sexual nos hace sentir deseables y atractivos, lo cual se refleja en nuestra imagen personal. Además, el vínculo emocional y la intimidad con nuestra pareja refuerzan nuestro sentido de valía y nos hacen sentir amados y apreciados.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News