El trabajo de enfermeros y parteros: invaluable

07 de abril de 2020 09:39 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La pasión por cuidar a las personas justo en los momentos más difíciles fue y ha sido siempre la que ha reafirmado a Nora Pedroza en su oficio: ella es enfermera. “Amo a los niños y adultos mayores, y -amo- brindar una mano amiga en momentos donde nadie más está”, dice Nora, que tiene 31 años y lleva diez dedicados a la enfermería. Hoy es el Día Mundial de la Salud y esta fecha fue declarada como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con un objetivo: que la humanidad reconozca y apoye la importante labor de enfermeros y parteros. (Le puede interesar: El uniforme va escondido, su vocación intacta)

***

Para Nora, no existe una cosa más gratificante y al mismo tiempo indescriptible que recibir a un ser humano. Formar parte del personal médico que asiste en un parto es, para ella, mucho más que un honor. Es la oportunidad perfecta para comprobar que “somos perfectos”. “Bueno, recibir a un niño es de esas experiencias que nunca se olvidan (...) ¡Es fabuloso! En ese momento no puedes creer cómo Dios nos hizo tan perfectos”, asegura ella. (Lea aquí: Médicos piden protección para atender pacientes sospechosos de coronavirus)

¿Qué es lo más difícil de ser enfermero? “Ver cómo somos tan frágiles, ver morir a alguien y ver cómo se sale de tus manos muchas cosas, por ejemplo, la falta de insumos para tratar a alguien”.

¿Y qué es lo más gratificante? “Una sonrisa y un ‘gracias’ de una persona que sabes que, aunque sus fuerzas no dan, tiene esa voz de aliento para ti”.

Durante esta pandemia, Nora está cuidándose y cuidando de los suyos desde casa, aunque su vocación le revuelva por ratos las ganas de ir allá, a los hospitales, donde está la primera línea de batalla contra el coronavirus. Ella sabe que también aporta a esta batalla desde la quietud de su hogar y desde la pedagogía, porque no pierde oportunidad de enseñarle a todo el que pueda sobre los cuidados que todos debemos tener para contener al COVID-19, y les envía un mensaje a todos los colegas activos: “No hay palabras para que aún en este tiempo tan difícil decidan seguir arriesgándose, sabiendo que no existen los insumos necesarios. Para ustedes, mil y mil gracias”.

Imagen enfermera

Consideraciones de la OMS:

70%

del personal sanitario y social en el mundo está integrado por mujeres, según la OMS. El personal de enfermería y de partería constituye una proporción considerable de esa cifra.

Alcanzar la salud para todos dependerá de que contemos con un número suficiente de profesionales de partería y enfermería bien formados, sujetos a reglamentación y que cuentan con el apoyo adecuado y reciben una remuneración y un reconocimiento que guardan proporción con los servicios y la calidad de la atención que prestan.

El personal de enfermería y de partería tiene una relación con sus pacientes basada en la confianza; tener una visión integral de la salud de una persona ayuda a mejorar la atención y ahorra recursos.

Invertir más en el personal de partería, que es fundamental para la salud de las madres y los recién nacidos, así como para la planificación familiar, podría evitar más del 80% de todas las muertes maternas, prenatales y neonatales que se producen hoy en día.

25%

de los partos prematuros pueden prevenirse cuando un profesional de partería o grupo de profesionales de partería dispensa atención desde el embarazo hasta el puerperio.

Muchos países deben realizar mayores esfuerzos para garantizar que los profesionales de enfermería y partería puedan trabajar en entornos donde estén a salvo, gocen del respeto de los médicos y los miembros de la comunidad, y su labor esté integrada con la de los demás profesionales de la atención de la salud.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS