Salud


¿Embarazada sin saberlo? Estas son las señales de un embarazo críptico

Ciertas condiciones médicas ‘esconden’ la gestación, por lo que el embarazo se descubre en un estado avanzado o, incluso, al momento del parto.

Partos en baños públicos, improvisados en la sala de la casa o confundidos con alguna enfermedad al llegar al hospital son algunos de los casos más frecuentes del programa de televisión ‘No sabía que estaba embarazada’ de Discovery Home & Health. Aunque parezca surrealista que una mujer no se dé cuenta que está gestando, estas situaciones sí ocurren y se denominan como embarazos crípticos.

“El embarazo críptico es aquel en el que la mujer no sabe que está embarazada hasta que se encuentra en un avanzado estado de gestación o, incluso, hasta que llega el momento del parto. Puede ser conocido como embarazo silencioso o sigiloso o como embarazo negado (...) también pasa desapercibido para el entorno de la mujer”, explica la revista médica Reproducción Asistida.

¿Pero cómo es posible que una madre no note que está embarazada? Estos casos suelen presentarse en pacientes con ciclos menstruales irregulares, síndrome de ovario poliquístico (SOP) y sobrepeso, por lo que los síntomas comunes del embarazo pasan desapercibidos o se confunden con la sintomatología de estas condiciones médicas. Le puede interesar: ¿Cómo se presenta el síndrome de TORCH durante el embarazo?

“El embarazo críptico no es 100% asintomático, hay algunas señales como la ausencia menstrual y molestias gastrointestinales, como náuseas o vómitos. Sin embargo, estos síntomas pueden hacer parte del diario vivir de la paciente, por lo cual puede estar embarazada sin ser consciente de ello”, explica Cristian Pérez, ginecólogo obstetra.

Otro factor de riesgo para estar embarazada sin saberlo es la lactancia de un hijo anterior, “ya que esta puede elevar niveles de prolactina y desencadenar la ausencia de la menstruación, así como el uso de algunos métodos anticonceptivos ya que la paciente está confiada por su uso y la amenorrea se confunde como un efecto normal del método de planificación”, apunta Pérez.

Los embarazos crípticos pueden desencadenar tristeza después del parto o sentimiento de culpa.
Los embarazos crípticos pueden desencadenar tristeza después del parto o sentimiento de culpa.

Los riesgos

El gran problema de los embarazos crípticos es la falta de cuidados, como evitar el consumo de alcohol y de tabaco, además de la ausencia del control prenatal, lo que deja al bebé y a la madre más expuestos ante ciertos riesgos y no se prevé si el parto resultará complicado.

“Puede haber carencias nutricionales (por ejemplo, de ácido fólico) y es posible que la dieta no sea apropiada (...) Asimismo, hay ciertos medicamentos que no se deben tomar durante el embarazo y si la mujer toma alguna de esas medicinas, al desconocer que está embarazada, seguirá haciendo uso de ellos”, indica una publicación de Reproducción Asistida.

1
de cada 475 embarazos es críptico, según estiman algunos estudios.

El doctor Pérez anota que “en este tipo de embarazos se pierde tiempo para comenzar la suplementación con vitaminas, que es necesaria para prevenir anemia o defectos neurológicos fetales como la espina bífida y para hacer estudios que son indispensables en determinadas semanas, como el tamizaje genético del primer trimestre”. Lea también: ¡Sí se puede! Tips para recuperar tu cuerpo después del parto.

La falta de los controles prenatales impide conocer la evolución y el desarrollo del feto y detectar enfermedades en la madre como la diabetes gestacional y la preeclampsia. Además, es probable que este tipo de embarazo tenga consecuencias sicológicas en los padres por el impacto del bebé inesperado y el sentimiento de culpa que podría generar el no detectar las señales a tiempo.

¿Cómo detectarlo?

Al ser ‘escondido’ por otras condiciones médicas es complejo sospechar cuándo una mujer atraviesa un embarazo críptico. Lo que se sugiere es mantener el control médico de las enfermedades diagnosticadas, tener un peso saludable y ante la falta de la menstruación, consultar al especialista o hacer un test de embarazo si hay otros síntomas propios de la gestación.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS