Salud


Estas frases y actitudes afectan a sus hijos

Como padres, no siempre sabemos qué decir, pero una experta hace una lista de las frases que no debemos usar con nuestros hijos.

“Absolutamente todo lo que un niño escucha, ve, siente y saborea se convierte en una verdad, más aún si viene de mamá, así que si le dices a tu hijo: ‘El mundo es un lugar peligroso, no confíes en nadie’ o ‘La vida es amarga’, ese tipo de frases se instalan para siempre”, empieza la experta en entrenamiento mental Constanza Triana.

Y este tipo de crianza llena de prejuicios está directamente conectada con seres humanos irritables, temerosos y con baja autoestima; por el contrario, una crianza abierta estimula la confianza en sí mismo, la empatía y la inteligencia emocional, sostiene Triana, también directora de Vera Ikona.

Y es que aunque todas las mamás quieren hijos felices y buenos para la sociedad, a veces las cosas que dicen no ayudan.

Hay madres que creen que están haciendo un excelente trabajo con sus hijos (he ahí que el castigo físico sea normal e incluso aplaudido en la sociedad).

Por cierto, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) revela que “haber recibido castigo físico durante la infancia está directamente relacionado con la repetición de las mismas prácticas cuando el adulto debe educar.

Actitudes contraproducentes:

- Desear que los niños no sufran por nada.

- Enseñarles a decir mentiras y permitir que hagan todo lo que quieren.

- Decirle “pobrecito” cuando se cae, enferma o entristece.

- Evitarle toda incomodidad.

Este tipo de actitudes llegan al cerebro y empiezan a moldear la vida de quien lo escucha. “Es natural que las madres eviten el sufrimiento a los hijos, sin embargo, el límite está en quitarles la oportunidad de aprender a través de sus propias experiencias incómodas”, resalta Constanza.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS