Sucesos


Avanzan investigaciones de doble crimen en Punta Canoa

José Miguel Garzón Vaca y John Garzón Cuervo habrían llegado hace poco del interior del país.

REDACCIÓN SUCESOS

07 de febrero de 2021 12:00 AM

El doble homicidio ocurrido el jueves, a las 11 de la noche, en Punta Canoa, zona norte de Cartagena, mantiene con incertidumbre a la comunidad que además, siente temor de que se desate una ola de crímenes en ese sector turístico de La Heroica.

En primera instancia se conoció que ese día, a una vivienda en la calle Miraflores, llegaron varios sujetos y asesinaron en su interior a las dos personas que recientemente habían llegado a ocupar el inmueble, al parecer, procedentes del interior del país.

Tras la llegada de las autoridades para esclarecer lo sucedido, se estableció que uno de los fallecidos respondía al nombre de José Miguel Garzón Vaca, de 54 años, oriundo del municipio de Acacías, Meta. Sobre la segunda persona muerta no se logró identificar en ese momento, pero El Universal conoció que se trata de John Garzón Cuervo, de 42 años, quien sería familiar del otro fallecido. José Miguel fue impacto en dos oportunidades en la cabeza, mientras que John recibió un solo balazo, también en la zona frontal.

Avanza la investigación

Lo que hasta ahora la Policía ha podido establecer es que se podría tratar de un ajuste de cuentas, relacionado con un tema de drogas. Según las autoridades, Garzón Vaca tenía antecedentes por tráfico y fabricación de estupefacientes y al momento de los hechos, en el interior de la casa, habían dos kilos y medio de base de coca.

Se destaca de este hecho que las cerraduras de las puertas de la casa no fueron averiadas, lo que hace pensar a las autoridades que los sicarios llegaron al sitio por ser, supuestamente, conocidos de los occisos.

Dicho acto criminal hace suponer a la Policía, en primera instancia, que puede ser un ataque entre bandas dedicadas al narcotráfico, entre las que estaría el Clan del Golfo, pero las investigaciones apenas comienzan.

Un vecino aseguró que las víctimas tenían pocos días viviendo en la casa y que no eran conocidas en la zona. Otro morador aseguró que José Miguel alquiló la vivienda expresando que se mudaría con su esposa e hijos, pero nunca llegaron.

Este medio visitó ayer las instalaciones de Medicina Legal para tratar de establecer contacto con los familiares de los fallecidos, pero en ese momento no se encontraba nadie que pudiera dar declaraciones.