Sucesos


En enero, 25 homicidios en Cartagena: 12 sicariatos, 12 riñas y 1 atraco

Los últimos asesinatos ocurrieron en La Boquilla y Pontezuela. Y en una clínica falleció Omar Medina Mármol, baleado junto a su mamá en El Líbano.

EDWIN TORRES PADRÓN

25 de enero de 2022 12:00 AM

Con la muerte de Junior Omar Medina Mármol tres días después de ser baleado junto a su mamá en la puerta de su casa, en el barrio El Líbano, son 25 los homicidios ocurridos en los primeros 24 días del año en Cartagena y sus corregimientos.

Medina Mármol y Luz Dary Mármol Ávila hablaban en la terraza de la vivienda que está en la calle Salim Bechara cuando aparecieron dos hombres en moto y uno de ellos, el parrillero, les disparó a quemarropa. Luz Dary, de 45 años y oriunda de San Pelayo, Córdoba, murió en el acto. Eran las 8:30 de la noche del viernes (21 de enero). Le puede interesar: Sicariato en El Líbano cobra su segunda víctima mortal: Junior Medina

Omar, de 24 años, también recibió múltiples balazos. Sus vecinos lo cargaron y en moto lo llevaron a un centro asistencial. Murió ayer en la madrugada, mientras sus familiares se preparaban para darle el último adiós a la mamá de él en San Pelayo. Ambos se dedicaban a la elaboración de muebles con estibas.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
12 homicidios
en sicariatos, 12 en riñas y uno en atraco han ocurrido en enero, en Cartagena.

La Policía Metropolitana aún no ha informado contra quien iba dirigido el atentado, aunque en un comunicado de prensa precisó que el joven tenía una anotación judicial por hurto. Tampoco han sido establecidos los móviles del doble crimen y si tendría algún nexo con el sicariato que ocurrió unas 18 horas después en ese mismo barrio y que le costó la vida al comerciante Max Roger Vélez Garcés, de 42 años.

Vélez, dueño de una floristería cerca del sector de los Cuatro Vientos, iba en un auto particular cuando un sicario en moto le disparó 22 veces. Nueve de esos impactos le provocaron la muerte unas cinco horas después en el HUC. Lea aquí: Sicariato en El Líbano: al carro de Max Vélez le dispararon 22 veces

Con esos dos casos y el asesinato que ocurrió el domingo a las 11:30 de la noche en el corregimiento de La Boquilla son 12 las víctimas mortales que han dejado los sicariatos en Cartagena en lo que va de enero.

Duván Felipe Martínez Gallo, de 31 años, caminaba por una vía céntrica de La Boquilla cuando un hombre se le acercó por la espalda y le disparó a quemarropa.

Los otros sicariatos de este mes fueron en el Cementerio Jardines de Cartagena y en los barrios Villa Estrella, Olaya Herrera, Alto Bosque, Las Palmeras, Daniel Lemaitre, Ceballos y La María.

Cayó el presunto asesino

De los 25 homicidios ocurridos hasta ayer a mediodía en Cartagena, 12 fueron en riña y uno en atraco. Los 12 restantes han sido en sicariatos. Lea: Lo matan en Pasacaballos: “Al ‘Cachaco’ le cumplieron la amenaza”

José Gregorio Pérez Wilcher, de 35 años y de ocupación celador, es la última víctima mortal de violencia interpersonal. Le dieron un balazo el domingo a las 7 de la mañana en el sector El Campo, de Pasacaballos. Por este crimen, la Policía Metropolitana reportó la captura de un sujeto apodado ‘Deivis’.

Con las tres muertes en El Líbano y el asesinato que ocurrió el domingo en La Boquilla son 12 las víctimas mortales que han dejado los sicariatos en Cartagena en enero.

Nelcira Zabala, pareja de ‘el Cachaco’, como le decían a Pérez, contó que hace unos 15 días él tuvo un enfrentamiento con un hermano de quien sería hoy su verdugo. Sobre lo acontecido el domingo en la mañana explicó que ella sintió los balazos, pero no pensó que había sido contra su marido.

En Pontezuela

Rafael Eduardo Pino Castillo es la última de las víctimas de las 12 riñas mortales que han ocurrido este mes en Cartagena. Según un reporte de la Policía Metropolitana, fue atacado con arma blanca en la calle de Los Besos, del corregimiento de Pontezula.

Lo que sabe es que Pino Castilla, de 32 años, había tenido una discusión con varias personas nativas del vecino corregimiento de Bayunca y en medio de la discusión se fueron a los golpes.

Tal parece que la situación no iba a pasar a mayores, pero testigos afirman que Rafael volvió a enfrentarse a los mismos sujetos, entre ellos a uno que identifican como ‘Camilo’. Este individuo lo atacó con una arma cortopunzante en el pecho. Lo llevaron al puesto de salud de Bayunca, pero fue ingresado sin signos vitales. El presunto agresor está capturado.

  NOTICIAS RECOMENDADAS