Sucesos


Muere en Arenal: se estalló llanta de retroexcavadora cuando la inflaba

El operario de la máquina amarilla se dispuso a echarle aire cuando ocurrió el suceso. Fue llevado al hospital local pero llegó sin signos vitales.

REDACCIÓN SUCESOS

19 de febrero de 2022 04:24 PM

Una trágica muerte, por causa de una presunta imprudencia, tiene a los habitantes de San Estanislao de Kostka – Arenal- consternados.

Los hechos ocurrieron en una llantería ubicada en el barrio Barranquillita de esta población, al mediodía de hoy. Lo que se comenta es que un trabajador de una obra de construcción que se realiza en la zona llegó a ese negocio conduciendo una máquina amarilla o retroexcavadora. Lea aquí: A la cárcel: habría golpeado brutalmente a su hijo en Bocachica

Todo indica que esta necesitaba un poco más de aire en una llanta para poder seguir siendo utilizada. Sin embargo, lo que dicen testigos es que, al parecer, el conductor de la máquina, a quien no lograron identificar, se bajó del vehículo y procedió a prender el compresor de aire, tomó la manguera y comenzó a llenar una de las llantas.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Hay quienes aseguran que el dueño de la llantería, antes de que este iniciara a calibrarla, le advirtió que el rin no estaba en muy buenas condiciones y tenía que cambiarlo; además, que inflar la llanta así sería un peligro para él.

Testigos afirman que de nada sirvieron las advertencias. “Él no hizo caso y se puso a echarle aire. Como que llenó mucho la llanta y de un momento a otro se le estalló. Eso fue horrible. El señor quedó herido y de una lo llevaron al hospital”, aseguró un habitante del barrio.

El fuerte estallido dejó un tanto confundidos a quienes estaban en ese lugar. Otra versión asegura que además del estallido de la llanta, parte del pesado vehículo habría aprisionado a la víctima. Fue llevado a la ESE Ana María Rodríguez de Arenal, pero no pudieron salvarlo.

“Cuando llegó al hospital ya estaba prácticamente muerto; estaba sangrando y con heridas en la cabeza. Tenía la cara negra y varias fracturas en la cabeza. Ese muchacho no se salvaba, por mucho que los médicos hubieran intentado salvarlo”, indicó una persona que vio cuando el herido era ingresado al hospital.

La Policía de Bolívar investiga lo ocurrido.

  NOTICIAS RECOMENDADAS