Sucesos


Siete muertes en sicariatos en Cartagena y un solo nexo: Clan del Golfo

Los asesinatos ocurrieron en los primeros 15 días del año y han sido por disputas de rentas criminales, según la Policía Metropolitana.

REDACCIÓN SUCESOS

16 de enero de 2022 12:00 AM

Olaya Herrera, Alto Bosque, Las Palmeras, Daniel Lemaitre, Ceballos y La María. En esos seis barrios y en el cementerio Jardines de Cartagena han ocurrido siete de los 15 homicidios que van en 15 días del 2022 en esta ciudad y sus corregimientos. Otros seis hechos de sangre son por riñas provocadas por intolerancia y uno en atraco.

Esos siete asesinatos en actos de sicariatos tendrían un mismo nexo: Clan del Golfo. “Los homicidios por sicariato, exactamente, son atribuibles al Clan del Golfo, básicamente por las rentas criminales que se pueden manejar en esta jurisdicción”, confirmó el general Nicolás Zapata Restrepo, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena. Le puede interesar: Tres sicariatos en tres días: “las víctimas tenían antecedentes”

La información la entregó el oficial tras precisar que tienen identificada la moto que utilizaron los dos sicarios que participaron en el asesinato del guía turístico Dilson De la Rosa Ahumada, que sucedió el jueves a las 11:30 de la mañana dentro del cementerio Jardines de Cartagena.

El general Zapata aseguró que el vehículo es una Bajaj Boxer CT-100, modelo 2016 y de placa UTP10D. El oficial también precisó que hay una recompensa de hasta 20 millones de pesos para quien dé información oportuna y veraz que conduzca al paradero de los pistoleros. De la Rosa Ahumada, de 64 años, 30 de ellos dedicados a su oficio en las murallas y en el Castillo San Felipe, es la última víctima de los sicarios. Había ido al cementerio para darle el pésame a una amiga por la muerte de un allegado.

15 homicidios
en 15 días han ocurrido en Cartagena en lo que va del 2022, siete de ellos en sicariatos, siete en riñas y uno en atraco

“Él había salido de la casa (Chiquinquirá) una media hora antes para dar un pésame. Tenemos entendido que el sepelio era del familiar de una amiga de él que murió por causas naturales. Parece que el atentado era contra otra persona y él por estar ahí le dieron el balazo. En esos momentos Dilson estaba reunido con varias personas que no sabemos quiénes son”, contó un familiar en la mañana del viernes. Un vigilante que también acompañaba el funeral quedó herido al recibir un balazo en el rostro. Luis Morales sigue bajo observación en el Hospital Universitario del Caribe. Lea aquí: Sicariato en Jardines de Cartagena: “El atentado no era contra Dilson”

Cuatro en 4 días

A José Ulises Arrieta García, Daniel Miranda Ortiz y Ausberto Altamiranda Navas también los asesinaron sicarios esta semana que termina.

Arrieta, de 29 años, trabajaba como conductor para una plataforma digital en un Chevrolet Spark y el lunes (10), según la Policía, dejaba una carrera a eso de las 7 de la noche cerca del colegio Liceo Bolívar. Justo en ese momento, dicen las informaciones, lo increparon dos hombres en moto que lo seguían; y uno de ellos le disparó a quemarropa.

Un día después, en el sector Los Corales, de La María, un sicario en moto asesinó a Daniel Miranda a las 6:10 de la tarde. La Policía informó que la víctima, de 24 años, habría estado involucrado en un homicidio y en otros delitos. “Tenía anotaciones por homicidio, hurto calificado, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, fuga de presos y lesiones personales”, aseguró el general Zapata.

La Policía asegura que los homicidios por sicariato son atribuibles al Clan del Golfo, básicamente en disputas por las rentas criminales en esta ciudad.

Solo pasaron unas 20 horas para que ocurriera otro sicariato en la ciudad. El miércoles (12), a las 11 de la mañana, Pistoleros mataron a Ausberto Altamiranda Navas luego de pasar en su moto por el peaje de Ceballos. ‘Champe’, como era conocido, tenía dos anotaciones por fuga de presos y había salido de la cárcel hacía seis meses. Lea: Sicariato en Ceballos: iba en moto cuando recibió los balazos

Otras 3 víctimas

A Néstor Díaz Simancas lo mataron a bala en el sector La Arrocera, de Olaya Herrera, en un ataque que al parecer no era contra él. El sicariato ocurrió el 3 de enero y dejó tres heridos. Ese mismo día fue baleado el deportista Jairo Junior Cardozo Romero. El jugador de sóftbol de la selección Bolívar fue sorprendido por sicarios en moto cuando se desplazaba en su moto por la avenida Crisanto Luque, frente al barrio Alto Bosque. Murió siete días después de ese ataque.

Un día después, en una cancha del sector Las Palmeritas, de Las Palmeras, varios hombres jugaban fútbol y otros observaban cuando dos sujetos en moto llegaron, dispararon y se fueron. Miguel Ángel Mendoza Aguaslimpias es la víctima mortal de ese ataque.

  NOTICIAS RECOMENDADAS