Facetas


La conmovedora historia de Matías, el niño que le está ganando al cáncer

Esta es la historia de Matías David Niebles, un niño con cáncer que sueña con un día ser un gran profesional.

KISAY MACHACÓN ARIAS

27 de diciembre de 2021 08:00 AM

Hace apenas unos meses, la vida de un pequeño con un tumor cerebral estaba en juego y en su desespero infinito, su madre acudió a El Universal para dar a conocer la situación de su hijo, que estaba al borde de la muerte, pues ella no tenía manera de costear los tratamientos y las quimioterapias que necesitaba su niño.

Luego de dar a conocer la historia, al pequeño y a su familia les mejoró calidad de vida, gracias a todo el apoyo que muchas personas les brindaron, Matías David Niebles Pino, de 9 añitos, sigue soñando con una larga vida al lado de sus seres queridos, sigue pintando su historia y llenando de colores la vida de su madre, Mara Cecilia Pino Meléndez, quien está eternamente agradecida con todo el apoyo que le han brindado a su hijo guerrero. Lea aquí: Solidaridad cartagenera: niño con cáncer cerebral necesita nuestra ayuda

“No sabes lo duro que fue ver a mi hijo en una cama, cuando lo llevé a la clínica, porque estaba muy grave de salud, él me decía que estaba cansado, que él ya no podía más... Yo estaba desesperada e incluso casi me internan en un hospital psiquiátrico, pero yo pensé: no, no puedo estar internada y mi hijo casi muriendo, yo debo guerrear por él”, me dice Mara y todavía se le corta la voz al recordar aquel triste momento en el que pensó que la vida de su hijo se apagaría.

Esta familia vive en el barrio San Pedro Mártir, sector Los Olivos. La persona que desee ayudarlos puede comunicarse con ella al número celular: 3006579684.

Charlando con Maty, como le llaman de cariño sus allegados, me contó que quería de Navidad una tablet, algo que cualquier niño de su edad querría para jugar, pero cambió de opinión... Pese a que quería este dispositivo para poder seguir estudiando, pues su mayor sueño es ser un profesional en criminalística, entendió que su mamá no podía dársela, pues no tiene el dinero suficiente para comprarla.

“Yo le pedí al ‘niño Dios’ que me trajera una tablet, pero eso cuesta un montón de millones, así que mejor después le pedí un helicóptero a control remoto... Yo quería la tablet para poder seguir estudiando, porque con mis tratamientos aún no puedo ir a mis clases presenciales”, contó Matías con un entusiasmo alentador y una gran sonrisa que le hacía poner los ojitos chiquitos.

Maty ha recibido mucha ayuda con su alimentación, pues ha subido de peso y sus defensas están al cien por ciento”,

Mara Cecilia Pino.

La casa de Matías queda en el sector Los Olivos de San Pedro Mártir, allí vive con su mamá, sus dos hermanos y su padrastro; la vivienda era un lugar que no contaba con las condiciones óptimas para él -estaba en obra negra-, lo cual le causó una infección que, para un niño en su condición, pudo ser mortal, sin embargo, con la ayuda de un arquitecto que muy amablemente se acercó y les donó todo el acondicionamiento de su hogar, hoy Matías puede jugar fuera de su cuarto, bañarse con el menor riesgo posible y hacer sus actividades diarias con total tranquilidad.

“Mi casa cambió por completo gracias a las personas que nos ayudaron después de publicar la nota, hoy tenemos un piso en cerámica, las paredes estucadas y un baño enchapado... Además de esto, Maty ha recibido mucha ayuda con su alimentación, pues ha subido de peso y sus defensas están al cien por ciento, también le regalaron sus quimioterapias por un año y un televisor con el que le gusta ver videos en sus ratos libres”, afirmó alegre la madre.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Además de todas las ‘bendiciones’ que ha recibido esta familia, Mara Cecilia está comenzando a emprender, pues antes le tocaba salir de casa y dejar a su hijo mayor (de 18 años) a cargo del cuidado de Matías, pero ahora también le ayudaron a acondicional un pequeño pero acogedor lugar debajo de las escaleras para ingresar a su casa, donde instaló una peluquería, allí hace todo tipo de trabajos de belleza para conseguir el dinero con el que lleva a su hijo a los controles y quimioterapias.

Sin duda alguna, esta familia ha pasado por muchas situaciones difíciles y de angustia por cuenta de un tumor cerebral que casi le arrebata los sueños al pequeño Matías, pero que gracias a todos esos corazones solidarios que le han tendido la mano, este guerrero ha salido adelante y con la frente en alto dice: “Yo tenía una enfermedad, pero le estoy ganando”. Lea además: Conozca cuál es la primera causa de cáncer en Colombia

  NOTICIAS RECOMENDADAS