Cartagena


Estudio revela indicios de xenofobia hacia venezolanos en Cartagena

Una investigación de la Universidad de Cartagena reveló que el 51% de los vendedores informales están en desacuerdo con que venezolanos vengan a vivir a la ciudad.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

31 de agosto de 2021 10:30 AM

Un estudio desarrollado por el Grupo de Investigación de Estudios para el Desarrollo Regional (Gider) de la Universidad de Cartagena reveló preocupantes cifras sobre la xenofobia hacia los migrantes venezolanos en la ciudad.

Francisco Maza, doctor en ciencias sociales y jurídicas y líder del grupo, explicó que el objetivo era analizar los efectos socioeconómicos de la llegada de los venezolanos en la actividad de los vendedores informales nativos de Cartagena, teniendo en cuenta que según el Dane, La Heroica es una de las ciudades con mayor tasa de informalidad. (Lea: Informalidad laboral, la constante antes y durante la pandemia)

En total se encuestaron 301 vendedores del Centro Histórico, Bocagrande, Castillogrande y El Laguito, y en general, se notó el impacto que ha tenido la presencia de los venezolanos en su actividad económica.

Estudio revela indicios de xenofobia hacia venezolanos en Cartagena

“Los vendedores informales manifiestan que se han visto afectados en sus niveles de ingreso, en sus ventas totales e incluso en el número de clientes”, afirman los resultados del estudio.

El 89,8% dijo que su nivel de ingreso disminuyó por este motivo, mientras que el 75,1% dijo que ha aumentado el número de competidores cercanos.

En cuanto a efectos sociales, se constató que los vendedores se sienten más estresados al intentar vender sus productos y también sienten que hay mayores inspecciones por parte de las autoridades, al haberse incrementado el número de vendedores con la llegada de los migrantes.

“Además afirman que hay una mayor ocupación del espacio público, y sobre todo se perciben más inseguros en el momento de desarrollar su actividad en su sitio de trabajo”, revela la investigación.

Señales de xenofobia

Más allá del cambio en la realidad económica de los vendedores informales, el estudio también arrojó resultados que podrían significar cierta xenofobia dentro de esta población, pues el 51% de los encuestados afirmó estar en desacuerdo con que el Gobierno permita que los venezolanos vengan a vivir a Colombia; mientras que solo el 20,6% dijo estar de acuerdo. (Le puede interesar: Afganos podrían llegar a Cartagena, ¿qué dicen el alcalde y el gobernador?)

“El 69% de los encuestados cree que la presencia de personas venezolanas tiene un efecto negativo en la economía local, y solo un 6,3% dice que esta presencia tiene un efecto positivo. El 66,2% dice que la presencia de personas venezolanas en Cartagena hacen de la ciudad un peor lugar, mientras que solo el 2,6% dice que los venezolanos hacen de Cartagena un mejor lugar”, dice la investigación.

Ante esto, Maza aseguró que los asomos de xenofobia están asociados al hecho de que las personas venezolanas dificulten el desarrollo de las actividades comerciales de estos vendedores.

75,1%
de los vendedores encuestados dijo que los competidores cercanos en su actividad económica aumentaron.

“Sienten una presión dentro de su actividad que está llevando a que tengan una percepción negativa de los migrantes, algo preocupante, por supuesto”, dijo el investigador.

¿Qué hacer?

Ante esto, el estudio sugiere acciones en políticas públicas que fomenten la convivencia entre vendedores informales colombianos y venezolanos.

“Algo en particular a tener en cuenta es que Colombia no ha tenido una tradición migratoria, lo que ha llevado a que no se hayan desarrollado acciones de manera amplia para fortalecer la convivencia entre migrantes y nativos, el hecho de que no se hagan estas acciones puede traer problemas más graves en el futuro”, expresó Maza.

En este sentido se deben priorizar las acciones relacionadas a la tolerancia y el respeto entre estas dos nacionalidades dentro del ámbito de la economía informal.

¿Y los afganos?

Ante la posible llegada de migrantes afganos a La Heroica, de conformidad a lo anunciado por el Gobierno nacional, el investigador Francisco Maza asegura que los resultados de esta investigación no son un buen presagio para lo que podría suceder.

“Con los venezolanos compartimos una cultura muy similar, un idioma, y lo complejo con la migración afgana es que no es lo mismo y eso puede generar un conflicto más grande, porque este grupo viene en condiciones completamente distintas”, afirmó.

Igualmente aclaró que un proceso migratorio puede ser positivo o negativo dependiendo de las políticas que se implementen para garantizar, no solo el reconocimiento de los migrantes, sino también que los nativos no se sientan relegados. “Es fundamental trabajar en ese punto”, dijo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS