Cartagena


Glorieta de La Esperanza es una ‘selva’

La obra tiene menos de dos años de haberse realizado pero parece no tener dolientes. El sitio se ha convertido en basurero y guarida de delincuentes.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

22 de julio de 2020 12:00 AM

Antes de la obra, en la zona había consumo de drogas, basureros satélites, parqueaderos ilegales, indigentes, entre otros. Después de la obra, en la zona hay consumo de drogas, basureros satélites, parqueaderos ilegales, indigentes, entre otros. Sí, los problemas en la rotonda La Esperanza siguen siendo los mismos, pese a la inversión que allí se hizo a finales del año 2018 por más de 370 millones de pesos.

(Lea: Adiós a un glorioso bombero de Cartagena).

El lugar quedó embellecido con plantas, senderos, espacios recreativos y máquinas biosaludables para uso de las comunidades vecinas, pero no ha tenido el mantenimiento debido y por eso hoy luce abandonado y destruido.

“Se convirtió en una selva”. De esa forma resumió la gestora social del barrio Alcibia, Liliana León, lo que representa a la fecha la glorieta.

Imagen LO GLORIETA4

Las máquinas están atrapadas por las crecidas plantas.

Antes y durante la pandemia del COVID-19, el lugar no ha sido podado y las plantas tienen alturas que superan el metro. Además, los pasillos internos están saturados de basuras y los olores que se perciben son nauseabundos.

“Esa obra la ejecutó Edurbe cuando estaba encargada en la Alcaldía Mayor Yolanda Wong y en la Alcaldía Local Gregorio Rico, pero como tal nunca hubo una entrega oficial del proyecto. Los trabajos se hicieron y ya, la comunidad nunca los recibió formalmente. Han pasado casi dos años y no hay dolientes, las máquinas no sirven, las maticas se crecen y nadie las poda. Allí hay consumo de drogas, los delincuentes se escoden para atracar, incluso adentro se meten parejas a sostener relaciones sexuales”, agregó León.

Imagen LO GLORIETA2
Sin dolientes

El año pasado, desde la Alcaldía se dio a conocer el listado de 41 parques y zonas verdes de la ciudad que serían apadrinados por la empresa privada, y en el mismo no figuró esta glorieta que une a los barrios La Quinta, Alcibia y La Esperanza y que está en un punto neurálgico de Cartagena por donde diariamente transitan cientos de personas.

“Los elefantes blancos no solo son los hospitales o los colegios que no han arreglado, esta glorieta también puede llamarse un elefante blanco porque no ha servido para mucho, nunca ha tenido mantenimiento y continúan los mismos problemas de antes”, finalizó la líder comunal.

Imagen LO GLORIETA3

En su interior se observan las basuras acumuladas.

El Universal consultó a la administración distrital y desde la oficina de Espacio Público señalaron que pasarán la solicitud de poda a la empresa Pacaribe, que está trabajando en labores simulares bajo un cronograma ya establecido.