Cartagena


“Héroes de la salud” sufren los estragos de ocho meses sin pagos

El hambre y las enfermedades mentales están golpeando a los trabajadores de la Clínica Maternidad Rafael Calvo, quienes este martes protagonizan una nueva protesta.

MÓNICA MEZA ALTAMAR

07 de septiembre de 2021 02:30 PM

“La situación se está saliendo tanto de control que hay compañeros que llegan a trabajar preocupados o llorando, diciendo que los sacaron del apartamento por no tener dinero para pagar la mensualidad. “Me botaron”. Nos da una tristeza horrible... Hay otros que a veces no comen o dejan a sus hijos sin comer. ¿Con qué cara trabajamos o les damos una sonrisa a nuestros pacientes?, ¿cómo ocultamos la tristeza que tenemos por lo que estamos viviendo?”. Lea aquí: Trabajadores de la Maternidad exigen pagos atrasados del Distrito

Es así como Milena Rivera, instrumentadora quirúrgica, comenzó a describir la realidad de más de 200 “héroes de la salud” que prestan servicios en la Clínica Maternidad Rafael Calvo, pues desde hace ocho meses no reciben salarios. La crisis económica que atraviesan por el no pago reunió a algunos de los afectados en una nueva protesta este martes.

“Hay compañeros que ya tienen problemas psicológicos y psiquiátricos muy graves. Otros se han refugiado en el alcohol, buscan dinero donde sea para tomar, para poder sobrellevar los problemas económicos, la pandemia, los problemas personales. Le doy gracias a Dios que no ha pasado nada grave en la clínica, que ningún compañero ha tomado una mala decisión. Una compañera me manifestó que en el desespero ha pensado en hacerse daño y por eso ya está buscando ayuda psicológica”, advirtió la madre de un niño de 7 años y de una niña de 14. Lea: La Maternidad lucha por mejorar salud financiera en tiempos de pandemia

Indicó que “hay una compañera que tiene cuatrillizos de 11 años. ¿Cómo hace esa señora para mantenerlos si es madre cabeza de hogar? El padre de los hijos la abandonó antes de que nacieran. De pronto yo no tengo la situación tan difícil como otros compañeros porque mi esposo trabaja y con su sueldo nos apoyamos, pero hay cosas de las que me encargaba y están atrasadas. No he podido colaborar con mi hogar”.

Rivera agregó que “ahora el volumen de pacientes es altísimo. Estamos atendiendo muchos pacientes diarios. Es decir, además de la afectación psicológica que tenemos también tenemos recarga de trabajo porque los compañeros están enfermos psicológicamente y nos toca cubrirlos, repetir turnos o doblarnos”.

Recalcó que “acá hay muchas madres y padres cabezas de familia que viven solos y deben responder por sus hijos. Varios han tenido que irse a vivir con familiares. A uno lo ven que todos los días sale a trabajar y dirán “está bien”. Da mucha tristeza porque nos llaman héroes y no sabemos héroes de qué. No queremos que nos llamen héroes, queremos que nos paguen y nos den un trato digno, como cualquier trabajador merece”.

La instrumentadora quirúrgica lamentó que “tenemos ocho meses que no nos pagan salarios. Nos pagaron un porcentaje pequeño de enero y nos cancelaron febrero. Nos deben prácticamente enero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto y lo que va corriendo de septiembre, y nos vemos garantías de pago. También nos deben vacaciones, uniformes, retroactivos. Y las cesantías de 2020 no nos las han pagado a más de 50 % del personal”.

Añadió que “nosotros tenemos que prestar para ir a trabajar. Es lo que estamos viviendo y no nos debe dar pena, pena le debe dar al Gobierno de tenernos así. Estamos salvando vidas y nos tienen en esta situación tan miserable, tan deprimente”.

Se encadenó este martes

Al borde de lo expuesto por Milena Rivera, una auxiliar de enfermería en el servicio de sala de partos decidió encadenarse e iniciar una huelga de hambre a las 7 de la mañana de este martes, en la entrada de la Maternidad. Enfermeros, camilleros y conductores son algunos de sus acompañantes.

“Héroes de la salud” sufren los estragos de ocho meses sin pagos

“Alguien tenía que atreverse a hacerlo y tomé la decisión por mí, por mi familia y mis compañeros. Decidí encadenarme por la situación que venimos viviendo desde hace cuatro años. Ya se ha vuelto muy caótica. No aguantamos más las deudas que tenemos. Muchos compañeros han tenido que retirar a sus hijos de colegios y universidades porque no tienen cómo pagar”, afirmó Aida Meriño de la Cruz.

Señaló que seguiría encadenada “hasta que me solucionen. ¿Cuánto más vamos a estar en esta situación?”.

El camillero Willinton Simarra Buelvas manifestó que “llevo ocho años sin uniforme. Salgo de turno a las 7 de la noche y sin cambiarme, sin bañarme, me pongo de una a mototaxiar. Mi familia me apoya, pero tengo dos niños de 6 y 13 años y una adolescente de 16 que va a ingresar a la universidad. ¿Qué oportunidades va a tener si no me alcanza ni para pagarle el examen de admisión a una universidad pública?”.

La protesta continuaba a las 3 de la tarde de este martes.

¿Quién responde?

Rivera afirmó que “hemos hecho llamados y protestas para que el gobernador y el alcalde se acerquen a la clínica. Prácticamente hemos estado rogándoles. Estamos arriesgando nuestras vidas y las de nuestras familias en nuestro trabajo y no sirve de nada, al contrario, nos ignoran. Todo el mundo sabe la situación de la clínica, sin embargo nadie se ha ocupado de llegar a un acuerdo para cancelar todos los dineros atrasados”.

Por su parte, la Maternidad Rafael Calvo se manifestó a través de su cuenta en la red social Twitter. Señaló que a raíz de la deuda que tiene el Distrito con la clínica interpuso una demanda ejecutiva y, pese a que fue fallada en favor de ellos, la Alcaldía apeló la decisión.

“@daulaw Por la negativa del Distrito de pagar las deudas reconocidas por @DadisCartagena por la atención de población no afiliada y migrantes, presentamos demanda ejecutiva, la cual fue fallada por un Juez a favor de @CMRC_Salud, pero la @AlcaldiaCTG apeló el fallo...”, dice el tuit.

En un segundo mensaje agrega que “@AlcaldiaCTG negando el derecho que tienen los trabajadores de la salud a un salario justo y oportuno. Negarse a conciliar y pagar estas deudas, podría causar más daños ya que por cada mes que se tarden en pagar se generan intereses que superan los 70 millones. @Supersalud”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS