Cartagena


“Informe de la verdad no es solo importante para Colombia, lo es para el mundo”

El director de la Agencia Española de Cooperación y el embajador en Colombia cuentan cómo su país ha apoyado el proceso de paz y su relación con Petro.

JAIRO A. CÁRDENAS ALMEIDA

23 de septiembre de 2022 11:10 AM

No hay que ir muy lejos. Solo hay que abrir la boca y decir una palabra para encontrar un punto de encuentro entre España y Colombia: el idioma. La arquitectura del Centro de Cartagena también habla sobre esa relación estrecha e histórica entre ambos países y, si se quiere hablar desde la actualidad, una cifra lo resume todo: más de 500 mil de los nuestros viven en “la madre patria”; es el segundo país del mundo con más colombianos, solo por detrás de Estados Unidos, donde se estima que hay más de dos millones.

Las relaciones entre las dos naciones no pueden estar en mejor momento, salvo algunas diferencias que parecen ya resueltas al rededor de la propiedad del tesoro sumergido del galeón San José, que naufragó en aguas de Cartagena en 1708. Es tan bueno el momento que, incluso, el rey de España, Felipe VI, y su presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ya visitaron Colombia y se reunieron con el nuevo presidente Gustavo Petro, sin darle mayor trascendencia al paseo de la espada del libertador Simón Bolívar frente a su majestad. (Lea aquí: Esta es la historia de la espada de Bolívar que Petro incluyó en su posesión)

500
mil colombianos viven en España. Es la segunda población migrante más grande de ese país.

Antón Leis, director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, y Joaquín María de Arístegui, embajador de ese país en Colombia, estuvieron en Cartagena y precisamente hablaron con El Universal sobre esta larga luna de miel y cómo están trabajando ambas naciones en temas como desarrollo económico, protección del medio ambiente y un punto destacado que es transversal a todos los proyectos: la paz.

La Comisión de la Verdad

Tal vez sin mayor figuración, porque ese tampoco era el objetivo, España ha sido uno de los países que más ha estado apoyando el proceso de paz en Colombia. Según destaca Antón, una de las figuras políticas jóvenes de mayor proyección de los últimos años en el país ibérico, se ha trabajado con todas las instituciones colombianas que hacen parte de este proceso como la JEP (Jurisdicción Especial para la Paz), la Unidad de Búsqueda y la Comisión de la Verdad. (Lea aquí: Petrismo y uribismo se enfrentan ante informe de la Comisión de la Verdad)

Sobre este último y la polémica que ha surgido por el informe final, el director de cooperación marca distancia y sostiene que no es España quien debe calificar el contenido, pero opina que su construcción es un ejercicio ambicioso e importante para la historia de Colombia. “España ha financiado a la Comisión de la Verdad en este informe histórico para la consolidación de la paz en Colombia. Nosotros estamos orgullosos de acompañar esos esfuerzos de las instituciones”, señaló.

La Cooperación Española tiene cuatro centros de formación en Latinoamérica: en Cartagena, Colombia; Montevideo, Uruguay; Santa Cruz de la Sierra, Bolivia; y Antigua, Guatemala.

El embajador Joaquín, por su parte, va más allá y manifiesta que el informe final de la Comisión de la Verdad no es solamente importante para Colombia, sino que lo es para toda América latina y el mundo. “El mensaje de España es claro: Colombia debe estar orgulloso de este ejercicio porque es un referente en temas de reconciliación y paz. Es importante para nosotros contribuir a la consolidación de su legado. Colombia ha fijado un nuevo umbral en materia de valentía”.

Más allá de la financiación a la Comisión de la Verdad, el cuerpo diplomático y de cooperación de España vienen trabajando activamente en varios frentes para la implementación de la paz a través de diferentes proyectos en los territorios. Excombatientes de las FARC, poblaciones indígenas y comunidades afrocolombianas de todo el país han mejorado sus condiciones de vida gracias a su gestión.

¿Con el pie izquierdo?

Cada cambio de gobierno es una oportunidad para que dos países fortalezcan o no sus relaciones, según las distancias políticas entre sus dirigentes. Para muchos, que Petro le pasara por el frente la espada de Bolívar al rey de España durante la posesión fue un gesto poco diplomático que pudo interpretarse como una falta de respeto hacia la corona, sin embargo, según asegura el propio embajador Joaquín, este capítulo no pasó de ser una simple anécdota, pues su país entiende el simbolismo e importancia de la espada para el nuevo gobierno colombiano.

“Informe de la verdad no es solo importante para Colombia, lo es para el mundo”

“Solo llevo 10 meses aquí y siento que llevo dos años, en el sentido positivo. Me ha tocado la precampaña, la campaña y la llegada de un nuevo gobierno que no es como cualquier otro; es un cambio de ciclo, una nueva apuesta de los colombianos. La realidad es que España, ya con el presidente Petro posicionado, sigue apostando por la capacidad de él para dirigir ese cambio que los colombianos han elegido”, comenta este diplomático que, capítulo aparte, confiesa que la changua es su plato típico colombino favorito.

Por la misma vía marcha el director Antón al sostener que hay una relación fantástica con Colombia y Petro. Asegura que independientemente de los gobiernos en Madrid y Bogotá hay una gran relación de amistad y familiaridad entre los dos países y actualmente hay una sintonía total. “Desde la cooperación trabajamos en temas que están muy en la agenda del presidente Petro”, puntualiza. (Lea aquí: ¿Fracasó la guerra contra las drogas? EE. UU. no se rinde en Colombia)

Cooperación española

Así como Estados Unidos siempre habla de Colombia como su aliado más importante en el hemisferio al concentrar la mayor parte de ayudas y proyectos conjuntos, se podría decir que España también es un aliado vital para nuestro país. En la hermosa sede de la Cooperación Española en Cartagena, Antón da detalles de todo lo que se viene trabajando en temas como igualdad de género y desarrollo de los territorios.

Cuando una mira a Colombia, desde una perspectiva de cooperación, piensa en un país de renta media-alta, pero lastimosamente hay realidades territoriales muy dispares”,

Antón Leis

“Colombia para nosotros es el primer país de cooperación en América latina. Trabajamos desde hace muchos años con un enfoque de paz. El centro de formación de Colombia, aquí en Cartagena, es un espacio donde diversos expertos, pensadores, formadores de opinión y periodistas, entre otros, debaten y se forman. Además, hay una gran presencia de la población afro de esta región. La actual vicepresidenta (Francia Márquez) ha estado muchas veces en estos espacios”, finaliza Antón.

  NOTICIAS RECOMENDADAS