Cartagena


Julia, su hija y su madre ya fueron reubicadas

Tras la publicación hecha por El Universal, esta familia de El Conquistador fue atendida por la Alcaldía, que la sacó de la loma donde vivían y las incluirá en un proyecto de vivienda.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

24 de noviembre de 2020 12:00 AM

La suerte, o mejor, la vida, le cambió en un abrir y cerrar de ojos a la señora Julia Rosa Velasco Ramos, quien pasó de vivir con el temor de quedar sepultada por un deslizamiento de tierra en su barrio, a ser reubicada en un casa sin riesgos y con las garantías para recibir una vivienda propia a futuro.

Hace cuatro días, el sábado 20 de noviembre, El Universal publicó una nota mostrando el drama de esta señora, quien no tiene empleo y debe velar por el bienestar de su hija de ocho años que nació con parálisis cerebral, y por su mamá de 81 que tiene Alzheimer. Además, vivían en la humilde casa de un pariente en el barrio El Conquistador, delante de una loma de tierra cuya erosión mantiene en vilo a muchas familias de la zona.

(Lea nota relacionada: Con discapacidades y en riesgo de quedar sin techo en Cartagena).

Muchas fueron las llamadas de apoyo y las donaciones que han recibido desde entonces de manos de particulares, pero la ayuda más significativa para estas tres mujeres fue la de la Alcaldía de Cartagena, que tras conocer su impactante historia fue hasta el barrio y las reubicó en otro con mejores condiciones, y con la promesa de incluirlas en el proyecto de vivienda Ciudadela La Paz, que está en construcción.

“No tengo palabras para agradecerle a El Universal por dar a conocer mi situación y hacer la gestión ante la Alcaldía para que me ubicaran en un lugar con mejores condiciones para mi hija y mi mamá. Tenía muchos años luchando a través de mecanismos jurídicos pero el proceso estaba estancado, tampoco había sido beneficiaria de ningún programa social. Solo hasta ahora es que la vida me cambió”, expresó una emocionada Julia, de 43 años, quien desde el domingo duerme en su nuevo hogar, en el proyecto Flor de la Esperanza, del barrio Flor del Campo, mientras se terminan los apartamentos en Ciudadela La Paz.

Fue la primera

Sobre este caso, la administración distrital expresó que fue la primera familia reubicada tras el paso de la tormenta tropical Iota. El Fondo de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana Distrital, Corvivienda, en cabeza del gerente Néstor Castro Castañeda y su equipo técnico, social y jurídico, estuvo al frente de dicha reubicación hacia un entorno seguro.

(Lea: Alcalde William Dau busca asesor para manejar las finanzas del Distrito).

“Gracias a Corvivienda, porque en el momento en que ellos hicieron la inspección, inmediatamente procedieron con el traslado, cosa que les agradezco, porque fue algo rápido, gracias a todo el personal que ha colaborado, que me trajeron aquí en ambulancia con mi hija, con mi mamá, que me han estado apoyando y hasta me trajeron el carro para que viniera con la mudanza”, añadió Julia.

Corvivienda resaltó que esta familia es la primera en ser reubicada, de las 100 iniciales previstas en el plan de acción del Distrito, frente a la atención de hogares afectados de extrema pobreza y diferentes factores de vulnerabilidad durante la situación que ha vivido Cartagena en los últimos días.

Un caso de extrema urgencia

“Estamos reubicando una familia que se encontraba realmente en condiciones de vulnerabilidad, después de una caracterización que se hizo por parte de un equipo interdisciplinarios de psicólogos, trabajadores sociales, técnicos y arquitectos de la entidad”, expresó el gerente de Corvivienda, Néstor Castro.

También señaló que se determinó, desde el Grupo de Atención de Respuesta de la entidad, proceder a una reubicación debido a los múltiples riesgos de esta familia, como deslizamientos y el complejo acceso a la vivienda, con unas escaleras no aptas para una persona con discapacidad, sumado a la situación económica y laboral de la señora Julia, quien es desempleada. Por estas condiciones se establece que está en extrema pobreza, una de las circunstancias que tenemos nosotros en cuenta en Corvivienda para la debida atención”, expresó el funcionario.