Cartagena


Por el uso de energías limpias, Terpel le entregó reconocimiento a Transcaribe

Con esta iniciativa, Transcaribe ha dejado de emitir más de 138 mil toneladas de dióxido de carbono equivalente al ambiente de Cartagena.

Desde que inició su operación comercial en la ciudad, Transcaribe le apostó al uso de energías limpias para así ayudar al medio ambiente y al cambio climático. Esa iniciativa, llevó a Transcaribe a recibir un de la empresa Terpel.

El reconocimiento se entregó en el marco de los veinte años de constitución de Transcaribe como una empresa, y a los diez años de haberse decretado como un transporte limpio, destacando que el sistema de todos los cartageneros mueve su flota a gas natural desde que empezó a operar.

“Felicitaciones por estos 20 años dedicados al desarrollo de la industria del transporte con energía limpia, que contribuye al medio ambiente del país. ¡Su compromiso con la movilidad sostenible y la comunidad es una inspiración para todos!”, afirmó la empresa Terpel. Lea aquí: Cartagena, escogida como mejor ciudad cultural del mundo

En los siete años de operación comercial que completa el sistema de todos los cartageneros, gracias al uso de energías limpias, ha dejado de emitir al ambiente cartagenero más de 138 mil toneladas de dióxido de carbono equivalente. Todos los vehículos de Transcaribe cumplen con la norma ambiental Euro V y Euro VI.

¿En qué consiste el uso de energías limpias?

El uso de energías limpias en vehículos de transporte es un avance significativo en la búsqueda de soluciones sostenibles para los desafíos ambientales y energéticos de la movilidad moderna. Estos vehículos utilizan fuentes de energía que generan emisiones reducidas o nulas de gases de efecto invernadero y otros contaminantes, lo que contribuye a la lucha contra el cambio climático y a la mejora de la calidad del aire en áreas urbanas.

Las principales formas de energías limpias en vehículos de transporte incluyen:

Eléctricos: Los vehículos eléctricos (VE) son alimentados por baterías que almacenan electricidad. Son altamente eficientes y emiten cero emisiones directas. La recarga puede realizarse en casa o en estaciones de carga.

Hidrógeno: Los vehículos de pila de combustible de hidrógeno convierten el hidrógeno en electricidad para propulsar el vehículo. El único subproducto es agua, lo que los hace una opción libre de emisiones.

Biocombustibles: Estos combustibles se derivan de fuentes renovables, como biogás, etanol y biodiesel. Pueden utilizarse en vehículos convencionales con motores de combustión interna, reduciendo las emisiones de carbono. Le puede interesar: Así pudieron salir de Israel abogado cartagenero y su familia

Transporte público: Los sistemas de transporte público también están adoptando energías limpias. Los autobuses eléctricos y trenes impulsados por energía eléctrica o hidrógeno están reemplazando progresivamente a los vehículos diésel.

Los beneficios de utilizar energías limpias en el transporte son múltiples. Reducen la dependencia de los combustibles fósiles, disminuyen la contaminación del aire, promueven la eficiencia energética y contribuyen a la mitigación del cambio climático. Además, estas tecnologías fomentan la innovación y la creación de empleos en la industria de energías renovables y movilidad sostenible.

La transición hacia el uso de energías limpias en el transporte es un paso crucial para construir un futuro más sostenible y saludable. A medida que la tecnología avanza y se implementa una infraestructura de carga adecuada, es probable que veamos un aumento significativo en la adopción de vehículos de transporte más limpios y eficientes en todo el mundo.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS