Cartagena


Retorno a clases: quieren regresar, pero “no están las garantías”

Según el Ministerio de Educación, el 15 de julio todas las instituciones educativas deben retornar a las clases presenciales de manera permanente, rectores y padres de familia aseguran no tener garantías.

WENDY CHIMÁ P.

22 de junio de 2021 12:00 AM

La orden del Ministerio de Educación Nacional (MEN) es clara. Al finalizar las vacaciones de mitad de año, todos los colegios del país tanto privados como públicos, deben retornar a las aulas de manera permanente.

En Cartagena, este segundo ciclo escolar para las instituciones públicas del Distrito se inicia el 5 de julio, sin embargo, se cree que el 15 o 16 de julio, sin excepción, todos los alumnos, docentes y rectores deben estar en los salones de clases, compartiendo con sus compañeros así como ocurría antes de la pandemia, con la única diferencia de que ahora deben usar tapabocas, mantener la distancia y lavarse las manos frecuentemente.

Pero, ¿sí están las condiciones dadas para este regreso?, es la pregunta que queda en el aire y la que, desde el año pasado, los diferentes sindicatos de educación han estado planteándole al Gobierno nacional, sin embargo, la respuesta siempre es “se debe volver a la presencialidad”.

Recordemos que desde septiembre del año pasado, algunos colegios privados de la ciudad comenzaron a implementar la modalidad de alternancia, después de diseñar unos protocolos de bioseguridad aprobados por el Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) y la Secretaría de Educación Distrital (SED). A la fecha, 120 de los 281 colegios privados están habilitados para las clases presenciales.

Sin embargo, de las 201 sedes educativas oficiales de Cartagena, solo nueve tienen concepto favorable de la Secretaría de Educación para desarrollar pilotos o clases presenciales. En marzo, solo cinco de estas habían iniciado con la alternancia, pero después de Semana Santa les tocó suspender por el alto número de contagios de COVID-19. Lea aquí: Alternancia educativa se da a paso lento en Cartagena

La infraestructura

Según la Directiva No. 5 de 2021 del Ministerio de Educación Nacional “las Entidades Territoriales Certificadas en Educación deben expedir los actos administrativos en los que se defina con precisión la fecha de retorno a la presencialidad plena, con el cumplimiento de las condiciones de bioseguridad en todas las instituciones educativas oficiales y no oficiales de su jurisdicción”.

Para esto, la Secretaría de Educación se reunió con los rectores de los colegios públicos, donde se tocaron diferentes temas con relación al regreso a las aulas, pero lo principal fue poder contar con la infraestructura idónea para tener a los estudiantes con la distancia necesaria para evitar más contagios.

Pese a que aún no se tiene una fecha clara de cuándo se daría este regreso, desde el MEN señalan que “el regreso a la presencialidad plena está fijado para mediados de julio, fecha en la que estima el Ministerio de Salud que todos los docentes tendrán su esquema completo de vacunación contra el COVID-19”. Lea aquí: Docentes celebran vacunación, pero piden más garantías

En un recorrido realizado por El Universal a diferentes instituciones educativas del Distrito, pudimos constatar que las infraestructuras no son las más adecuadas para recibir a los niños y jóvenes en medio de esta pandemia del coronavirus que vive su tercera ola.

“Nosotros no hemos presentado el plan de retorno, pero estamos dispuestos a hacerlo en los próximos días, pero no lo hemos hecho porque: desde el 6 de julio del año pasado la institución educativa no tiene energía eléctrica y le hemos enviado tres radicados a la Secretaría de Educación, pero no hemos recibido respuesta alguna”, dijo Pedro Navarro Cassiani, rector de la Institución Educativa Omaira Sánchez en La Candelaria.

Navarro expresa que “producto de la ausencia en la escuela, tenemos una guarida de palomas en los salones, lo que ha hecho que el cielo raso esté totalmente destruido. No hay condiciones de seguridad sanitaria para los niños y docentes en estos momento para un retorno seguro y gradual como lo estamos manifestando. El comedor tampoco está en buenas condiciones”.

“Tenemos aulas muy pequeñas con posibilidades de 30 estudiantes, si vamos a un retorno presencial, tendríamos que aplicar la alternancia, donde un día vayan 15 estudiantes y al siguiente los restantes para mantener las distancias - explicó el rector -. Estas aulas fueron diseñadas para tener aires acondicionados y como tienen ventanales altos, toca invertir para que los quiten y así dejar la ventilación, como lo indican los protocolos. No podemos regresar en estas condiciones”.

Esta situación se vive en otras instituciones ubicadas principalmente en el sur de la ciudad, donde muchos niños y padres de familia quieren el regreso a clases pero consideran que “de no tener las garantías de que mis hijos vayan a estar bien, no sé si los mandaría. En el colegio aún no nos han dicho nada de regresar, tampoco he visto que hayan hecho algunos cambios, pero sí estoy a la expectativa”, dijo Yessica Simanca, madre de familia de la Institución Educativa República del Líbano en Olaya Herrera.

Miguel Pérez Márquez, presidente de la Unión Sindical de Directivos Docentes de Bolívar (Usdidbol) y rector de la Institución Educativa Nuestra Señora del Carmen, señala que “los directivos docentes, los maestros, los administrativos, nunca nos hemos negado a la presencialidad, somos los más interesados en retornar a las aulas a trabajar con nuestros niños, niñas y adolescentes, pero no se han dado algunas condiciones para este retorno, como lo han dicho ellos, progresivo, gradual y seguro. Le hemos hecho peticiones al MEN, pero se ha hecho el de la vista gorda”. Lea aquí: “No somos responsables si retornamos a clases y hay contagios”: rectores

“Sin embargo -agregó- con esa resolución, el MEN hoy se lava las manos y ordena clases presenciales. Sin verificar si hay o no posibilidad de cumplir, si hay o no condiciones para retornar, prácticamente le endilga toda la responsabilidad a los entes territoriales”.

Te gustaría recibir en celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Los que regresaron

Entre las instituciones educativas que sí implementaron la alternancia educativa, pero que ahora están esperando para retornar, después de suspender como prevención por los altos contagios de COVID-19, se encuentra la Institución Educativa Clemente Manuel Zabala en Flor del Campo.

Según su rector, Mario Lombana: “En la institución sí tenemos las condiciones para este regreso permanente, pues somos una institución certificada por la Alcaldía y el Dadis, y tenemos nuestro protocolo radicado. Pero en términos generales en las demás instituciones educativas de la ciudad no, pues no todas cumplen con los cuatro criterios que se exigen”.

El 23 de marzo de este año esta institución inició este proceso y ahora están esperando las directrices para retornar nuevamente a las aulas.

La Secretaría de Educación

En conversación con la Secretaría de Educación Distrital (SED) anunciaron que desde inicio de año, están trabajando para brindar mayor bioseguridad a las escuelas oficiales. Además de la compra y entrega de productos y lavamanos portátiles para un regreso gradual, progresivo y seguro.

Indicaron que este le giraron a las Instituciones Educativas Oficiales (I.E.O) cerca de 1.395 millones de pesos para la adecuación de baterías sanitarias en 85 instituciones. Estas obras están siendo ejecutadas en su mayoría por el liderazgo de los rectores.

“A todos los rectores se les ha entregado productos y herramientas de bioseguridad. La SED ha invertido a la fecha $4.216.126.103,84 en productos de bioseguridad y herramientas de protección para los estudiantes de las escuelas públicas, entre ellos, más de 70 mil galones de alcohol en gel isopropílico al 70% para manos, más de 51 mil galones de gel antibacterial; 52.486 galones de jabón líquido y 5.993 kits de protección biosegura para entregar a los estudiantes a su ingreso a la institución educativa, entre otros”, explicaron.

En cuanto a lavamanos portátiles, compraron 1.763 unidades, de las cuales 804 son para la población de preescolar y primaria y 1.032 son para los estudiantes de bachillerato de todas las instituciones educativas oficiales.

En este proceso de compras se utilizó la Tienda Virtual del Estado (Colombia Compra Eficiente) para garantizar precios justos y hemos informado de dichas compras a las contralorías General y Distrital. El detalle de lo comprado puede ser consultado por los ciudadanos en Colombia Compra Eficiente.

La Secretaria de Educación en alianza con el Fondo de la Financiación de la Infraestructura Educativa (FFIE) está interviniendo las instituciones educativas afectadas por la tormenta IOTA. En la Institución Educativa Arroyo de Piedra, sede Punta Canoa, por ejemplo, se intervino el comedor escolar afectado, se excavó y rellenó parte del terreno para la construcción de acceso peatonal y vehicular con placas de contrapiso. La inversión fue de $26 millones 049.901.

En total son 48 instituciones priorizadas por la afectación de Iota que va a intervenir el FFIE. Según FFIE, 20 serán intervenidas en los próximos días.

  NOTICIAS RECOMENDADAS