Cartagena


“Tenemos necesidades”: carperos que colocaron sombrillas en nueva playa

Los servidores turísticos de las playas 4 y 5, de Bocagrande ingresaron a la zona e instalaron parasoles a pesar de la restricción. La JAC le hizo un llamado al Gobierno.

Este 1 de agosto se cumplió un año desde que los servidores turísticos que estaban en la Playa 4 dejaron de trabajar en este sector de Bocagrande, que fue cerrado ante el desarrollo de las obras del proyecto de Protección Costera. Lea: ¡Sin autorización! Servidores turísticos instalan carpas en playa nueva

El tiempo ha pasado, pero hasta ahora siguen sin conocer cuándo abrirán el balneario, y al igual que los actores de la Playa 5 están en medio de la incertidumbre, pues hasta el momento no se ha definido qué pasará con ellos.

En medio de la zozobra y los problemas económicos que aseguran tener por los cierres ante las obras costeras, los servidores decidieron ingresar ayer sin autorización a las playas 4 y 5, e instalar parasoles, para pedirles a las autoridades acciones concretas que definan su retorno a dichos balnearios.

Estas personas aseguran que seguirán poniendo los parasoles las veces que sean necesarias si no obtienen soluciones. Indican que las afectaciones más notorias fueron en la temporada vacacional de fin de año y Semana Santa. También le puede interesar: “Necesitamos respuesta”: zozobra de servidores turísticos por cierre de playa

“Esto es un acto simbólico porque muchos de mis compañeros tienen año y medio sin trabajar. Nos han prometido de todo, pero no nos han cumplido nada. Nos dijeron que las obras iban a durar tres meses, después cuatro, pero ya vamos por un año y nada que terminan. Nosotros tenemos necesidades”, dijo Marlon Barbosa, miembro de la Asociación de Carperos de Bocagrande.

Y continuó: “Parece que las autoridades se han olvidado de nosotros. Nos tienen en el olvido total. Actualmente la playa está entregada, pero no la han habilitado para bañistas porque hacen falta unas boyas -señalización- y eso es inconcebible”.

Recordó que la Dimar emitió unas directrices que se deben cumplir para la apertura de las playas. Entre ellas está la instalación de la señalización con especificaciones técnicas establecidas, para así garantizar la seguridad de todos los bañistas.

“La Alcaldía es la directa responsable de las boyas y las guayas. Si no hay dinero para las compensaciones, entonces que nos dejen trabajar porque no tenemos cómo sobrevivir. Nosotros tenemos que pagar servicios públicos y todos los compromisos con nuestras familias”, agregó Barbosa.

JAC Bocagrande

Andrés Rico, presidente de la JAC de Bocagrande, le hizo un duro llamado al Gobierno nacional para que se apropie de las obras costeras. “Los trabajadores de las playas están atravesando una situación particular, pues no es culpa del contratista, quien desde hace varios días ha anunciado que los balnearios están terminados, pero por parte de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd) y Valorización no han sido recibidos. Todas esas demoras no solo afectan a los servidores turísticos, sino al turismo en general”, dijo.

Aseguró que es necesario que se realice un Comité Local de Playas para que se habilite la Playa 4. En lo referente a la Playa 5, indicó que no está de acuerdo con que se habilite, teniendo en cuenta que la mitad de esta tiene un problema de erosión. “El llamado no es solo a la Ungrd, sino al presidente de la República y a todas las entidades del Distrito que están alrededor del proyecto, pues no vemos un interés para abrir esa franja de playa”, concluyó.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS