Cartagena


A turistas les cobraron $550.000 por 12 bebidas en playas de Bocagrande

ANGIE GOEZ AHUMEDO

20 de junio de 2018 11:38 AM

Otra vez se repite la historia de los abusos a turistas, y si las autoridades no toman medidas drásticas, se seguirá repitiendo mil veces más.

En esta ocasión, las víctimas fueron 5 adolescentes estadounidenses, que habían llegado a la ciudad el viernes 15 de junio, y el sábado se dispusieron ir a las playas de Bocagrande a disfrutar del sol y unos cócteles, lo que no esperaban, es que terminarían siendo represados por seis vendedores durante más de 40 minutos.

El hecho se presentó a las 4 de la tarde, en cercanías al kiosco El Bony. Simón, Sebastián, Nicolas, Jack y Austin se ubicaron en una sombrilla con cinco sillas, y pidieron 8 piña coladas, 2 mojitos, 1 cerveza y 1 gaseosa. Cabe resaltar, que todos son mayores de edad y no hablan español.

Al solicitar la cuenta, los vendedores les pidieron $550.000 por las bebidas consumidas más el servicio. Uno de ellos, que ya había visitado al ciudad, sabía lo excesivo que estaba siendo el cobro y solicitó que le rectificaran los precios, a lo que aludieron que no tenían carta y que eso era lo que habían pedido.

Ante la imposibilidad de cancelar la suma de dinero, pidieron que los dejaran ir a buscar plata a la casa de un familiar. Los vendedores dejaron ir a dos de ellos, mientras a los otros tres los mantuvieron casi que custodiados. Fueron en busca de una persona que los defendiera. 

Suad Ortega, familiar de los chicos, al ver la situación, decidió preguntar con antelación los precios de los productos, a lo que le respondieron que los cócteles valían $25.000 y la carpa sencilla $10.000.

Al llegar al lugar donde estaban sus primos, Suad habló con los vendedores y ellos le dijeron que habían consumido 12 piña coladas, 4 mojitos, 4 gasesosas y 2 cervezas, es decir, les exageraron la cuenta, sin más ni par. Además, los precios los elevaron, al querer cobrar los cócteles a $40.000, las cervezas a $15.000, las gaseosas a $5.000 y la carpa a $70.000.

Para Suad era más que evidente que todo se trataba de un abuso para sus familiares, por lo que luego de varios intentos, corroboró los precios con los que inicialmente le habían dado y las cantidades que en realidad habían consumido, pagando un total de $320.000.

“Es triste que esté pasando esto en Cartagena, los vendedores no dan nombres, no dan cartas, no pagan por estar en la playa que es un espacio público, y además quieren cobrarle excesivamente a los turistas”, manifestó Suad.

Acoso de masajistas

Por si fuera poco el mal rato que estaban pasando los visitantes, antes de que ocurriera el incidente de la cuenta, una masajista se le acercó a uno de los chicos y comenzó a tocarle el cuerpo bajo la excusa de que era gratis, a lo que el chico se negaba y le pedía que no quería el servicio.

La mujer, según la describen, alta y de gran contextura, seguía insistiendo, al punto que le propuso al chico que le pagara para tener relaciones sexuales.

Ante los hechos, los jóvenes se sintieron intimidados y no llamaron a la Policía porque en otra ocasión, habían tenido un problema similar con vendedores por altos cobros, y supuestamente, la Policía le solicitó dinero para poder solucionarles el problema. 

En lo que va de la semana, este es el segundo caso que se denuncia por abuso a turistas. 

(Lea aquí: Turistas pagaron $100.000 por 4 cervezas)

  NOTICIAS RECOMENDADAS