comscore

Publicidad

Colombia

Petro asegura que no persigue a la oposición tras llamado a juicio de Uribe

El presidente se pronunció por primera vez sobre el llamado a juicio de Álvaro Uribe por los delitos de soborno a testigos y fraude procesal.

Petro asegura que no persigue a la oposición tras llamado a juicio de Uribe
Compartir en

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, aseguró este miércoles que su Gobierno no persigue a la oposición ni interviene en procesos judiciales, en referencia al caso del exmandatario Álvaro Uribe, que fue llamado a juicio por la Fiscalía General de la Nación. Lea aquí: Fiscalía llama a juicio a Álvaro Uribe por caso de soborno a testigos

“Mi Gobierno no persigue ni perseguirá a la oposición y se mantendrá lejos de cualquier intervención en los procesos de la justicia”, manifestó Petro en un mensaje en su cuenta de X.

El mandatario añadió: “La justicia siempre podrá esperar de mi Gobierno respeto y protección de su independencia”.

La Fiscalía formuló ayer una acusación contra Uribe “como presunto determinador de los delitos de soborno a testigos en actuación penal y fraude procesal”, en un caso que comenzó en 2012 con una querella contra el senador de izquierdas Iván Cepeda.

Con la acusación y llamado a juicio, Uribe, presidente de Colombia entre 2002 y 2010, será el primer exmandatario que se sienta en el banquillo de los acusados ante la Justicia común, en una fecha aún por determinar.

La demanda de Uribe contra Cepeda, senador del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA) que hoy hace parte de la coalición oficialista Pacto Histórico, pretendía demostrar una supuesta manipulación de testigos en una denuncia que éste preparaba hace 14 años en el Congreso contra el expresidente por supuestos vínculos con el paramilitarismo. Le puede interesar: Iván Cepeda reacciona ante la decisión de Fiscalía de llamar a juicio a Uribe

Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia decidió no abrir investigación contra Cepeda y, en cambio, le inició un proceso a Uribe por manipulación de testigos por supuestos pagos y ofrecimientos a dos presos para que testificaran en contra del senador de izquierdas.

Uribe renunció en agosto de 2020 a su escaño de senador para dejar de estar aforado y que su caso pasara a la Justicia ordinaria y entonces la Fiscalía, liderada en la época por Francisco Barbosa, amigo del entonces presidente uribista Iván Duque (2018-2022), decidió que no había pruebas para perseguirlo judicialmente. Le recomendamos: El respaldo de Iván Duque a Álvaro Uribe Vélez: “saldrá adelante”

La acusación contra Uribe se produce dos semanas después de que la nueva fiscal general, Luz Adriana Camargo, asumiera el cargo, lo que permitió destrabar el proceso contra el expresidente.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News