Colombia


Colombia está entre los países con mayor población desnutrida

Esto según el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

EFE

06 de julio de 2022 05:45 PM

Un nuevo informe del estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo durante 2021 realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), muestra que la situación de hambre a nivel mundial es preocupante y Colombia aparece entre los países con mayor número de personas desnutridas.

Según la publicación insignia de la FAO, los datos presentados deberían disipar cualquier duda de que el mundo está retrocediendo en sus esfuerzos por acabar con el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición en todas sus formas.

El informe muestra que las cifras de desnutrición siguen disparidades en regiones como África, Asia y América Latina.

Según el análisis, Colombia está entre los 63 países que tienen el mayor número de personas desnutridas. En la lista también aparecen países de la región como Bolivia, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, México y Venezuela.

En efecto, la publicación recoge que entre el año 2019 y 2021 en Colombia la población destruida era de 4,2 millones de personas, una prevalencia del 8,2 % de la población total.

En cuanto a los menores de cinco años, los datos del informe muestran que en Colombia la prevalencia de retraso en el crecimiento en niños es del 11,5 %, con corte a 2020.

Otros datos del informe muestran que para 2021 el 26,5 % de la población colombiana no podían permitirse una dieta saludable, esto es 13,5 millones de personas, un aumento de 1 millón de personas más que en el año 2019.

La FAO reconoce que a nivel mundial hay esfuerzos en la lucha contra el hambre, pero están demostrando ser insuficientes frente a un contexto más desafiante e incierto.

“La intensificación de los principales impulsores de las tendencias recientes de inseguridad alimentaria y malnutrición (es decir, conflictos, extremos climáticos y crisis económicas), combinada con el alto costo de los alimentos nutritivos y las crecientes desigualdades, seguirán desafiando la seguridad alimentaria y la nutrición. Este será el caso hasta que los sistemas agroalimentarios se transformen, se vuelvan más resilientes y proporcionen alimentos nutritivos a menor costo y dietas saludables asequibles para todos, de manera sostenible e inclusiva”, dice el informe.

(Le recomendamos leer nuestro Especial de Desnutrición Infantil)

PANORAMA MUNDIAL

El informe revela que en 2021, el hambre afectó a 278 millones de personas en África, 425 millones en Asia y 56,5 millones en América Latina y el Caribe, lo que representa el 20,2 %, 9,1 % y 8,6 % de la población, respectivamente.

Después de aumentar de 2019 a 2020 en la mayor parte de África, Asia y América Latina y el Caribe, el hambre siguió aumentando en la mayoría de las subregiones en 2021, pero a un paso lento. En comparación con 2019, el mayor incremento se observó en África, tanto en términos de porcentaje como número de personas.

La brecha de género en la inseguridad alimentaria, que había crecido en 2020 bajo la sombra del COVID-19, se amplió aún más en 2021, impulsada en gran medida por las crecientes diferencias en América Latina y el Caribe, así como en Asia.

En 2021, la brecha alcanzó 4,3 puntos porcentuales, con el 31,9 % de mujeres en el mundo moderada o severamente con alimentación insegura en comparación con el 27,6 % de los hombres.

Según Julio Berdegué, representante regional de la FAO, América Latina ha perdido 20 años de lucha contra el hambre.

“La región ha perdido 20 años de lucha contra el hambre. Es un agravamiento de una condición que ya era desastrosa, lo que nos indica que la recuperación pospandemia no ha llegado a los hogares”, señaló el alto funcionario de la FAO.

Según la FAO, durante el 2021 cerca de 828 millones de personas sufrió hambre.

LOS EFECTOS DE LA GUERRA DE UCRANIA

A esta crisis se sumarán los impactos de la invasión rusa a Ucrania. El reporte sugiere que el número de personas desnutridas en 2022 podría aumentar en el mundo entre 7,6 millones de personas y 13,1 millones de personas.

Para América Latina y el Caribe, al 2022, esto significaría un aumento de entre 350.000 y 640.000 personas, dependiendo de la gravedad y del futuro del conflicto.

La guerra, detalló Berdegué, está privando al planeta de los alimentos de dos grandes productores, Ucrania y Rusia, que producen maíz, trigo y determinados aceites y fertilizantes, lo que “impacta enormemente subiendo los precios de los alimentos”.

“Esto significa que el hambre y la seguridad alimentaria, en sus distintos grados, ya no son un problema de regiones rurales aisladas o de villas miseria. Ahora el hambre avanza hacia las ciudades y hacia las capas medias” concluyó.

  NOTICIAS RECOMENDADAS