Colombia


Top 6: Las peores cárceles de Colombia

EL UNIVERSAL

17 de febrero de 2017 03:46 PM

Estar en la cárcel debe ser difícil. No solo por el tiempo que debes pasar privado de tu libertad, sin ver a tu familia y amigos o salir a la calle, sino además por la precaria situación que tienes que soportar dentro de algunos centros penitenciarios.

Aproximadamente en Colombia hay 137 prisiones, de las cuales más del 50% no tienen servicios médicos, el hacinamiento es incalculable y la infraestructura está que se viene al suelo. (Lea aquí:A seis meses de la declaratoria de emergencia carcelaria, la ONU pide acciones)

Pero...¿ Cuáles son los centros penitenciarios que están en peores condiciones?, aquí te los mostramos: 

1. Cárcel de Riohacha

Esta prisión ubicada en el departamento de la Guajira, solo tiene capacidad para 100 reclusos, sin embargo, actualmente tiene un hacinamiento del 500%, en pocas palabras, no le cabe ni un preso más y los que están viven en condiciones inhumanas. En cada celda los internos deben dormir en hamacas, en el piso y en dos baldosas x 180 cm. 

Por eso, el pasado 13 de febrero, el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, radicó ante la Corte Constitucional una solicitud para el cierre inmediato de esta cárcel, que además de tener hacinamiento, no tiene el personal de guardia necesario, no cuenta con servicios de salud y la infraestructura es obsoleta. Fue construida en el año 1979, por lo que tiene graves problemas en sus redes eléctrica y sanitarias.

"La Defensoría del Pueblo está en la capacidad de afirmar sin duda alguna que en el centro de reclusión de Riohacha convergen todas las problemáticas posibles en el contexto penitenciario, dado el alto grado de indignidad en que se encuentran los internos. Aquí no cabe un alfiler más. Es la cárcel más hacinada del país", expresó Carlos Alfonso Negret. 

2. Cárcel de Valledupar

La Cárcel de Máxima y Mediana Seguridad de Valledupar, llamada "La Tramacúa", en los 15 años que tiene de estar abierta, en distintas ocasiones ha estado a punto de cerrarse, debido a la falta de agua y problemas con el sistema hídrico que viene desde su construcción.

Aquí los más de 1.000 reos deben casi que pelear para recoger en envases plásticos el agua, para bañarse, lavar su ropa y platos durante los 30 minutos al día en que los grifos están abiertos y solo en el patio principal.

Pero este no es el único problema que viven los internos de esta prisión. En meses pasados algunos presos en forma de protesta se cosieron la boca, reclamando que no cuentan con agua potable, ni asistencia médica y que no reciben un buen trato por parte de los guardias.

3. Cárcel de Bellavista

La cárcel Bellavista, en Medellín, es considerada la más grande del país y para muchos como la peor. La prisión 'del terror' la llaman. 

A este centro penitenciario la Defensoría del Pueblo también ordenó el cierre inmediato, debido a los graves problemas de infraestructura, está a punto de colisionar, tiene problemas graves de humedad, corrosión, fallas en el concreto y en el acero. Cosas que ponen en riesgo la vida de cualquier recluso.

Otro de sus problemas, es el hacinamiento de 283% que mantiene. Algunos reclusos tienen que dormir de pie, en los baños y los más intrépidos, hasta en las rejas. Inclusive en algunos patios como el 2, 4 y 8 tienen que tomar turnos para descansar,  el llamado “pico y placa”. 

Esta prisión fue diseñada para 1.700 internos, actualmente hay más de 4.600.

Otros reclusorios que necesitan una intervención urgente: 

4. Cárcel Las Mercedes. En este centro penitenciario de Montería los presos tienen graves problemas de atención en salud. Hay varios enfermos de SIDA y de cáncer que no han recibido el tratamiento necesario. Además la prisión tiene problemas sanitarios, debido al mal estado en que se encuentran la tuberías. ( Lea aquí: Tribunal ordenó medidas para superar crisis en cárcel de Montería)

5. Cárcel de Leticia. Debido al lugar y al clima del Amazonas, la humedad es incontrolable. Las paredes se afectan, se filtra el agua y los internos se enferman con mayor facilidad. 

6. Cárcel de Santa Marta. Esta prisión tiene un gran porcentaje de hacinamiento. Esta tiene capacidad para recibir a 300 personas y en estos momentos se encuentran recluidas 1.600. El Instituto Penitenciario y Carcelario, Inpec, en algún momento tomó la decisión de no recibir más internos en la cárcel debido a la situación precaria que vivían los internos. 

Finalmente, las condiciones que viven miles de presos en los distintos centros penitenciarios del país llegan a ser indignas e infrahumanas. Por eso el Defensor del Pueblo manifestó que se deben tomar medidas necesarias para brindarles una mejor calidad de vida a estas personas.