Construcción


5 tareas preventivas en el hogar: cuidar su casa es proteger su inversión

Para conservar su vivienda en buenas condiciones y evitar daños ocasionados por falta de atención o mantenimiento, le aconsejamos seguir estas recomendaciones.

MANUEL FERNANDO HERRERA FIGUEROA

24 de marzo de 2021 12:00 AM

Más allá de convertirse en un esclavo de la limpieza y de las reparaciones en su hogar, lo que se recomienda para hacer de este un lugar seguro y que se logre mantener en buen estado con el paso de los años, es realizar cada cierto tiempo una serie de tareas preventivas que le permitan asegurarse de que todo está funcionando de manera adecuada.

Ya sea una revisión periódica de las conexiones eléctricas, o un chequeo de techos, pisos y paredes en busca de filtraciones, goteras o problemas de humedad, cada una de estas acciones le permitirán dormir tranquilo y evitarse arreglos costosos en el futuro.

1. La revisión obligatoria

Si bien cada uno de los elementos que componen su vivienda requieren de cierto grado de cuidado y, por supuesto, de un adecuado uso y mantenimiento, su operador de gas natural le exige una revisión preventiva obligatoria que se realiza cada 5 años y cuya finalidad es garantizar, no solo la correcta prestación del servicio, sino también asegurarse de que no hayan fugas ni problemas de instalación que pongan en peligro a su familia.

Si acaba de adquirir una vivienda nueva en el mercado de inmuebles usados, no olvide preguntarle a su dueño anterior por la última fecha en la que se llevó a cabo la revisión preventiva obligatoria y póngase en contacto con el operador de gas natural para confirmarla.

2. Evite un corto circuito

Zapatero a tus zapatos, dice un viejo adagio popular, y en el caso de las redes eléctricas de su casa es mejor recurrir siempre a un electricista certificado que le garantice que estas se encuentran operando de manera correcta, sin presentar ningún tipo de corto circuito que le genere mayores costos en su recibo mensual o que lo deje expuesto a un accidente de mayores proporciones.

Seguridad y ahorro son las palabras claves cuando nos referimos al sistema eléctrico del hogar, no olvide ponerlas en práctica y esté siempre atento de su contador de vatios para evitar sorpresas o posibles daños en sus electrodomésticos, los cuales pueden terminar muchas veces en conflagraciones. (Lea también: ¿Facturas costosas? Consejos para reducir el pago de energía).

3. Ojo atento a la humedad

Tanto techos como paredes y, en general, toda la estructura de su vivienda está expuesta a las fuerzas de la naturaleza, al tiempo que dependen de unos adecuados procesos durante la construcción de la misma que no siempre se hacen con el nivel de calidad adecuado.

Las molestas filtraciones de humedad, ya sea que provengan del exterior o por algún problema interno, pueden y deben prevenirse antes de que desencadenen problemas que se pueden salir de nuestro control. A la mínima señal de filtración es necesario iniciar el proceso de impermeabilización de la zona afectada para evitar que se extienda por otros sectores de la casa, generando manchas antiestéticas y afectaciones a la salud. (También le puede interesa: Humedad, una enemiga que no es invencible).

4. No desperdicie ni una gota de agua

Asegurarse del correcto funcionamiento de sanitarios, lavamanos, lavaplatos, zona de lavado, entre otras zonas húmedas del hogar es fundamental para prevenir acumulaciones nocivas de agua o cualquier tipo de bloqueo en las tuberías.

Revise periódicamente los sifones de su casa para confirmar que el agua circula fácilmente y cerciórese de que la presión del preciado líquido llega correctamente a todos sus grifos y cisternas.

5. Al menos una vez al mes

A los espacios exteriores del hogar, como jardines, patios, terrazas o balcones, también se les debe hacer su respectivo mantenimiento para prevenir que temas como la maleza, la grasa de los asados, los juguetes de sus hijos o las herramientas de trabajo casero, entre otros, se salgan de control y terminen originando problemas fácilmente evitables con un poco de trabajo ocasional.

Es importante asegurarse de que estas áreas no vayan a generar inconvenientes con sus vecinos, por lo que no debe olvidar cuidar aquellos elementos que puedan, por falta de atención, cruzar los límites de su hogar e invadir terrenos circundantes.

Como lo puede ver, no necesita ser esclavo de su inmueble. Un poco de trabajo de vez en cuando, así como mucho cuidado en el uso de cada uno de los elementos que componen su vivienda son algunas de las claves para conservar su hogar de la mejor manera durante mucho tiempo. No olvide recurrir a profesionales experimentados para atender aquellos asuntos que se escapan de su control y que son ajenos a sus habilidades. Con la seguridad de su casa y de su familia no se juega.

  NOTICIAS RECOMENDADAS