Señales para identificar un trastorno alimenticio

¿Comes de manera compulsiva? o ¿piensas cosas como “estoy demasiado gordo o gorda”? Sálvate de un trastorno que puede ser mortal.

MÓNICA MEZA ALTAMAR

24 de noviembre de 2021 12:00 AM

Como “una distorsión de la autoimagen corporal, un gran temor a subir de peso que lleva a una alteración en el patrón de la alimentación, bien sea disminuyendo los aportes de comida con dietas restrictivas o con medidas que contrarresten los efectos sobre el peso y aumentar así las pérdidas”, define el Ministerio de Salud y Protección Social a los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA).

Aunque cualquiera puede desarrollar estas graves afectaciones de salud mental, el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) precisa que son más comunes en mujeres y aparecen con frecuencia durante la adolescencia, ya que en esta etapa de desarrollo se construyen la identidad y la autoestima. Le puede interesar: Los trastornos alimenticios más comunes.

El NIH recalca que los trastornos alimenticios “no son un estilo de vida”, por el contrario, afectan la capacidad del cuerpo para obtener una nutrición adecuada y esto provoca problemas de salud como enfermedades cardíacas y renales, o incluso la muerte.

Atracones de comida, bulimia nerviosa y anorexia nerviosa son los trastornos alimenticios más comunes. Conoce de qué se trata cada uno y pide ayuda a un familiar o profesional de la salud si te sientes identificado con las señales de alerta.

Atracones de comida: ocurren cuando se come de manera impulsiva, incluso estando llenos. Sentirse incómodo es lo único que frena. Los sentimientos de culpa, vergüenza y angustia suelen aparecer después del atracón, que con frecuencia causa aumento de peso y obesidad.

Bulimia nerviosa: quienes la padecen caen en atracones, pero luego se purgan o inducen el vómito. Con el propósito de vaciar el estómago, toman laxantes y se someten a extenuantes jornadas de ejercicio o de ayuno. Pueden tener poco peso, peso normal o sobrepeso.

Anorexia nerviosa: se caracteriza porque se evitan al máximo los alimentos o se ingieren solo algunos en cantidades muy pequeñas. Su autoimagen corporal está tan distorsionada que pueden verse con sobrepeso en el espejo cuando en la realidad están extremamente delgadas.

Los TCA provocan problemas de salud como enfermedades cardíacas y renales, o incluso la muerte.

Atento a las señales

Las señales y síntomas varían dependiendo del trastorno alimenticio.

¿Has tenido episodios de ingesta compulsiva de alimentos?, ¿comes muy rápido y en cantidad excesiva, incluso cuando estás lleno o no tienes hambre? o ¿has llegado a sentirte avergonzado o culpable por tu alimentación? Si ante estas preguntas tienes respuestas positivas, podrías estar sufriendo de atracones.

Y si además de estas señales has empezado a hacer actividad física más de 3 o 4 horas al día, te has provocado vómitos o has consumido laxantes o diuréticos después de comer, porque sientes culpa y remordimiento, y a como dé lugar quieres acelerar el tránsito de los alimentos por tu organismo, podrías padecer bulimia nerviosa.

El NIH indica que “con el tiempo, la bulimia nerviosa causa problemas de salud como inflamación y dolor de garganta crónico, glándulas salivales inflamadas en el área del cuello y la mandíbula, esmalte dental desgastado y dientes cada vez más sensibles y con caries (causado por la exposición al ácido del estómago cada vez que vomita), Erge (enfermedad por reflujo gastroesofágico) y otros problemas gastrointestinales; deshidratación severa por la purga y desequilibrio electrolítico, por niveles demasiado bajos o demasiado altos de sodio, calcio, potasio y otros minerales, lo que puede provocar un derrame cerebral o un ataque al corazón”.

Mentir sobre la ingesta de alimentos, por ejemplo, decir que ya comiste cuando no lo hiciste; sentir la necesidad compulsiva de contar la cantidad de calorías que contiene cada alimento que consumes, pesarte todos los días porque te aterra subir de peso, o pensar cosas como “parezco una vaca” o “estoy demasiado gordo o gorda”, cuando te han dicho que estás muy delgado o delgada, son otras señales de alerta. Puede leer: Los trastornos alimenticios pueden atacar a cualquier edad.

Significa que tu imagen corporal está distorsionada, como sucede en los casos de anorexia nerviosa, y con el tiempo, esta “causa problemas de salud como baja densidad ósea (osteopenia u osteoporosis), anemia leve, pérdida muscular y debilidad, cabello y uñas finas y quebradizas, piel seca, manchada o amarillenta, crecimiento de vello fino en todo el cuerpo, estreñimiento severo, presión arterial baja, respiración y pulso lento y sensación de frío todo el tiempo debido a una baja en la temperatura interna del cuerpo”, asegura el NIH.

Así mismo, sentirse débil o mareado y cansado todo el tiempo, infertilidad, daño a la estructura y función del corazón, daño cerebral y falla multiorgánica.

El NIH advierte: “La anorexia nerviosa es el menos común de los tres trastornos alimenticios, pero a menudo es el más grave. Tiene la tasa de mortalidad más alta de cualquier trastorno mental”. Algunas personas con este trastorno mueren de complicaciones por inanición, otras por suicidio, así que jamás pases por alto una señal de baja autoestima relacionada con la percepción de tu imagen corporal.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.