Política


En riesgo la continuidad de César Pion como concejal de Cartagena

El permiso que se le dio para trabajar mientras se dirime su proceso ante la justicia será revisado en los próximos días. La Fiscalía espera que sea revocado.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

08 de agosto de 2022 03:08 PM

El pasado 4 de marzo, muchos se preguntaron por qué César Pion estaba en la plenaria del Concejo como si nada hubiese pasado. La inquietud se relacionó con la condena proferida contra el cabildante por prevaricato por acción, quien se encuentra en detención domiciliaria.

(Lea: Así se vivió en Cartagena la posesión presidencial de Gustavo Petro)

La sentencia, fallada por el Tribunal Superior de Cartagena al integrante del partido de La U, consta de 48 meses de detención domiciliaria desde 31 de enero junto al exconcejal Américo Mendoza. Las condenas tienen que ver con un proceso por hechos que se remontan a mayo de 2014, cuando la Fiscalía General de la Nación acusó a Pion y a Mendoza de suscribir las resoluciones 074 a 108 del 8 de marzo de 2012, en las cuales se reconoció el reajuste de honorarios y ordenó pagar, a favor de concejales y exconcejales, una suma total de alrededor de $7.609 millones sin existir disponibilidad presupuestal. Lea aquí: César Pion, otro concejal de Cartagena a casa por cárcel

Su regreso al Concejo, un mes después de ser condenado, fue legal tras la solicitud de Enrique del Río, su abogado defensor, quien presentó un recurso de impugnación especial contra la sentencia condenatoria del Tribunal Superior de Cartagena. Así mismo, porque solicitó un permiso para salir de su residencia.

Hay que recordar que, en torno a este proceso, Pion fue absuelto en primera instancia por el Juzgado Quinto Penal del Circuito de Cartagena. La Fiscalía apeló y el 31 de enero pasado el Tribunal Superior de Cartagena revocó la decisión absolutoria, condenando a Pion y a Américo.

Desde entonces Pion cumple la medida de prisión domiciliaria. Sin embargo, su defensa interpuso un recurso de impugnación especial ante la Corte Suprema de Justicia, buscando tumbar la sentencia del tribunal. Como Pion fue condenado por primera vez (en la decisión del tribunal), su defensa alega que tiene derecho a otra instancia y que por ello hasta ahora la sentencia no es definitiva (no está ejecutoriada), por lo que sigue habiendo una presunción de inocencia a favor del concejal.

“Como quiera que en primera instancia fue absuelto y en segunda instancia fue condenado por primera vez, contra esa decisión de primera condena se interpuso y sustentó recurso de impugnación especial, el cual deberá resolver la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia”, explicó Del Río.

Así mismo, explicó: “Lo anterior implica que la condena, muy a pesar de estar ejecutándose, en cuanto a la privación de la libertad, no se encuentra en firme, es decir, no es definitiva y puede ser revocada, lo que implica que el concejal César Pión siga gozando de la garantía constitucional de presunción de inocencia, la cual presupone que sea considerado y tratado como inocente. Por ello, los derechos a ejercer cargos públicos y de elección democrática siguen plenamente vigentes”.

Por consiguiente, el abogado solicitó que a Pion se le concediera un permiso para trabajar para que siga asistiendo a las sesiones del Concejo. Dicho permiso para trabajar fue concedido el 3 de marzo por el juez Quinto Penal del Circuito de Cartagena.

“Como quiera que la decisión del tribunal fue condenar a prisión domiciliaria, dicha situación comporta el derecho de trabajar para efectos de solventar la manutención personal y familiar. El trabajo es un derecho fundamental que se les garantiza a los condenados, incluso en prisión intramural y, por ende, con mucha más razón a quienes se encuentran en prisión domiciliaria”, justificó Del Río.

Es decir, que aunque Pion sigue cobijado por la medida de prisión domiciliaria, tiene permiso para asistir a las sesiones del Concejo y cumplir con sus labores como cabildante de Cartagena, teniendo en cuenta además que la condena no es definitiva.

El permiso, en riesgo

La Sala Penal del Tribunal de Cartagena tuteló el derecho al debido proceso presentado por Álvaro Luis Lora Herrera, fiscal seccional 60, en contra del Juez 5 Penal del Circuito de Cartagena, quien concedió el permiso de trabajo.

Por ende, el Tribunal ordenó que se surta el recurso de apelación contra la resolución que le dio el “permiso para trabajar” al concejal César Pión. En los próximos días, la Sala Penal determinará si Pión puede “trabajar” en la corporación donde precisamente habría cometido el delito de prevaricato por acción, pues esto sería un posible obstáculo a la administración de justicia, según la Fiscalía.

Si la presente decisión no es motivo de impugnación debe remitirse de inmediato a la Corte Constitucional para su eventual revisión.

  NOTICIAS RECOMENDADAS