Política


“La educación es el único motor de desarrollo social”: Paloma Valencia

La senadora del Centro Democrático y precandidata presidencial socializó su propuesta, donde la educación contextual, el agro y la seguridad son sus bases.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

19 de octubre de 2021 12:00 AM

Paloma Valencia es una las voces más resonantes dentro del uribismo. Desde el Congreso ha sido una de las abanderadas en promocionar los proyectos políticos del Centro Democrático, hecho que muchas veces la ha involucrado en controversias y discusiones con opositores a su partido o al presidente Iván Duque.

(Lea: Momento crucial para saber quién es quién por la Presidencia de Colombia)

Actualmente quiere ir más allá de lo que ha aportado desde la política, siendo senadora desde 2014, así que en diálogo con El Universal presentó su propuesta de país con la que quiere llegar a la Casa de Nariño en los comicios presidenciales del 2022.

Distanciándose de polémicas y discursos polarizados, maneja como tesis “el pragmatismo antes que ideologías de odio. Colombia tiene unos problemas muy serios que ameritan soluciones concretas. Situaciones que le duelen a los colombianos como el desempleo, la débil productividad agraria, la dificultad para emprender, la pobreza y el problemático acceso a una educación de calidad”, expuso Valencia.

Para la precandidata, la principal urgencia multidimensional, en sus términos, es la reconstrucción de la sociedad bajo márgenes de confianza, sin odios ideológicos y polarizaciones, fomentando las soluciones estructurales y poder alcanzar el gran escalón de reformar a las instituciones, acabando con la corrupción, el clientelismo y el cruce de favores entre poderosos.

Si la política no es para mejorar la calidad de vida de aquellos colombianos con necesidades básicas insatisfechas, entonces no sirve para nada”.

Paloma Valencia Laserna.

“Creo que Colombia tiene una crisis muy grande de desempleo, pobreza y pesimismo, resultante de la pandemia, los bloqueos y la amenaza de que el populismo se tome el poder. Por eso es necesario, no solo ganar las elecciones, sino retomar un rumbo que nos aleje del precipicio populista”, señaló. ¿De qué manera?

(Le puede interesar: ¿A qué viene Gustavo Petro a Cartagena?)

Libre emprendimiento

En el diálogo, uno de los temas que surgieron fue el imaginario colectivo de que el Centro Democrático es un partido afín a los oligopolios, terratenientes y grandes industriales; algo falaz para Paloma Valencia, quien endilgó la creación de esa desinformación a los discursos populistas que necesitan de otredades para resurgir, a falta de propuestas, según expuso.

“Defendemos el sistema de libre mercado, pero hay que reconocer que en Colombia hay grandes barreras de acceso a una gran parte de la población. El 65% está en la economía informal, no se sabe a qué se dedican, cuánto ganan, cómo invierten, y cuáles son sus competencias y potencialidades. Quedando por fuera del alcance estatal y de sus beneficios”, develó Valencia con relación a la necesidad de crear condiciones para que las mipymes salgan adelante y entren a la formalidad.

Por ende, dentro de sus propuestas económicas está la inscripción gratuita en la Cámara de Comercio de nuevos negocios, respaldando el emprendimiento; y que los requisitos se relacionen a su crecimiento exponencial y al tamaño del negocio. “Es un tema que conozco, ya que me involucré, en su momento, en políticas de fomento artesanal y emprendedor”, señaló.

“Hay que desregularizar el mercado para que haya crédito para todo el mundo. Acabar con el oligopolio en la banca que dificulta el acceso a la economía formal y a la competencia justa. Afianzar todo tipo de herramientas para fomentar la empresa, a través de fondos de capital privado, cooperativas, etcétera.”, propuso Valencia.

“Por el lado de la competencia, debemos neutralizar los abusos de posiciones monopólicas. Cuidar a los negocios pequeños y no dejar que los saquen con trampas de competencia injusta”, indicó, afirmando, en sus términos, que la política con un trabajo social desde las capas bajas de la sociedad no está inscrito a ninguna ideología, sino a la voluntad ejecutiva.

2014
es la fecha desde que es senadora de la República por el Centro Democrático.
Educación

Según Paloma Valencia, los modelos educativos tienen que ser congruentes con los contextos colindantes. No es conveniente un plan de estudio construido desde Bogotá para impactar formativamente a niños como agentes de desarrollo social e individuos productivos en Cartagena.

La educación, bajo la propuesta de Valencia, debe impartir en los estudiantes el conocimiento integral de las actividades socioeconómicas de sus territorios, las empresas e industrias presentes, y los productos que se cultivan, cosechan y explotan. Además, entender las dinámicas del turismo, el emprendimiento, las finanzas, los modelos de negocio y saber de contabilidad. “Así se cultiva el espíritu emprendedor”, expuso.

“Un negocio sale adelante si está amarrado al sistema productivo que lo pueda arrastrar”, acotó, resaltando el rol fundamental de la investigación para evolucionar y diversificar los productos, llevarlos más allá. “¿Por qué solo empacar arroz en bolsas, si en El Espinal, Tolima, se pueden hacer también galletas, tallarines, harinas, cereales para bebés, y fomentar la agro industria”.

“Necesitamos alinear a los niños y jóvenes a que sientan orgullo y conozcan los sistemas productivos de sus territorios. La educación determina vidas y los esfuerzos para conseguir proyectos de vida. Es un motor de desarrollo social”, expresó Valencia.

La seguridad, como un potrero

“Me gusta pensar la seguridad como un potrero donde pastan todos los derechos consagrados en una sociedad. Sin seguridad todo lo demás no importa, se adelgazan todos los demás derechos”, precisó Valencia.

La precandidata considera que con miedo a salir a la calle o de asistir a una escuela nadie tendrá calidad de vida ni la educación que permitan salir adelante.

“En lo rural, mano firme con el narcotráfico y corazón grande para rescatar al campesinado secuestrado por la inseguridad; en lo urbano, estrategias efectivas y mayor pie de fuerza cívico - policial contra el microtráfico y otros delitos”, expuso la senadora, quien asegura que todo este proceso necesita de una relación de confianza entre la ciudadanía y la Fuerza Pública, constantemente debilitada por los discursos de odios y la polarización.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS